Casillas, víctima de campañas orquestadas desde el palco, regresa adonde todo empezó
  1. Deportes
  2. Fútbol
iker se estrena en el nuevo san mamés

Casillas, víctima de campañas orquestadas desde el palco, regresa adonde todo empezó

Nadie puede discutir que ha cometido errores, pero sería injusto olvidar las numerosas ocasiones en las que el guardameta, con sus intervenciones, ha salvado al Madrid de más de una derrota

placeholder Foto: Casillas recibe de Florentino la camiseta que conmemoraba su 700º partido con el Madrid.
Casillas recibe de Florentino la camiseta que conmemoraba su 700º partido con el Madrid.

Diez años después de su primera etapa, en la que ganó un título de Liga, John Benjamin Toshack regresó al Real Madrid. El técnico galés no tuvo la misma fortuna que en su anterior aventura con las huestes madridistas, ya que reemplazó a Guss Hiddink el 22 de febrero de 1999 y el 17 de noviembre del mismo año fue destituido.

En este nuevo compromiso, Toshack no disimulaba su admiración por un joven guardameta, Iker Casillas, del que sin tapujos llegó a decir: “Tiene la cabeza de un viejo sobre los hombros de un joven”. Por aquel entonces, Iker tenía veinte años y un futuro más que prometedor. Es más: se llegó a vaticinar que era un prodigio para defender la puerta del Real Madrid y de la selección española del nuevo siglo XXI. Aquel presagio, con el inexorable paso del tiempo, ha superado todos los pronósticos. En el último lustro, para los olvidadizos, Casillas está considerado como el mejor portero del mundo por la FIFA y la UEFA.

Sería Toskack quien le brindó la oportunidad de debutar con el primer partido en la Liga. Fue el 12 de septiembre de 1999, en la tercera jornada de Liga, frente al Athletic de Bilbao en el antiguo San Mamés. Dieciséis años después, vuelve Casillas al lugar donde se estrenó en la máxima categoría del fútbol español, aunque en esta ocasión sea en el nuevo San Mamés. El año pasado no jugó, ya que lo hizo Diego López.Convertirse en suplente del equipo blanco y los sonoros pitos que ha recibido de la afición madridista, incluso en la presente temporada, le hizo reflexionar. Los silbidos en el Bernabéu, unas veces son espontáneos y, en otras ocasiones, se deben a campañas orquestadas desde la presidencia.

Si hay que juzgar a un jugador desde las gradas, o sacar pancartas en el supuesto de que lleguen rumores que el presidente va a ser criticado, Manuel Redondo, director de la Presidencia, se encarga de convocar a los músicos afines, entiéndase a presidentes de algunas peñas madridista, y les dice la partitura que tienen que interpretar con una consigna: que nadie desafine en la música de viento que van a interpretar. Luego se agradecen los servicios prestados...

Nadie puede discutir que Iker ha cometido errores, lo mismo que sus compañeros de fatigas, pero sería injusto olvidar las numerosas ocasiones en las que el guardameta madrileño, con sus largas estiradas o felinas intervenciones,ha salvado al Madrid de más de una derrota e incluso de perder algún título de Liga o de la Copa de Europa.

“Hoy se ha empeñado en que perdamos”

Cierto es que hay voces más autorizadas que la de este cronista para hablar de Iker Casillas. Una de ellas es la de Ramón Calderón, ex presidente del Madrid, al que entrevisté con motivo de escribir el libro 'Las entrañas del Real Madrid. Las verdades del club blanco al descubierto'. Conversamos en una fría mañana de febrero de 2014 y, al hablarle de Iker, Calderón aseguró: “Creo que todo el mundo sabe que estuve junto a Florentino Pérez cinco años en funciones de directivo. Por ello, puedo afirmar que el señor Pérez nunca le estimó ni le valoró. Es más, me consta que a los pocos días de tomar posesión de la presidencia del club, tras ganar las elecciones de 2000, la obsesión del presidente era fichar Gianluigi Buffon, el excelente guardameta italiano y por el que sentía una gran admiración”.

