decidió la final de la supercopa de europa

Pedro se marcha con gloria y con un directo a la mandíbula del director deportivo

Robert Fernández dijo tras el partido que Pedro pidió al club su venta y éste negó esas hipotéticas palabras. "Sus declaraciones han sido muy desafortunadas", disparó el atacante canario

Foto: Pedro, con el trofeo de campeón de la Supercopa de Europa (EFE)
Pedro, con el trofeo de campeón de la Supercopa de Europa (EFE)

El nuevo director deportivo lo desveló instantes antes de la gran final. Fueron sus palabras, que más tarde fueron negadas por el protagonista. “Pedro me ha dicho que se quiere ir del Barcelona”, disparó Robert Fernández ante el micrófono de TV3. Y por ese incierto futuro no jugó de inicio. De no haberse torcido la final de manera inesperada para el equipo de Luis Enrique, no habría disputado ni un solo minuto. Pero el Barcelona se dejó empatar ante la sorpresa general y tuvo que ser el canario el que se colara en la fiesta para convertirse en el rey absoluto de la misma. Un canario que se despedirá más tarde o más pronto, y que lo hace lanzando un directo a la mandíbula del lenguaraz Robert.

Enfadado al enterarse de las declaraciones de Robert, el jugador devolvió el golpe en cuanto el mismo micrófono estuvo a su alcance. “No es que me quiera ir, es una simple cuestión de continuidad, tener minutos… Y ya son varios años sin conseguirlo”, manifestó el futbolista, que tardó lo justo en responder al nuevo ejecutivo azulgrana. “Ha tenido unas palabras muy desafortunadas teniendo en cuenta que he cruzado dos frases con él”, subrayó. “Gente así no debería hablar. Él tendrá sus razones”, añadió. Con mal pie empieza el nuevo responsable técnico a ojos de un vestuario muy unido a Pedro, uno de los más queridos por el grupo y la grada del Camp Nou.

El delantero canario decidió hace tiempo que la pasada sería su última temporada como jugador del Barcelona. Semanas atrás el club anunció la mejora y ampliación de su contrato, pero lo cierto es que se trataba del primer paso para allanar el camino. Un camino que le llevará lejos de la Ciudad Condal. “Es cierto que hemos bajado la cantidad -a 30 millones de euros- estipulada en la cláusula de rescisión y hay ofertas”, desveló el protagonista, para dejar claro que su mente está en otra parte. El pasado ejercicio vivió a la sombra de un tridente espectacular y no está dispuesto a continuar en la misma situación.

Desde hace días el Manchester United se presenta como el destino de Pedro. El jugador ya dio el visto bueno, le seduce jugar en la Premier League. Todo con tal de recuperar el protagonismo que tuvo y que con la llegada de estrellas como Neymar y Luis Suárez fue perdiendo. A pesar de que su rendimiento siempre estuvo fuera de toda duda, como se pudo apreciar en Tbilisi. Pero en esta situación, su presencia en la próxima Eurocopa de Francia está en peligro. En otra parte será primer espada, cosa que es imposible en este Barcelona dominado por un trío atacante superior.

Messi abraza a Pedro tras el gol del triunfo (Reuters)
Messi abraza a Pedro tras el gol del triunfo (Reuters)

Mónaco en el recuerdo

Abandonará el club un futbolista que deja un buen número de importantes goles para la historia del club. Hace seis años sucedió lo mismo en una final similar, esta vez celebrada en Mónaco ante el Shakhtar Donetsk. Entonces apareció en la recta final de la prórroga para dar el título al Barcelona. Un futbolista con etiqueta de revulsivo pero que se ha cansado de serlo porque su objetivo es ser actor principal y no secundario, que es lo que le brinda Luis Enrique en este equipo.

Por mucho que el club quiera seguir contando con sus servicios, no hay vuelta atrás. Pedro seguirá su carrera en otro lado. Ya no hay camino de retorno porque como subrayó en Mega, su situación “es difícil. Estoy contento por el gol y por el título; si me voy, lo haré con la cabeza bien alta por haber formado parte de uno de los mejores 'barsas' de la historia. En fin, no sé si seguiré más días aquí”.

Luis Enrique no quiso entrar a valorar un día más la cuestión, pero sabe que la decisión de Pedro es firme y definitiva. En el Joan Gamper, día en que posiblemente fuera el de su despedida del Camp Nou, no formó parte del once inicial, algo que le incomodó. El entrenador asturiano no tenía pensado tirar de él en Tbilisi, pero las circunstancias le obligaron a ello. Y el delantero, cargado de rabia como se pudo viendo su celebración tras el gol definitivo, no falló como casi siempre sucedió.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios