Es noticia
Menú
El debate está abierto: ¿Apuñala la FIFA a los representantes de futbolistas?
  1. Deportes
  2. Fútbol
charla en 'El confidencial' con bravo y seguí

El debate está abierto: ¿Apuñala la FIFA a los representantes de futbolistas?

Pedro Bravo, presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas, y José Seguí, fundador de Seguí&Co Management, debaten sobre la nueva normativa que volverá a considerarles intermediarios

Son dos enfoques para una cuestión que afecta a ambos, al colectivo de los representantes. En menos de un mes, el 1 de abril, los agentes FIFA pasarán a denominarse intermediarios. “Un paso atrás” para Pedro Bravo, presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas, un punto de vista opuesto al que tiene José Seguí, fundador de Seguí&Co Management, para quien la “confianza” y profesionalidad de empresas como la suya hará que la situación “no cambie”.

En una charla mantenida en El Confidencial, los dos agentes mostraron su opinión sobre un asunto que permitirá a cualquier persona de a pie llevar los asuntos de un futbolista, además de establecer ciertas recomendaciones como la defijar la comisión de este colectivo en un 3% y firmar contratos de tan sólo 2 años de duración. En la actualidad, lo normal es que la comisión sea de en torno a 10% y el tiempo es variable. En cualquier caso y siendo contratos privados –agente y futbolista o agente y club-, el acuerdo varía tanto como requiera la propia negociación. Liberalismo al que la FIFA “recomienda” poner coto, aunque lo abre para todos los públicos.

Con una experiencia en el sector superior a quince años, tanto Seguí como Bravo tienen la capacidad suficiente de evaluar el nivel directivo que se encuentran dentro del fútbol español, “hace unos años era un perfil diferente pero hoy en día, en los 40 equipos profesionales, el nivel es muy alto”, comenta Seguí, algo en lo que coincide Bravo, quien centra la atención en el aprendizaje de “ingresos menos gastos es beneficio o pérdida. A los dirigentes les están enseñando el camino. Es muy triste porque son lecciones que tenían que estar aprendidas. Y en cuanto al grado deportivo también es muy alto, por encima de los países de Europa”.

Dos jugarretas que marcaron a Bravo

Con las cantidades de dinero que se mueven, cualquier coma o punto en un contrato puede suponer una variación importante en un contrato. ¿Qué jugada recuerda el presidente que le haya llamado más la atención en los despachos? “Hay dos. Una en el que estaba en un despacho para realizar una operación, salí del mismo para una llamada y cuando regresé, comprobé en mi carpeta que faltaba una hoja. El abogado del club con el que negociaba me la había quitado… Y la otra burda, una que ocurrió en un equipo de Madrid. Estábamos en el despacho del club e íbamos a firmar un acuerdo, pero lo debíamos hacer en una hoja con el membrete del club, así que lo enviaron al ordenador despacho del presidente, donde nos dirigimos, y en ese camino los duendes informáticos modificaron varias cláusulas del contrato. “Los duendes informáticos” me dijeron cuando pedí explicaciones”.

Ahora que cualquiera puede ejercer reguladamente de representante de futbolista, ¿Qué cualidades hay que tener para ser un buen agente? “Honestidad”, responde de manera contundente Seguí. La sinceridad se traduce en confianza, clave para obtener el “sí” del deportista a la hora de depositar su futuro, y el de su familia, en empresas como Seguí&Co Management. Además, añade Bravo “formación” para estar preparado ante cualquier tipo de eventualidad.
¿Y cómo se capta un joven talento? “¿Tengo que decir el secreto?”, indica en clave de humor. Seguí medita, “es una buena pregunta…” y, a continuación, se ‘desnuda’ con otra dosis de sinceridad, “lo primero mostrándole el equipo de trabajo que te rodea: abogado, financiero, jefe de prensa, asistente… y mostrarle quiénes somos, qué hemos hecho y qué podemos hacer. Dedicarse mucho tiempo y dar confianza”.

“La FEF sé que existe, pero no les conozco”

Hablando de relaciones entre personas, ¿cómo es el trato de un agente de fútbol con la federación de su deporte? “Sinceramente no he tenido nunca relación con la Federación española. Hace 15 años que soy agente… sé que existe pero no tengo el placer de conocerles”. Pedro, a su lado, ríe y como presidente señala que tiene que conocerles, manteniendo “una buena relación”, aunque admite que “el diálogo es muy difícil. Últimamente está mejorando el entendimiento y creo que vamos a tener un reglamento español de agentes o intermediarios en el seno de la federación”.

En España existen oficialmente 572 agentes FIFA que han debido hacer un examen, o entrevista, para obtener su licencia. Este miércoles visitaron la redacción de El Confidencial dos de ellos, quienes manifestaron las dos posturas diferentes que se puede tener con la ‘barra libre’ (y sus consecuencias) que se abre a partir del 1 de abril. ¿Afectará al protagonista, el futbolista? A la pelota, seguro que no.

Son dos enfoques para una cuestión que afecta a ambos, al colectivo de los representantes. En menos de un mes, el 1 de abril, los agentes FIFA pasarán a denominarse intermediarios. “Un paso atrás” para Pedro Bravo, presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas, un punto de vista opuesto al que tiene José Seguí, fundador de Seguí&Co Management, para quien la “confianza” y profesionalidad de empresas como la suya hará que la situación “no cambie”.

Asociación Española de Agentes de Futbolistas
El redactor recomienda