Florentino no ficha australianos (porque no hay) pero se lleva al Real Madrid a Australia
  1. Deportes
  2. Fútbol
el 35% de la facturación de acs es en ese país

Florentino no ficha australianos (porque no hay) pero se lleva al Real Madrid a Australia

El presidente del Madrid se defendió de las acusaciones de que ficha en función de sus intereses empresariales aduciendo que de ser así ficharía jugadores australianos

Foto:

En una de las reuniones previas a la últimaAsamblea General delReal Madrid,Florentino Pérez fue preguntado por un socio compromisario sobre sus presuntos intereses empresariales cuando ficha un futbolista para el equipo blanco. No hacía falta remontarse mucho en el tiempo para poner ejemplos, pues este mismo verano fichó al colombiano James Rodríguezyal mexicano Chicharito Hernández."El 35% de la facturación deACSes de Australia y no hay ningún australiano en el equipo", respondióel presidente de ACS y del Real Madrid, paraañadir que"esa es una información que sólo sacan los violentos y ellos quieren que se hable de ello".

Por más que quisiera o lo pretendiera, a Florentino no le resultaría sencillo fichar un australiano para el Real Madrid, ya que ningunotiene nivel futbolístico suficientepara jugar en el equipo que dirige Carlo Ancelotti. Sin embargo, resulta curioso que este verano el Madrid vaya a hacer parte de su pretemporada precisamente en Australia. Sabido es lo poco que les gustan a los futbolistas los viajes tan largos y, que se sepa, desde Españano hay ninguno que lo sea más. Es decir, que una vez más la preparación futbolística estará a merced de los interereses económicos... del Real Madrid.

La organización de la Internacional Champions Cupconfirmó hace unos díasque el equipo blancodisputará este torneoentreel 18 y 24 de julioen el Melbourne Cricket Ground.Precisamente,elManchester City confirmó ayer que también participará. Elconsejero delegado del club inglés, el español Ferran Soriano, aseguró que están "encantadosde visitar Melbourne, el hogar de uno de nuestros clubes hermanos". Es decir, algo parecido a lo que ocurre con ACS.El City compró el pasado año uno de los dos equipos de fútbol de la ciudad australiana, el Melbourne Heart, y lo reconvirtió en el Melbourne City.

Recientemente se ha conocido queLeighton, filial australiana de Hochtief, participada a su vez por ACS, se ha adjudicado un nuevo contrato minero en Australia por un importe estimado de 200 millones de euros.Hace poco más de un año, la constructora australiana propiedad de la empresa que preside Florentino Pérezfueacusada de haber pagado sobornospara conseguir importantes contratos en varios países de Asia. Una imputación muy grave basada en documentos internos de la filial del grupo español que provocóque Leighton haya registrado en la Bolsa de Sidneyla mayor caída desde abril de 2011.

La cotización del grupo controlado por Hochtief, a la vez bajo gestión de ACS, sedesplomócerca de un 10% tras conocerse que varios ejecutivospagaron presuntamente importantes sumas de dinero para conseguir obras en Indonesia, Malasia e Irak.Algunos de estos contratos ascendieron a 750 millones de dólares y llegaron después de abonaruna mordida de más de 40 millones,según publicóFairfax Media.ACS ya se adjudicólas obras de mejora del puente West Gate Bridge de Melbourne y la ampliación de una refinería de aluminio en Queensland.

Curiosamente, a raíz de preguntarle por sus presuntos intereses empresariales, Florentino Pérezapuntóa "los violentos" ydijo que "mientras yo sea presidente, los violentos y los delicuentes no van a volver". Es decir, reconoció que estaban en el Bernabéu, dondeahora algunos han sido reubicados."Muchos no son socios y lo que quieren es dominar el Madrid como ocurre en Francia oItalia", explicó.Sin duda, en este caso nadie puede dudar de que el presidente blanco ha tomado la mejor decisión para el Real Madrid, donde los ultras también tenían una serie de privilegios.

Los últimos sucesos ocurridos entre radicalesdel Atlético y del Deportivo han dejado en evidencia a estos dos clubes, que han tomado medidas inmediatas, aunque está por ver si lo suficientemente contundentes y efectivas. Al igual que le sucediera al expresidente del FC Barcelona Joan Laporta cuando expulsó a los Boixos Nois del Camp Nou, el presidente del Real Madrid también ha sufrido la presión de los radicales, pero las acusacionesde sus presuntos interereses empresariales en los fichajes no es lo que más debería preocuparle de ellos.

Australia
El redactor recomienda