Cesc sólo es clave con Mou: no fue el relevo de Xavi ni en el Barcelona ni con Del Bosque
  1. Deportes
  2. Fútbol
españa se enfrenta a holanda a las 20:45

Cesc sólo es clave con Mou: no fue el relevo de Xavi ni en el Barcelona ni con Del Bosque

Cuando el Barça fichó a Cesc en 2011, parecía evidente que lo hacía para asegurarse al sustituto de Xavi, pero tres años después, se marchó al Chelsea. En España tampoco se asienta como su relevo

Foto:

De todos los jugadores que vivieron el gran desastre de la Selección en Brasil y siguieron en el equipo después de aquello, hay especialmente uno que ha quedado bastante marcado. Ese es Cesc Fàbregas. Acabó incluso enfrentado a Del Bosque.Hubo varios que han dejado de ser convocados, unos por voluntad propia, otros por voluntad del entrenador. Cesc ha estado en todas las convocatorias en las que ha podido, porque se perdió una por aquella polémica lesión en noviembre. Pero no ha vuelto a ser determinante. Y lo peor de todo, no hay perspectivas de que lo pueda volver a ser a corto o medio plazo… al menos no con Del Bosque en el banquillo de la selección española. ¿Ha perdido Cesc su sitio en España?

En los casi siete años que Del Bosque lleva como entrenador de España, Cesc Fàbregas ha pasado por momentos de plena confianza, como en la Eurocopa del 2012, y por otros en los que era poco más que el jugador número 12, el primer cambio, el revulsivo. Pero más o menos siempre ha acabado participando. Sin embargo, en la idea que le ronda a Vicente del Bosque por la cabeza no aparece el nombre de Fàbregas entre los posibles titulares. Quedó bien claro en Sevilla que el centro del campo lo tiene muy perfilado, casi decidido para el próximo año (y quizás también para la Eurocopa): Busquets, Koke e Iniesta son inamovibles, y la voluntad del salmantino es incrustar entre ellos a Isco y Silva. Y con ellos se completa el centro del campo.

Tampoco tendría espacio en la delantera, pues ahora que Del Bosque tiene delanteros puros de buen nivel (dejó de tenerlos con la grave lesión de Villa y la suplencia continuada de Torres en el Chelsea), como Morata, Diego Costa y Paco Alcácer, volver a utilizar un falso 9 no es muy probable. Contra Ucrania, quitó a Morata, el primer cambio del partido, para meter a Pedro y jugar con Silva de delantero mentiroso. Pudo sacar a Cesc, que estaba en el banquillo junto a Juanmi, el otro ariete, pero no lo alineó ni en ese momento ni en el resto del partido. Ni a Juanmi, por cierto.

Cesc empezó jugando después del Mundial, en realidad. Fue titular en París contra Francia y jugó los 90 minutos contra Macedonia y Eslovaquia. Eslovaquia… qué partido aquel. Cesc estuvo mal como todos los que estuvieron en aquel encuentro. Y desde ese mismo día, Fàbregas no ha vuelto a estar en el campo vistiendo la camiseta de España. No jugó el siguiente encuentro contra Luxemburgo (no quiere decir que éste fuera un castigo, Del Bosque rotó mucho), y se perdió los dos por lesión contra Bielorrusia y Alemania. Pero no jugar ni un minuto contra Ucrania es una señal. Él mismo asume su papel en una reciente entrevista: “No he perdido el sitio porque nunca fui titular indiscutible”.

De hecho, no ha sido indiscutible desde que se marchó del Arsenal. Pep Guardiola insistió hasta el hastío primero a Laporta y después a Rosell por el fichaje de Fàbregas. Todos en Can Barça lo veían como el sustituto de Xavi Hernández, un jugador de la casa, que conocía el estilo azulgrana y se había desarrollado en otro similar como era el del Arsenal. Tenía capacidad de liderazgo, había sido el capitán más joven de la historia gunner. Es decir, podía ejercer el papel de Xavi, o al menos uno muy similar, claramente. Pero unos días después de que Xavi empezara a preparar su marcha a Qatar, Cesc no está en el Barça.

Xavi tampoco forma parte ya de la Selección. La manita de Holanda fue el triste último recuerdo que el 8 se lleva de su gloriosa etapa defendiendo la camiseta roja de España. Ese día le entregó simbólicamente el testigo a su heredero. Pero no era Cesc, como parecía natural, lógico y programado. Por quien apostó Del Bosque fue por Koke Resurrección, no por Cesc Fàbregas. Y a Del Bosque le gusta mucho Koke, muchísimo. Ya es más que indiscutible para él.

Ya que ni Wenger, que tenía una opción preferente para su fichaje si salía del Barça y la desechó, ni sus entrenadores en el Barça, ni Del Bosque tienen toda su confianza puesta en Cesc, éste tiene que centrar todo su cariño hacia su nuevo entrenador en el Chelsea. Y este cariño es mutuo desde antes incluso de que Fàbregas estampara su firma como jugador del Chelsea. Mourinho le convenció de que sería el líder del club londinense, que el equipo blue giraría en torno a él… además de ofrecerle un gran contrato económico, por supuesto. Lo cierto es que por ahora, Mou ha cumplido su promesa. Cesc lo ha jugado todo lo que las sanciones o las lesiones le han permitido y su influencia es enorme.

Eso sí, es cierto que el inicio de temporada de Cesc en su vuelta a la Premier ha sido muy positivo. Buenísimo, de los mejores de su carrera, de hecho. Doce asistencias y dos goles entre Liga y Champions que le convirtieron en la sensación del fútbol inglés en los primeros tres meses de competición. Pero desde que empezó este 2015, en el mismo lapso temporal, es decir, tres meses, los números han decaído: sólo tres asistencias y ningún gol. Esta regresión no es nueva, porque ya en el Arsenal y en el Barça bajaba ostensiblemente su rendimiento de la primera a la segunda vuelta.

En Ámsterdam jugará contra Holanda y probablemente lo haga como titular. Será un momento para recuperar su mejor nivel, demostrar a Del Bosque que su etapa como un jugador importante en la Selección no ha pasado y que el invierno ya ha terminado, que su regresión también ha finalizado, y que vuelve a ser el gran Cesc Fàbregas de siempre.

Alineaciones probables:

España: De Gea; Carvajal, Albiol, Sergio Ramos, Bernat; Mario Suárez, Koke; Iniesta, Cesc, Silva; y Morata.

Holanda: Cillessen; Van der Wiel, De Vrij, Martins Indi, Blind; De Jong, Dost, Sneijder, Afellay; Huntelaar y Depay.

Árbitro: William Collum.

Estadio: Amsterdam Arena.

Hora: 20.45.

Cesc Fábregas José Mourinho Vicente del Bosque
El redactor recomienda