“Siendo ya directivo -añadió Calderón- también recuerdo que durante una comida en Barcelona, entre la directiva del Espanyol y los dirigentes del Madrid que asistimos, hablando de los grandes porteros que había en nuestro fútbol, Florentino Pérez dijo: ´En estos instantes, el mejor guardameta del mundo es Buffon`. Como no estaba de acuerdo con su versión, le repliqué y le dije: ´Un momento, presidente, el mejor portero del mundo en la actualidad es el nuestro: Iker Casillas`”.

“A los pocos segundos, el señor Pérez, dirigiéndose a todos los comensales, respondió: ´Pues os voy a decir lo que pienso al respecto. Si alguien viene a decirme que le traspase a Casillas, siempre y cuando lleguemos a un buen acuerdo económico, me da igual que sea un club español o extranjero, se lo envuelvo en papel de celofán, le pongo un lazo y se lo vendo`. Todos los que allí estábamos nos miramos asombrados. Yo no creo que Florentino tenga nada personal contra Iker, pero lo que sí puedo asegurar es que no acepta que haya futbolistas en activo que sean símbolos del Real Madrid”, aseguró.

Los segundos que dejó que volaran le sirvieron para reflexionar. La meditación es fugaz porque abandonó la pausa y añadió: “En otra ocasión, en el aeropuerto de San Sebastián, tras perder con la Real Sociedad 1-0, los directivos que viajamos con el equipo vimos al presidente que no podía ocultar su enfado por la derrota. El único gol que encajó Casillas era imposible de parar. El jugador del equipo donostiarra que marcó el tanto lo hizo con un certero remate de cabeza a un metro de nuestro guardameta. Cuando estábamos esperando para embarcar y volar hacia Madrid, Florentino Pérez comentó: "Hoy Casillas se ha empeñado en que perdamos el partido". La frase nos dejó atónitos a los que nos encontrábamos juntó a él”.

“Si se le mete entre ceja y ceja se deshace de él”

“Yo voy a entrar en cuestiones tácticas o estrategias del actual entrenador del Madrid", señalaba Calderón."No dudo en que Carlo Anceloti deseará lo mejor para el equipo. Lo que sí pienso es que, si Casillas ha perdido la titularidad, con todos los respetos para Diego López, que también es un gran portero, se debe a que Mourinho lo crucificó en su última temporada como técnico del club y a que Anceloti y Florentino Pérez están de acuerdo en que Iker sólo juegue los partidos de la Copa del Rey y de la Champions League”.

“Yo creo que Florentino no se ha parado a pensar que Casillas es un símbolo del Real Madrid y una referencia del fútbol mundial", continua el expresidente."A su edad son pocos los futbolistas, en este caso guardametas, que hayan ganado los numerosos títulos nacionales e internacionales que figuran en su trayectoria deportiva, tanto con el Madrid como con la selección española. Un palmarés que seguirá enriqueciendo y que será dificilísimo de igualar por otros porteros de los cinco continentes”.

Al borde de la despedida, Calderón subrayó: “Yo creo que Iker, aunque me consta que ha recibido suculentas ofertas de clubes españoles y europeos, incluso me han llegado a decir que el Barcelona le ha ofrecido diez millones de euros netos por temporada, nunca defendería el marco del equipo azulgrana. Es un hombre que está muy apegado al Real Madrid y a la ciudad donde nació”.

Y concluyó: “Aunque Florentino Pérez no lo crea, o no lo quiera tener en cuenta, Casillas adora al Madrid. Lo que sucede es que si hay jugadores que se le meten entre ceja y ceja, se deshace de ellos, como ha sucedido con Michel Salgado, Helguera, Albiol, Higuain… Y no ha echado a Sergio Ramos, que tampoco está en la cuerda de sus preferidos, porque se le echaría la afición madridista encima”.

Real Madrid Iker Casillas San Mamés Florentino Pérez
El redactor recomienda