Es noticia
Simeone exige mando en la confección de la plantilla para no repetir los mismos errores
  1. Deportes
  2. Fútbol
Quiere evitar casos como Ansaldi o Cerci

Simeone exige mando en la confección de la plantilla para no repetir los mismos errores

Cerci, Ansaldi, Siqueira, Mandzukic... Son futbolistas muy buenos, pero no los que quería el Cholo para afrontar esta temporada. Y para renovar exige ser él el que decida todos los fichajes

Foto: Cerci fue el gran error del Atlético en el mercado de verano (EFE).
Cerci fue el gran error del Atlético en el mercado de verano (EFE).

El presente del Atlético de Madrid no es sencillo. A nueve puntos del liderato, eliminado de la Copa del Rey y contra las cuerdas en la Champions League. El panorama es preocupante cuanto menos, sin duda. Y dentro de la cabeza del Cholo Simeone hay una gran seguridad de que la temporada podría haber transcurrido de manera diferente si las cosas en verano se hubieran hecho a su manera. Y por tanto, la próxima temporada no va a permitir que se hagan de otra forma que no sea la que él mismo decida. Simeone quiere los galones que se ha ganado con títulos y finales. Es una de sus demandas para aceptar la propuesta de renovación que le está planteando el club.

Es básico fichar bien para competir por todo. Desde la pretemporada, el Cholo viene diciendo que el único objetivo es ser tercero y nada más. No quería meter presión a su plantilla de cara a revalidar el título. Entonces sonaba a eso, a una excusa por si al final no conseguía estar de nuevo en la lucha, pero conforme pasan las semanas, las jornadas y el Atleti se aleja más y más de los de arriba, da la sensación de que el Cholo lo decía muy en serio. Y eso no es lo que quiere. Aunque no lo diga, lo que él desea por encima de cualquier cosa es hacer competir a su Atleti como lo hizo el año pasado: luchando por absolutamente todo. “Ustedes insisten en comparar este equipo con el de la temporada pasada, y yo es algo que ni me planteo”, dijo el Cholo antes de jugar contra el Espanyol.

Tiene claro que se hicieron muchas cosas mal en verano y en posiciones que para él eran más que básicos. Tenía a Filipe Luís en la izquierda, todo un seguro tanto en defensa como en ataque, un líder en la sombra del Atleti campeón de Liga, pero se marchó al Chelsea. La directiva, tratando de cubrir el hueco, fichó a Guilherme Siqueira y logró la cesión de Cristian Ansaldi. Y esos pasos los dio sin contar con la aprobación de Simeone, y se está notando muchísimo.

No confía en ninguno de ellos: “Ansaldi tiene que demostrarnos en los entrenamientos que quiere jugar”, dijo. Una declaración muy evidente de que no le convence en el día a día. “Siqueira no puede tener continuidad”, dijo en referencia a sus reiteradas sanciones. Los dos saldrán en verano, o eso desea Simeone. Hasta tal punto llegó su desconfianza en sus laterales zurdos que poco antes de empezar la Liga ya se planteaba la opción de que Jesús Gámez jugase cambiado de banda, como últimamente viene haciendo y de manera bastante aseada.

Tampoco ha funcionado el fichaje de la cúpula en la portería. Jan Oblak fue el portero más caro de la historia de la Liga española por los 16 millones que pagó el Atlético al Benfica, pero hasta ahora, el esloveno ha jugado toda la Copa del Rey y sólo el primer partido de la Liga de Campeones, y al Cholo no le gustó. Prefirió desde el principio al que estaba llamado a ser el arquero suplente, Miguel Ángel Moyá, y no tiene ni la más mínima intención de cambiar por la presión del alto precio pagado.

Y aún no hemos hablado del mayor fiasco de la temporada rojiblanca en materia de fichajes: Alessio Cerci. El Cholo tenía bien claro que quería a José Callejón para la posición de extremo, era el jugador perfecto para su estilo. La directiva miró a Italia para contratar, pero en vez de ir a Nápoles fue a Turín y fichó a Cerci, el mejor jugador del Torino los dos años anteriores. El romano no encajó en el Atleti, no se adaptó en ningún momento y se marchó de vuelta a Italia, también al norte, al Milan.

Y quizás lo más sangrante sea el caso del delantero centro. Diego Costa era mucho Diego Costa y sustituirlo era un trabajo muy complicado, casi imposible. Casi todo el juego rojiblanco pasaba por sus botas, por su entrega, por su implicación hasta en los momentos en los que el físico ya no le respondía. Mario Mandzukic ha rendido durante toda la temporada. Es el máximo goleador del Atleti entre todas las competiciones, pero evidentemente está lejos de las cifras estratosféricas del jugador del Chelsea. Pero a pesar de no desentonar, no convence al Cholo entre otros motivos, porque no lo eligió él. Para encajar con el Cholo hay que ser uno de los suyos antes de empezar, sino, mal vamos. Para eso fichó a Fernando Torres, para tener a un delantero en el que confiase al 100%, que conociera la casa y supiera lo que es necesario… otra cosa es que lo esté usando.

El entrenador tiene claro cuál es su preferencia para la próxima temporada: Edinson Cavani. No va a ser en absoluto sencillo contratarle, porque el Paris Saint-Germain pagó por él hace año y medio al Napoli unos 64 millones de euros. Es decir, no lo va a vender por menos que eso. Pero el Cholo tiene ahora mismo carta blanca de Miguel Ángel Gil Marín para pedir lo que desee y se le intentará satisfacer en absolutamente todo lo que se pueda, no como en el anterior periodo estival.

Diego Simeone Miguel Ángel Gil Marín
El redactor recomienda