Caso Federación: La RFEF gastó 24 millones en una escuela sin proyectar e infló los beneficios en 1,3. Noticias de Fútbol
las cuentas no cuadran

La RFEF gastó 24 millones en una escuela sin proyectar e infló los beneficios en 1,3

Las cuentas de la Real Federación Española de Fútbol han sido en los últimos 12 años un refugio para la corrupción, con gastos que no se saben dónde fueron

Foto: Pedraza en la escuela de Al Hilal en Arabia Saudí.
Pedraza en la escuela de Al Hilal en Arabia Saudí.

Las cuentas de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) han sido en los últimos 12 años un refugio para la corrupción. Así lo demuestran sus auditorías.

2002: “La Federación mantiene un saldo de 5,4 millones a favor de Viajes El Corte Inglés, superior en 296.512 al declarado por el proveedor”.

2005: “Considera inversiones financieras en lugar de gastos como debería los depósitos realizados en los juzgados para hacer frente a posibles contingencias derivadas de los procesos abiertos (467.000 euros)”.

2008: “La Federación utiliza 3,5 millones de euros de la subvención del Consejo Superior de Deportes (CSD), correspondiente al 1% de la recaudación de quinielas, para cuadrar cuentas”.

Los auditores no olvidan su paso por los balances de la RFEF, aunque su contrato con el CSD no les permite hacer comentarios. Es el caso Pere Ruiz, de Faura-Casas, quien ha llevado a cabo la auditoría durante varios ejercicios: “Recuerdo muy bien que había una cantidad considerable de salvedades en las cuentas”.

La última audioría disponible es la de 2013. El informe de BDO Auditores, encargado por el Consejo Superior de Deportes sobre la memoria financiera de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), difiere mucho del amable documento remitido por el la auditoría "independiente" de la propia Federación. No solo señala que las prácticas contables de la entidad ocultan ingresos y gastos, sino que se cuestiona cómo se pudieron pulir los 12 millones de euros reconocidos como gasto en 2012 y los 12 millones de 2013 para poner en marcha un centro de formación deportiva “a través de la Fundación RFEF en convenio con otras entidades”. La iniciativa fue aprobada por los órganos administrativos, pero “a la fecha del presente informe no ha sido asignada la dotación económica y financiera ni se dispone de un presupuesto formal del proyecto”.

El proyecto en cuestión podría ser la creación de una escuela de fútbol para niños de 9 a 14 años en Arabia Saudí, en colaboración la empresa RPM Sports Management y el club Al Hilal. En el proyecto participa Juan Carlos Pedraza, exjugador del Atlético de Madrid y coordinador de la Asociación Española de Futbolistas Internacionales (AEFI). Pedraza visitó las instalaciones del Al Hilal en diciembre de 2012, dos meses después de cerrarse el acuerdo entre la RFEF, la empresa y el equipo saudí. 

El verano previo el secretario general de la Federación, Jorge Pérez, viajó hasta el país de Oriente Medio para mantener una serie de reuniones previas al contrato entre ambas partes y disfrutó de la ínclita hospitalidad árabe. Y aunque de esta escuela no se ha vuelto a saber nada, los números de la Federación acusan las consecuencias de un proyecto con las mismas características, pese a que “no ha sido asignada la dotación económica ni se dispone de un presupuesto formal”. ¿A dónde han ido a parar los 24 millones de euros?

Subvenciones sin justificar

BDO Auditores tiene un último comentario: no se ha visto ningún presupuesto de inversiones o gastos para las subvenciones. O en el palabras de BDO: “La Federación presenta ayudas y otros ingresos de organismos internacionales […] por importe de 5.838.000 euros. No se ha dispuesto de un presupuesto de las inversiones y gastos a los que van destinados los mencionados ingresos”.

No es la primera vez que la Federación no justifica el destino de las subvenciones que le son concedidas y luego se ve obligada a devolver cantidades millonarias al CSD, cuando no ha encontrado el modo de blanquearlas a través de subvenciones que concede a su vez a federaciones territoriales como la Tinerfeña, de la que es presidente Juan Padrón. Acuerdo.us y El Confidencial han tenido acceso a la documentación referente a uno de esos reintegros: un cheque por el que se saldan tres millones de euros y las órdenes de transferencia para el resto (912.826,62 euros) de una subvención que le fue reclamada en 2007, así como la carta que le remite la RFEF al CSD en respuesta a sus resoluciones.

No le volverá a ocurrir. Este año la RFEF ha rechazado la ayuda del CSD, de modo que el control del CSD será más laxo y su obligación de atenerse a la Ley de Transparencia queda en manos de una interpretación legal.

Donde no hay interpretación es en los números. ¿O sí? Después de aplicar las correcciones de los auditores, el resultado del ejercicio -los beneficios o pérdidas- queda reducido a 858.572,98 euros de los 2.177.572,98 que la Federación había declarado. Es decir, que la RFEF habría inflado su resultado en 1,32 millones de euros. En cambio, en el ejercicio de 2012 declaró 1,17 millones menos. Por acabar con un titular: la Real Federación Española de Fútbol tuvo en 2013 un déficit de 5,6 millones con respecto a 2012.

 

 

 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios