Pep, un culé más en Berlín y el Barça, otra vez judicializado en plena fiesta
  1. Deportes
  2. Fútbol
eliminar a guardiola es toda una garantía

Pep, un culé más en Berlín y el Barça, otra vez judicializado en plena fiesta

Mientras Guardiola se deshizo en elogios hacia 'su' Barça pese a ser su verdugo en la Champions, la celebración para la clasificación de la final de Berlín se vio empañada por el 'caso Neymar'

placeholder Foto: Pep Guardiola, en su regreso al Camp Nou como técnico del Bayern (Efe)
Pep Guardiola, en su regreso al Camp Nou como técnico del Bayern (Efe)

"Quiero que estos grandes jugadores se lleven la quinta Copa Europa", afirmó sin ningún tipo de rubor Pep Guardiola minutos después de que su Bayern cayera eliminado en Múnich ante 'su' Barça y sin conocer aún cuál sería su rival. Parece claro que en Berlín Pep será un culé más, como ya lo fue el día que regresó a su localidad en la grada del Camp Nou junto a su padre, Valentín, y su inseparable Manel Estiarte para ver en directo el encuentro de cuartos de final de la Champions entre el FC Barcelona y el Manchester City. Aunque sus primeras palabras se las dedicó a sus actuales jugadores, "estoy muy orgulloso de ellos y de cómo hemos caído. Un equipo grande tiene que caer así”, dijo, Guardiola no tardó en dar la "enhorabuena al Barça" y pedir a sus ex que "no hagan el pardillo y ganen la final".

Preguntado si como culé y gran aficionado al fútbol le gustaría una final contra el Real Madrid, Pep comentó que “no sé, quiero que la gane de todo corazón", en referencia al equipo que acababa de eliminarle en semifinales, precisamente lo que el año pasado hizo el equipo de Carlo Ancelotti. "Con estos grandes jugadores y con Luis Enrique, que está haciendo un trabajo extraordinario y espero que esté en el club por muchos años. Estoy seguro que competirán con independencia de quién sea el rival en la final”, señaló el catalán, quien puede ser talismán para el Barça, pues los tres equipos que le dejaron a un peldaño de la final de la Champions acabaron levantando la 'orejona'.

Guardiola ha ganado como entrenador dos Ligas de Campeones, ambas al frente del FC Barcelona. La primera en la temporada 2008-09, en la final disputada en Roma contra el Manchester United (2-0), y la segunda en la 2011-12, de nuevo ante el United, pero esta vez en Wembley (3-1). El técnico catalán ha disputado en total seis Champions, cuatro con el Barça y las dos últimas con el Bayern, y, a la espera de lo que suceda en Berlín el próximo 6 de junio, en las tres ocasiones en las que no alcanzó la final fue eliminado curiosamente por el equipo que terminó siendo campeón.

Mourinho, Di Matteo, Ancelotti... ¿y Luis Enrique?

En la temporada 2009-10 lo hizo el Inter dirigido por José Mourinho: 3-1 en Milan y 1-0 en Barcelona, en la famosa noche de los aspersores. El Inter ganó en la final disputada en el Bernabéu al Bayern. En la temporada 2011-12, el Barça de Pep cayó también en semifinales ante el Chelsea de Di Matteo: 1-0 en Londres y 2-2 en el Camp Nou, con un postrero gol de Fernando Torres. Los ingleses ganaron en la final al Bayern, precisamente el equipo con en el que Guardiola ha quedado apeado en semifinales en otras dos ocasiones. El año pasado lo hizo ante el Real Madrid (1-0 y 0-4), que también fue campeón, en la final disputada en Lisboa contra el Atlético.

El consuelo de Pep Guardiola es que en esta ocasión el equipo finalista a su costa es el Barça de Messi, según él, "el mejor jugador de todos los tiempos, aunque yo no vi jugar a Pelé. Estoy muy contento de que haya vuelto y me alegra ser contemporáneo de él. Alemania tendría que comprar los derechos de fútbol de la Liga para ver cada semana a Leo Messi", bromeó, pese a haber quedado eliminado por segundo año consecutivo del gran objetivo del Bayern de Múnich, donde a buen seguro sus excesivos elogios al Barça no serían del todo entendidos.

Y es que Pep no se limitó a elogiar a quien fue su verdugo en el Camp Nou, con dos goles en tres minutos, sino que también destacó la seguridad del Barça en defensa. "Gerard (Piqué) ha vuelto a su mejor nivel, Masche es una garantía, Dani (Alves) también... Los he visto muy delagados y muy rápidos". Para concluir diciendo que "arriba son muy buenos. La única forma de parar a estos jugadores tan buenos es obligarles a ir atrás, que tengan que defenderse. Les tienes que agredir y en el Camp Nou no lo hicimos. El tercer gol del Camp Nou nos mató, el Barça es justo finalista”, argumentó.

Neymar, de sus goles al Bayern... al juzgado

Casualmente, el día que los culés disfrutaban de la clasificación para la final de Berlín, la Justicia volvió a convertirse en protagonista. Así, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata dictó justo ayer la apertura de juicio oral para llevar a juicio al presidente del FC Barcelona, José María Bartomeu, su antecesor, Sandro Rosell y al propio club por los delitos contra la Hacienda Pública y delito societario por el contrato fraudulento de Neymar, precisamente el jugador que más brilló en el Allianz Arena de Múnich al marcar los dos goles de su equipo.

Cabe recordar que el viernes 13 de marzo el juez Pablo Ruz propuso juzgar a Bartomeu, Rosell y al propio Barça por fraude fiscal y que unos días antes la Fiscalía había pedido que el presidente azulgrana fuera juzgado y denegó a Rosell que la causa fuese llevada por un juzgado de Barcelona. Esa fecha coincidió con la semana posterior a que el Barça se metiese en la final de Copa, además de que colocarse líder de la Liga tras ganar al Rayo.

Diez días después, la Fiscalía pidió siete años de cárcel para Rosell y dos para Bartomeu. Además, el ministerio público solicitaba más de 33 millones de euros al club entre multas e indemnizaciones. Y, sí, todo ello se anunció justo un día después del Clásico que el Barça venció por 2-1 ante el Real Madrid. ¿Casual o causal? Esa es la cuestión y lo que tanto mosquea en Barcelona.

Champions League Pep Guardiola Real Madrid FC Barcelona
El redactor recomienda