hasta 2016 sólo podrán 'fichar' en la cantera

El Barcelona sigue con su obligado, y hasta ahora exitoso, casting en La Masía

En el Camp Nou saben que tienen que aferrarse, más que nunca, a la base de la filosofía que les convirtió en el equipo puntero del mundo del fútbol: su cantera

Foto: Alen Halilovic durante un partido amistoso con el Barcelona (Reuters).
Alen Halilovic durante un partido amistoso con el Barcelona (Reuters).

No verán en Sant Joan Despí filas de jugadores esperando su turno para demostrar su valía ante el jurado de turno. Y a pesar de ello, en el Barcelona siguen adelante con su particular casting en La Masía. Obligados por la sanción de la FIFA que pesa sobre el club y que le impide fichar hasta el verano de 2016, en el Camp Nou saben que tienen que aferrarse, más que nunca, a la base de la filosofía que les convirtió en el equipo puntero del mundo del fútbol. La cantera azulgrana cobra especial relevancia, algo que Luis Enrique no ha pasado por alto. De la mano del técnico asturiano han debutado siete jugadores… y sólo estamos en el ecuador de la temporada.

El sello del actual entrenador del Barcelona se nota en muchos aspectos. Uno de ello son las rotaciones, las mismas que han generado suspicacias y críticas porque Luis Enrique ha dibujado tantos onces iniciales que muchos aún se preguntan a qué juega este Barcelona. Lo cierto es que esta característica del asturiano no es algo completamente negativo ya que de esta manera, los 22 jugadores de la primera plantilla -incluyendo a los tres porteros- han tenido minutos oficiales en lo que va de temporada. O lo que es lo mismo: todos menos Vermaelen. A esta cifra hay que sumar la de los 7 canteranos que han cumplido el sueño de todo jugador: debutar con el primer equipo.

Luis Enrique no ha olvidado que sus primeros pasos como entrenador los dio en el Barcelona B hace ya siete años. Experiencia que al asturiano le ha servido para tener en cuenta todo lo que sucede en las categorías inferiores del club. Y más teniendo en cuenta que La Masía supone la apuesta a medio y largo plazo del Barcelona en la parcela de fichajes. La sanción que les impide fichar hasta el mercado de verano de 2016 convierte a la cantera en algo fundamental. Y no sólo eso. Supone la continuidad del modelo que convirtió al Barcelona en el mejor equipo del mundo: un plantel de grandes nombres sustentando por una base criada futbolísticamente en La Masía.

El partido de este jueves ante el Elche fue el último ejemplo. Con la eliminatoria más que resuelta en la ida (5-0), el único interés del encuentro era ver a los más jóvenes. Y éstos demostraron que hay calidad de sobra para el futuro del Barcelona. La mejor noticia posible teniendo en cuenta el positivo efecto psicológico que esto tiene sobre el equipo ahora que las aguas no terminan de calmarse a su paso por el Camp Nou. Gumbau y Halilovic fueron los dos últimos en sumarse a esa lista de debutantes de Luis Enrique.

El primero de ellos formaba parte de una convocatoria por primera vez y el asturiano no tuvo dudas para darle el peto de titular. El segundo es la gran perla de La Masía y uno de los jóvenes más prometedores del fútbol europeo. Halilovic saltó al terreno de juego en la segunda parte (62’) con el dorsal número 30… el mismo con el que debutó Leo Messi. Da la casualidad que el croata ocupa los mismos espacios que el argentino: desde la derecha incidiendo en el centro no tardó en mostrarse participativo, extremadamente activo y dejar más de un detalle. Halilovic ocupó el lugar que dejó Adama, un joven extremo que se antoja como la alternativa perfecta en la línea ofensiva; su descaro y desparpajo le convierten en el punto de partido de numerosas ocasiones.

No fueron los únicos canterano que estuvieron en el Martínez Valero. Les acompañó la primera apuesta de Luis Enrique esta temporada: Munir. La pretemporada sirvió para que el canterano conquistase y convenciese al técnico asturiano que le hizo debutar en Liga contra el Elche. En ausencia de Suárez y con la delantera en baja forma tras el Mundial, respondió con creces. Tanto que se decantó por el joven del filial por encima de Deulofeu y Munir llegó a declarar que jugaba más que su compañero “por las decisiones del entrenador”. El resto de la historia es de sobra conocido: el primero viste los colores del Sevilla y el segundo se encuentra entre los canteranos habituales de Luis Enrique.

Sandro es otro cuyo nombre figura con frecuencia en las convocatorias del primer equipo. Una semana después del brillante debut de Munir, se produjo el del segundo canterano. El Villarreal contempló cómo la apuesta de Luis Enrique (sacar a Pedro y dar paso a un nuevo valor de La Masía) se volvía ganadora cuando Sandro firmó el gol de la victoria en El Madrigal (0-1). El camino marcado por estos dos canterano fue seguido por Sergi Samper, que también debutó con triunfo aunque este se produjo en Champions contra el APOEL, el central Edgar que vistió los colores del Barcelona por primera vez en Copa en el partido de ida contra el Huesca, y el guardameta Masip. Éste debutó ante el mismo rival y dejó buen sabor de boca a pesar de encajar un tanto en el que poco pudo hacer.

Gumbau, Halilovic, Munir, Sandro, Sergi Samper, Edgar y Masip son la cara visible del casting que el Barcelona está llevando a cabo a La Masía. Y de momento, han pasado el corte con nota. La famosa cantera azulgrana sigue generando savia nueva para apuntalar a un equipo que deberá aprender a sobrevivir sin ayuda del exterior hasta el verano de 2016. De momento, volver la vista a La Masía y comprobar que hay recursos (queda por ver si serán suficientes) es la mejor noticia que ha recibido el Barcelona en las últimas semanas. 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios