los viajes de directivos de villar y sus familias

Almuerzo señoras, ballet, visita a Papá Noel, safari... Las facturas del 'Caso Federación'

Los juzgados se vieron obligados a archivar el caso, pero El Confidencial y Acuerdo.us aportan las facturas de los viajes que disfrutaron los dirigentes de la RFEF

"Almuerzo señoras Restaurante Strinberg (73,02 euros cada una), minibus (121,04/día), ballet Don Quijote (164,44 por familia), guías de habla hispana cinco días (1.060,78), picnic para partido (12,80), safari con jeep (452,20), visita a Papá Noel (26,44), traslado a Sol de medianoche (57,70), excursión en barco señoras (19,83), visita Gran Muralla (244,02), aviones a Kioto (864,26), tour por Kioto visitando templos de Kiyomizu, Shisendo, Manshuin (151,46)...". Ni un Viajeros de lujo igualaría los programas de los directivos de la Federación y sus familias por el mundo. Viajes ciegos, como la paella: con todo peladito, cortadito y sin mirar la factura. La representación era tan obscena que terminó llevándose a juicio. Pero...

Los cargos compran voluntades. Hace estos días dos años, la Audiencia Provincial de Madrid decidió reabrir el caso Federación, por el que imputaba a Ángel María Villar, Juan Padrón, José María Castillón, Antonio Borrás y Juan Espino por posibles delitos de apropiación indebida y administración desleal tras conocerse que los directivos de la RFEF cargaban sus viajes privados a las cuentas de la Federación, entre otras irregularidades. Esta vez la justicia estaba dispuesta a actuar, pero la designación como presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de Javier Tebas -la parte de la acusación- motivó la retirada de la denuncia.

Los juzgados se vieron obligados a archivar el caso, para siempre: los delitos que pudieran resolverse ya han prescrito. Pero el Consejo Superior de Deportes no olvida. En una dura carta dirigida a los presidentes de la federaciones territoriales de fútbol, el presidente del organismo, Miguel Cardenal, citaba entre los puntos del orden del día para una reunión que nunca se mantuvo los "procedimientos penales ante el juzgado de Instrucción 47 de Madrid y la Audiencia Provincial de Madrid".

Hasta los gastos del juicio

Ahora El Confidencial y Acuerdo.us aportan por primera vez todas las facturas y detalles de los viajes que disfrutaron los dirigentes de la Federación, un periplo por todo el mundo en el que se gastaron al menos 360.000 euros con cargo a las arcas de la entidad. Pero no solo eso, según han podido saber este diario y Acuerdo.us, los directivos de los imputados y sus familiares también cargaron a las cuentas de la RFEF los gastos generados por las esposas de los directivos por los juicios sobre los viajes privados. Un tirabuzón legal que podría constituir un nuevo delito de apropiación indebida.

De 1998 a 2002, que se haya probado, Juan Padrón, vicepresidente económico de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y José María Castillón, administrador general de la RFEF, viajaron con sus familias a Finlandia, Corea, China, Japón, Argentina, Suecia, Suiza, Australia, Israel, Jordania y Turquía con reservas realizadas en la oficina de Viajes el Corte Inglés en la propia sede federativa y con cargo a las cuentas de la RFEF. Juan Espino y Antonio Borrás y sus esposas participaron también en el viaje a Finlandia; por último, Borrás fue a Argentina sin acompañante. Las triquiñuelas urdidas para poder ejecutar esta maniobra fueron de lo más variadas. En algunos casos, como es el ejemplo del viaje a Finlandia y Rusia, llegaron a falsificar las facturas emitidas por Viajes El Corte Inglés, añadiendo a máquina el nombre de la Federación en la parte superior izquierda (ver imágenes), cuando las originales iban solo a su nombre, en la parte superior derecha.

"O es dinero negro o no existe el pago"

Los directivos no llegaron a reintegrar a la Federación los gastos de los viajes hasta pasados incluso cuatro años; según vieron los peritos, algunos de ellos pagaron menos de lo debido y, cuando lo hicieron, volvían a recuperar el dinero en forma de cheque emitido por la RFEF, como fue el caso de José María Castillón tras su viaje de casi un mes a Corea, China y Japón, durante el Mundial 2002. Y hay más: después de pasar los gastos, reintegrarlos y recobrarlos, Castillón recibió por parte de la Federación la cantidad de 1.262,10 euros en concepto de dietas por el viaje por el contiente asiático que disfrutó con su mujer. Ese año llegó a cobrar, según el informe pericial encargado por el Juzgado 47, 69.245,44 euros en concepto de complementos de sueldo, gratificaciones, dietas y, sobre todo, cambios de moneda extranjera, algunos sin justificar. Por ese mismo paseo, Juan Padrón recibió, según la denuncia de Javier Tebas, 2.300 euros en concepto de dietas.

Ángel María Villar en Tel Aviv.
Ángel María Villar en Tel Aviv.

Los criterios que se seguían para cargar los gastos a la Federación eran caprichosos y circunstanciales: en el viaje a Argentina Castillón incluye en su factura el coste del avión para dos personas y no así Padrón, quien sin embargo decide sacar dinero en efectivo de la caja de la Federación bajo el concepto: "Reunión Sr. Padrón Buenos Aires". La cuantía coincide con el precio de dos billetes Madrid-Buenos Aires-Madrid-Tenerife. Cuando se trata de devolver el dinero, se hace entre el 31 de diciembre de 2002 y el 2 de enero de 2003, fechas en las que se comenzó a conocer la trama de los viajes y algo intempestivas para ponerse al día con las cuentas de años atrás.

Concretamente Juan Padrón reintegró lo correspondiente a sus viajes a Suiza, Finlandia, Australia y Nueva Zelanda y Argentina con dos cheques, uno de 4.116,68 euros y otro de 30.277,92 euros, que salían de la cuenta bancaria de su hija María, y un ingreso en efectivo de 10.260,26 euros. Los peritos analizaron de dónde podía salir tal cantidad de dinero en efectivo: en aquellos días y en los anteriores no figura ningún movimiento en las cuentas de Juan Padrón ni de su hija María, o de su mujer, Enriqueta Martín; además el saldo medio de las cuentas de Padrón no justificaba movimientos de esas cantidades. "Lo que indica", según concluye el informe de los peritos, "que es dinero negro o que no existe el pago".

Los directivos imputados estaban muy tranquilos en torno a las fechas del juicio, según manifestaba por entonces su defensa: "Los directivos aludidos han abonado en su momento las cantidades que se denunciaron y acudirán sin problemas a declarar en las fechas pedidas". ¿En su momento? Hasta cuatro años más tarde. Lo que no explican los abogados de la defensa es cómo de tranquilos se encontraban los directivos -y ellos mismos- con las cantidades que la Federación había abonado para su defensa y la de la esposa de Juan Padrón, Enriqueta Martín.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios