Bale, harto de que no le pasen el balón, y Casillas, de que le silben: "¡A tomar por culo!"
  1. Deportes
  2. Fútbol
el agente del galés así lo denuncia

Bale, harto de que no le pasen el balón, y Casillas, de que le silben: "¡A tomar por culo!"

Mientras el agente del galés pide que "en el Real Madrid tienen que contar más con Gareth y pasarle más el balón", el guardameta y capitán explotó el pasado sábado contra la grada, harto de sus pitos

placeholder Foto: Iker Casillas, en un partido con el Real Madrid (Efe)
Iker Casillas, en un partido con el Real Madrid (Efe)

Según el agente de Gareth Bale, Jonathan Barnett, el galés está sufriendo en el Real Madrid porque sus compañeros no le pasan el balón."En elReal Madrid tienen que contar máscon Gareth y pasarle más el balón", aseguró. "Denle más el balón y dejen que muestre a todo el mundo lo bueno que es. Va a ser el mejor jugador del Real Madrid", añadió el mencionado Barnett, en unas declaraciones que a buen seguro subscribe Florentino Pérez, el gran valedor de Bale, a quien considera el relevo natural de Cristiano Ronaldo, de ahí el importante desembolso económico quehizo por él hace dos veranos: casi 100 millones de euros pagó por él al Tottenham.

El galés recibió muchascríticas tras sufloja actuación en la derrota del Real Madrid ante la Juveen la ida de las semifinales de la Liga de Campeones (2-1), un rendimiento que no mejoró en el empate de este sábado ante el Valencia. El2-2 del Bernabéudejaal equipo de Ancelottia cuatro puntos del FC Barcelona a falta de seis por disputarse. "Mucha gente se habría derrumbado por esto, pero él no lo ha hecho. Podría haber protestado, o gritado, o haber ido a golpear la puerta del despacho del entrenador, pero no quiere molestar a nadie", sentenció Jonathan Barnett.

Una apología parecida, aunque con matices, es laquehaceunos días hizo en El Confidencial el también galés John Toshack,quien también destacó que el caracter de Gareth no es precisamente de quejarse. "Bale juega justo en el último puesto en el que debería jugar", afirmó el ahora entrenador del WAC Casablanca, equipocon el que está a dos partidos de proclamarse campeón de la liga marroquí. "No entiendo gastarse ese dinero para ponerle en un puesto que no es el suyo. Es mejor lateral izquierdo que Marcelo o Coentrao", añadió el que fuera técnico del Real Madrid y que hizo debutar a Bale con su selección cuando tenía 17 años.

Sin embargo, apesar de las tensiones desveladas por su propioagente, ésteno puso en duda su continuidad de Bale en el Real Madrid, algo con lo que, al menos de momento, sigue contando también Florentino Pérez. "Todos los principales clubes del mundo lo quieren, pero él quiere estar en el Madrid la próxima temporada. No hay manera de que se vaya a ningún sitio en el verano. Cuando dijo que siempre quería jugar en el Real Madrid, era cienpor cienverdad, y sigue decidido a tener éxito aquí", aclaró.

Ya han sido varias las ocasiones en las que desde Inglaterra se ha aseguradoel interés del Manchester Uniteden fichar a Bale por una cantidad que rondaría los 120millones de libras -alrededor de 153 millones de euros-. Ni que decir tiene que el negocio podría ser redondo para el Real Madrid, aunque, al igual que el propio jugador, Florentino Pérez no está hoy por hoy por la labor de desprenderse de él. Otra cosa es lo que pueda ocurrir este miércoles en el Bernabéu, donde el equipo de Ancelotti se juega su pase a la final de la Champions y,de este modo seguir, aspirando a ganar un título que volvería a salvar la temporada.

Casillas explotó contra la grada del Bernabéu

"¡A tomar por culo ya!", se pudo leer en los labios de Iker unade las numerosas veces que fue silbado por la grada del Bernabéu. El portero y capitán del Real Madrid explotó el pasado sábado, en el empate ante el Valencia. "Pesados, ¡qué pesados con los pitos de los cojones", dijo minutos más tarde, tal y como también captaron las cámaras de Cuatro. En ellas se ve perfectamente al mostoleñohaceruna gesto ostensible de estar harto de que una parte del madridismo le tenga entre ceja y ceja.

El caso de Casillas y el público del Bernabéu es digno de un estudio sociológico. Es cierto que todo empezó con José Mourinho, aunquefue el presidente, Florentino Pérez, quien desde su primera llegada a la presidencia del Real Madrid puso bajo sospecha al guardameta, todo un referente e ídolo del madridismo hasta hace dos años. A partir de que el técnico portugués le mandara al banquillo e Iker fuera acusado de ser un chivato y se le empezara a llamar despectivamentetopo, su declive ha sido evidente. Donde antes había un portero que ofrecía más seguridad que ningún otro, ahora hay otro que no transmite confianza porque él tampoco la tiene. Aunque no resulte fácil de comprender, el público tiene todo el derecho del mundo a cuestionarle, si bien no deja de ser perjudicial para los intereses de su equipo.

La situación de Casillas es toda una paradoja, pues mientras a él no le importaría abandonar el Real Madrid, aunque sin renunciar a los años de contrato que le restan, Florentino Pérez estaría encantado de que se fuera -sobre todo para hacer sitio a David de Gea-, pero el presidenteno está dispuesto a ser él quien le abra la puerta, y menos pagándole. Ya lo hizo con Raúl y, visto lo visto, no es descartable que lo termine haciendo con Iker, quien el pasado sábado se revolvió contra la grada harto de "los pitos de los cojones".

Real Madrid Gareth Bale Iker Casillas
El redactor recomienda