el chino fue presentado como jugador del rayo

El eterno sueño de Dudú que ni Paco Jémez convertirá en una pesadilla

El sueño de Zhang Chengdong, el futbolista fichado por el Rayo Vallecano y que tanto ha enfadado a Paco Jémez, siempre fue jugar en España. Aunque fuera ganando seis veces menos que en China

Foto: Zhang Chengdong, durante su presentación como jugador del Rayo (EFE)
Zhang Chengdong, durante su presentación como jugador del Rayo (EFE)

Sin comerlo ni beberlo, ha pasado a tener un protagonismo que nunca buscó. Su fichaje por el Rayo Vallecano ha provocado un terremoto interno de importantes proporciones. Un más que enfadado Paco Jémez reconocía en la Cadena Ser que su contratación le había sentado "como un tiro”, saliendo Felipe Miñambres (director deportivo) al paso diciendo que el entrenador sabía de sobra que un futbolista chino aterrizaría en Vallecas esta temporada por imposición del principal patrocinador. Zhang Chengdong ha pasado a convertirse en el foco del conflicto, pero nadie le va a quitar de la cabeza el sueño español que ha sido el motor de su vida desde hace años. Su meta en la vida era jugar en la Liga y ni siquiera su encendido entrenador se va a interponer en su camino. Su debut con la franjirroja tuvo lugar este pasado miércoles en Leganés, dando el primer paso de un camino que piensa recorrer hasta el final.

“Soy el primer jugador chino en llegar a España y LaLiga para mi es un sueño. Estoy muy contento de llegar al Rayo. Quiero aprender, jugar y ayudar al equipo. Lo más importante para mí es trabajar. Quiero aportar goles, asistencias y en defensa”, dijo el jugador en su presentación oficial, que tuvo lugar este viernes. “Estamos muy contentos de la llegada de Zhang. Es un jugador que le conocemos de hace bastantes años, de cuando jugó en Portugal. Puede jugar en diferentes demarcaciones y estamos seguros que nos va a ayudar, va a aportar y le vamos a sacar rendimiento”, apuntó Felipe Miñambres, Director Deportivo y valedor de esta contratación.

Dudú, como se le conoce, se marcó un objetivo en la vida y no era otro que jugar en España. El extremo chino siempre consideró que el caviar del fútbol mundial estaba en España. El ahora futbolista del Rayo Vallecano nunca se ha quitado la cabeza la idea de jugar en nuestro país, ni siquiera cuando se vio obligado a regresar a China tras varios años jugando en Europa. En todo momento sintió que en algún momento de su carrera acabaría teniendo una oportunidad en España. Cuando surgió la posibilidad de ponerse a las órdenes de Paco Jémez, no lo dudó ni un instante. Siempre ha creído que es aquí donde su fútbol tendrá más brillo.

Tras tres años en Portugal (Mafra, U.D. Leiria -cedido- y S.C. Beira-Mar -cedido-), emprendió una aventura en el Eintracht Braunschweig (cedido) que no le fue nada bien. El estilo del fútbol alemán (más físico) nunca le agradó y por circunstancias tuvo que jugar en una demarcación más retrasada. Apenas jugó 12 partidos en una temporada para olvidar. Fue entonces cuando su nombre circuló en los despachos de varios directores deportivos españoles, pero ningún club quiso dar el paso. Ninguno acabó de ver claro el fichaje del futbolista enamorado de España. Nadie confió en Dudú...

 
 

Gana menos que en China

El 22 de julio de 2013, consciente de que las puertas del fútbol español estaban cerradas para él, se fue traspasado al Beijing Guoan que ahora entrena Gregorio Manzano. Volvió a casa, pero el anhelado objetivo de jugar en nuestro país no se le quitó de la cabeza. La Superliga China paga unos salarios importantes, pero el dinero nunca fue lo que le movió de un lado a otro. En diferentes lugares dejó dicho que con tal de jugar en España estaría dispuesto a cobrar seis veces menos si hacía falta. Vamos, tener una ficha aseada que le permitiera vivir con cierta comodidad y poco más. Poner ceros en su cuenta bancaria lo tiene a mano en China, pero verse las caras con Cristiano, Messi y compañía valía más que cualquier otra cosa. Aunque fuera a costa de ganar como un 'obrero' del fútbol.

Cuando se puso a las órdenes del entrenador español, puso una condición a los altos ejecutivos del Beijing Guoan. Sólo firmaría el contrato si su nuevo club se comprometía a facilitarle la salida si llegaba una oferta de Europa… y sobre todo de España. Zhang Chengdong no quiere retirarse sin antes haber probado -y disfrutado- la mejor competición futbolística del planeta según él. Por eso, y aunque su situación no es sencilla con un entrenador que no ha aprobado su fichaje, seguro que más ganas que él no pone ningún jugador del Rayo Vallecano. Ganarse a Paco no es sencillo, pero Dudú sabe que no puede desaprovechar la oportunidad anhelada durante tanto tiempo.

Algo debe tener Dudú cuando en 2004 comenzó su formación en el Milán con apenas 15 años. Entonces era considerado como una de las grandes promesas del fútbol chino. Tras un año en Italia, regresó a su país para fichar por el Liaoning Whowin, club con el que hizo su debut profesional en 2006. Con 26 años de edad, le ha llegado la oportunidad de su vida, la que siempre buscó. Gregorio Manzano, su entrenador en el Beijing Guoan, apuesta por él y reconoce que “estaba a un gran nivel conmigo y fue uno de los responsable de nuestra buena temporada -su equipo quedó subcampeón de liga- el año pasado”. “Es un tipo muy trabajador y se puede adaptar a la posición de lateral derecho”, recalca el técnico español, que destaca el “gran eco que ha tenido en China su fichaje por el Rayo, pues se trata del primer futbolista del país que disputará LaLiga”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios