juega este martes contra el milan en dubái

El Real Madrid termina el año como lo empezó: sacando petróleo del Golfo Pérsico

El pasado 2 de enero, el equipo madridista jugó contra el PSG su primer partido del 2014. Mañana, contra el Milan, disputará el último. 4 millones tienen la culpa

Foto: Hace casi un año, el Real Madrid ganó por 1-0 al PSG en Doha (EFE)
Hace casi un año, el Real Madrid ganó por 1-0 al PSG en Doha (EFE)

Hace un tiempo que los 'grandes' del fútbol europeo dejaron a un lado (pero sin olvidarlo) su próposito de evangelización futbolística de China, Japón y todo el sudeste asiático para centrarse en otros dos mercados mucho más rentables, tanto por el poder adquisitivo de su población (Estados Unidos, Australia) como la aparente inmensidad de sus reservas de dinero (los países del Golfo Pérsico). A orillas de la península arábiga ha encontrado el Real Madrid un pozo del que extraer millones y millones con los que financiar fichajes y obras.

El Madrid cerrará el 2014 de la misma manera que lo abrió: jugando un amistoso en el desierto. El partido contra el Milan de este martes (17:00 horas, La Sexta) en Dubái le reportará al club unos 4 millones de euros, informa Marca. Una cantidad no muy lejana debió recibir por disputar también el pasado 2 de enero otro amistoso, en esa ocasión en Doha (Qatar) y contra el PSG, que venció por 1-0 con gol de Jesé.

Ya lo hizo en su primera etapa en el club, pero en la segunda, Florentino Pérez está exprimiendo su estrategia para mantener al Real Madrid entre los equipos más poderosos del mundo. Donde hace una década había interminables giras por el lejano oriente ahora hay amistosos millonarios y torneos de verano. Este año, además de los partidos en el Golfo Pérsico, el Madrid ha jugado la International Champions Cup, con más éxito económico que deportivo. Y el próximo verano volverá a hacerlo, aunque en Australia.

El Milan ya está en Dubái preparando el partido (EFE)
El Milan ya está en Dubái preparando el partido (EFE)

El partido de este martes contra el Milan se jugará en The Sevens, un complejo deportivo de lujo situado a unos 35 kilómetros (desierto adentro) de Dubái. En su estadio principal se darán cita los 40.000 aficionados que ya han comprado todas las entradas a la venta. El evento (Dubai Football Challenge 2014, que así se llama) está organizado por Emirates Airlines, la aerolínea que patrocina a ambos equipos (y también al PSG, el Arsenal, el Olympiacos y el Hamburgo).

Abrazados a los emiratos

Emirates es propiedad de Dubai Holding, empresa matriz dependiente del gobierno de Dubái y propiedad de su primer ministro, Mohamed bin Rashid Al Maktum, que también es vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos (EAU) e intentó comprar el Liverpool en el 2007. La aerolínea, una de las múltiples compañías nacidas al abrigo del gobierno de Dubái, está dirigida por Ahmed bin Saeed Al Maktoum, que a su vez es el tío del primer ministro. Los dos son figuras importantes para entender la apuesta del emirato dubaití por el fútbol.

Desde 2013, Emirates patrocina la camiseta del Real Madrid (EFE)
Desde 2013, Emirates patrocina la camiseta del Real Madrid (EFE)

Pero Dubái no es el único emirato al que se ha agarrado el Real Madrid para asegurar su salud económica. Durante el 2014, el club también ha firmado dos acuerdos millonarios con Abu Dabi, el emirato más grande de EAU. En septiembre, el Madrid anunció el patrocinio de National Bank of Abu Dhabi (NBAD), cuyo principal accionista es Abu Dhabi Investment Council, fondo soberano del gobierno de Abu Dabi. Un mes después, otro acuerdo de patrocinio, esta vez con International Petroleum Invesment Company (IPIC), otro fondo de inversión del mismo gobierno. Este segundo patrocinio puede suponer el 'rebautizo' del Bernabéu a cambio de más de 450 millones de euros durante 20 años.

El Real Madrid no es ni mucho menos el único equipo que se ha abrazado al dinero del petróleo. El Manchester City es propiedad de Mansour bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia real de Abu Dabi y ministro de asuntos presidenciales de EAU; y el PSG pertenece a Qatar Investment Authority, fondo de inversión del gobierno catarí, que también patrocina al FC Barcelona a través de su aerolínea, Qatar Airways. No es el caso de los dos gigantes del fútbol español, pero el dinero de los países árabes viene muy bien si no se juega la Champions League. Que se lo pregunten al Milan.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios