Es noticia
Menú
El silencio de Cristiano demuestra lo mal asistido que está para ser un gran personaje
  1. Deportes
  2. Fútbol
el portugués sigue sin hacer declaraciones

El silencio de Cristiano demuestra lo mal asistido que está para ser un gran personaje

El jugador del Real Madrid anunció que no haría declaraciones hasta final de temporada, una decisión que le perjudica: ¿qué dirán sus patrocinadores si quieren organizar un acto público con él?

Foto: Cristiano Ronaldo en San Mamés (Reuters).
Cristiano Ronaldo en San Mamés (Reuters).

Hace un par de semanas que Cristiano Ronaldo anunció a viva voz sudecisión de no hacer más declaraciones hasta final de temporada. Que este futbolista, como tantos otros, necesita un profesional de la comunicación a su lado es algo asumido, pero en este caso lo echará de menos especialmente.

En primer lugar, una determinación de esta clase no se puede pregonar ante un tumulto de periodistas, después de una derrota y con los rescoldos de una sonora pitada. Sin valorar aún si es conveniente o no ese silencio, lo recomendable es que sea otra persona de su círculo quien lo explique, uno a uno y en privado, a los medios de comunicación. La imagen del jugador queda así salvaguardada y, en caso de romper el veto, siempre podrá achacarse el embrollo al anunciante y no a Ronaldo.

Otra cosa es que se vaya a hacer y no se diga. Con las pocas entrevistas que un futbolista da hoy día casi ni se repararía en ello, parecería la consecuencia natural de un calendario y una agenda sobrecargados. ¿Para qué meterse en líos cuando estos pueden evitarse? La reacción instintiva y sin dirección de Ronaldo le hará más mal que bien a nivel de imagen porque no se puede olvidar que ser deportista es algo que caduca pronto mientras que ser un personaje es algo continuado. Aunque esta elección parece fácil de tomar, con su actitud transmite todo lo contrario.

Piensen que de repente rompe la promesa y efectúa unas manifestaciones. Con ello provocará una reacción contraria de todo el periodismo. Sin declaraciones, solo los medios susceptibles por su importancia o relevancia a tenerlas están molestos. Si traiciona su decisión todos los demás se unirán al carro de la crítica. Y finalmente, ¿qué dirán sus patrocinadores si quieren organizar un acto público con Ronaldo? Es posible que, de nuevo, haya ignorado su condición más allá de las patadas y cabezazos al balón y que ni él ni la gente que le rodea consideren la gran cantidad de ingresos que la publicidad, los eventos y la reputación le pueden suponer cuando deje de jugar, algo que no pasará más tarde de diez años.

Cristiano Ronaldo está tan bien dotado para ser uno de los mejores futbolistas del mundo como pobremente asistido para ser un gran personaje. Aunque va muchos años tarde, aún está a tiempo de resolverlo.

Hace un par de semanas que Cristiano Ronaldo anunció a viva voz sudecisión de no hacer más declaraciones hasta final de temporada. Que este futbolista, como tantos otros, necesita un profesional de la comunicación a su lado es algo asumido, pero en este caso lo echará de menos especialmente.

Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda