a cuenta de sus derechos de TV en uefa

Villar aceptó pagarés del Atlético de Madrid durante años, hasta que la auditora lo vetó

El Atlético de Madrid no puede tener queja de Ángel María Villar. Le admitió entre 2011 y 2013 pagarés por un importe cercano a los 11 millones de euros.

Foto: El presidente de la RFEF, Ángel María Villar (drcha), junto al del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. (EFE)
El presidente de la RFEF, Ángel María Villar (drcha), junto al del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. (EFE)

El Atlético de Madrid no puede tener queja de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Y es que según consta en las cuentas remitidas al Registro Mercantil, el organismo que preside Ángel María Villar admitió pagarés del club colchonero entre 2011 y 2013 por un importe cercano a los once millones de euros, una suerte de financiación a cuenta del dinero que luego la sociedad que preside Enrique Cerezo recibía por su participación en competición europea. Todo hasta que la auditora advirtió este año a la RFEF de que la praxis no era correcta, lo que impedirá que el ejercicio de generosidad se repita en adelante.

"Se trataba de hacer un favor al Atlético de Madrid –explican fuentes internas de la Federación–. Los pagarés se admitían a cambio de los derechos de participación de la sociedad en las competiciones europeas, unos ingresos que canaliza la propia RFEF. Los cobros de la UEFA se producían siempre antes del vencimiento de los pagarés, con lo que se retenían por parte del organismo y todo quedaba sustanciado. No obstante, la auditora advirtió este último año que no era una práctica pertinente y hemos dejado de hacerlo. Las cuentas cerradas el 31 de diciembre de 2013 son las últimas que lo contemplarán".

Según reflejan los balances cerrados el pasado 31 de diciembre, la RFEF mantenía en la rúbrica de inversiones financieras a corto plazo 7,5 millones de euros en créditos vía pagarés al Atlético de Madrid. Comparte epígrafe el conjunto del tándem Cerezo-Gil Marín con los préstamos a las federaciones extremeña, andaluza, asturiana o balear, entre otras. El club del Manzanares constituía, no obstante, la parte del león, al elevarse el conjunto de las inversiones a 9,04 millones. La historia no era nueva. El importe consignado en 2012 se elevaba a 3,5 millones y en el ejercicio precendente, en 2011, se quedaba en 820.000 euros.

El procedimiento, en todo caso, no solo se circunscribió a esos años, si bien no está claro que el beneficiario fuera siempre el Atlético de Madrid. Según admiten las cuentas de los años 2009 y 2010, también se adelantaron fondos a otra sociedad. "Durante el ejercicio 2009, la RFEF anticipó a una entidad deportiva cantidades a cuenta de sus derechos económicos por su participación en competiciones europeas. Al 31 de diciembre de 2009, el crédito a favor de la RFEF asciende a un importe de 4.035.000 euros, que venció en los primeros meses del año 2010". Pese a la postrera recomendación verbal, la auditora en ningún caso ha hecho salvedades a tal efecto en el último lustro.

Entre sus pasivos, el organismo federativo reconoció el año pasado un anticipo de la Unión de Federaciones de Fútbol Europeas (UEFA), en concepto de derechos audiovisuales, por importe de 13 millones de euros. La propia RFEF es la encargada de conceder la licencia UEFA para competir en torneos europeos, salvoconducto que obliga a los clubes a cumplir duros requisitos de solvencia financiera. El Atlético de Madrid, que arrastra un exigente calendario de pagos con Hacienda por la deuda acumulada en ejercicios anteriores, también ha tenido sus cuitas con las instancias europeas debido a sus estrecheces y compromisos económicos, incluida la congelación de los premios obtenidos en el terreno de juego.

Tutela económica limitada

La Real Federación Española de Fútbol es una entidad asociativa privada, pero de utilidad pública. Posee patrimonio propio, si bien carece de ánimo de lucro. Según rezan sus Estatutos, entre sus competencias figura "tutelar, controlar y supervisar a sus asociados, funciones que serán extensivas, excepto tratándose de clubes adscritos a la Liga Nacional de Fútbol Profesional, a la actividad económica de los mismos". En este sentido, se insiste en las cuentas en que las inversiones están "suficientemente diversificadas" y que el riesgo de crédito no es significativo, en tanto la colocación de tesorería se ha efectuado en "entidades de elevada solvencia".

Como publicó El Confidencial y según consta en las cuentas de 2013, la Seguridad Social detectó irregularidades en el pago de las cotizaciones y afloró deuda en el organismo que preside Ángel María Villar por un importe superior a los 736.000 euros. Todo después de una amplia inspección que abarcó el periodo comprendido entre los años 2008 y 2012. Eso sí, la RFEF registró un saldo positivo de 2,17 millones de euros, cuantía que se acumula en el fondo social de la Federación. Ya el año anterior, el resultado del ejercicio fue positivo en 5,3 millones, un desempeño que se produce en paralelo a los éxitos de la selección española de fútbol hasta el presente 2014. Un margen suficiente como para ser magnánimo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios