valores del madridismo critica a florentino

"Quitar la cruz del escudo del Real Madrid de manera unilateral es antidemocrático"

Las tarjetas de crédito del Banco Nacional de Abu Dabi llevan el escudo del Real Madrid, pero sin la cruz de corona, una decisión que no gustado a muchos socios

Foto: El Nbad, patrocinador del Real madrid en Emiratos Árabes Unidos (Efe).
El Nbad, patrocinador del Real madrid en Emiratos Árabes Unidos (Efe).

El Real Madrid cerró un acuerdo por tres temporadas con el Banco Nacional de Abu Dabi y presentó la nueva tarjeta de crédito de la entidad, que lleva el escudo del club, aunque sin la cruz de la corona para evitar malestar entre los clientes musulmanes. "Mientras yo sea presidente, el Real Madrid será siempre de sus socios y nada lo pondrá en peligro", afirma con tanta rotundidad como sorprendente asiduidad Florentino Pérez. "Los socios deciden su rumbo y su destino y lo hacen democráticamente", añade el máximo dirigente del club blanco.

"Si es de sus socios, que cuente con ellos a la hora de tomar decisiones importantes; si no, es una sociedad anónima deportiva encubierta", dice a El Confidencial Humberto Martínez-Fresneda, responsable de comunicación de la Asociación por los Valores del Madridismo. "Tomar una decisión tan importante de manera unilateral es antidemocrático. Es una manera presidencialista de gobernar el Real Madrid, y eso es lo que criticamos. Lo mismo ha ocurrido con el cambio de nombre y la remodelación del Bernabéu y más recientemente con lo de quitar la cruz del escudo. Son decisiones que afectan a la esencia del madridismo", explica Martínez-Fresneda.

Recreación del Real Madrid Resort Island
Recreación del Real Madrid Resort Island

El 29 de junio del año 1920, el Madrid Football Club, nombre con el que había sido inicialmente bautizada la entidad, recibió el comunicado de la Mayordomía Mayor de Su Majestad Alfonso XIII en el que le concedía la denominación de Real, que sólo perdería durante los años de la República. Esto hizo que el equipo no sólo cambiara su nombre para pasar a ser el Real Madrid, sino también su escudo, en el que incluyó la corona real, la cual lleva una cruz.

Como curiosidad, la ceremonia de proclamación de Felipe VI en el Congreso de los Diputados fue civil en línea con la aconfesionalidad del Estado. Sin misa solemne como en 1975. En la Cámara alta no hubo ni Biblia ni crucifijo, pero sí una cruz, la que remata la corona real que guarda Patrimonio Nacional. La misma corona que lleva el escudo del Real Madrid, de ahí que no se deba modificar con la ligereza con la que lo ha hecho su presidente.

"Una vez más lo que ha faltado es información y transparencia", denuncia desde Valores del Madridismo. "Estamos convencidos de que si esta decisión se plantea y se explica a los socios, es más que probable que no se le hubieran puesto pegas. De hecho, en nuestra asociación lo hemos debatido y esta es la conclusión a la que hemos llegado", explica Humberto Martínez-Fresneda.

Hace dos años y medio, Florentino ya prescindió de la cruz con motivo de la construcción del Real Madrid Resort Island en Emiratos Árabes. Ahora, la asociación católica Enraizados ha emprendido una campaña de recogida de firmas para que no retire la cruz de su escudo en este nuevo negocio con los árabes. "La Cruz no vende", denuncian, para añadir que "en una época en la que los cristianos son perseguidos en muchos países de Asia y África, Florentino Pérez decide prescindir de la cruz, no vaya a ser que se quede sin el millonario contrato. Con esta decisión, el Real Madrid da la espalda a los 800.000 cristianos que viven en los Emiratos Árabes, el 12,6% de la población, según el Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo de 2014 publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada".

Cabe recordar que el FC Barcelona ya quitó la Cruz de San Jordi de su escudo para vender camisetas en los países musulmanes y que en el Paris Saint Germain, propiedad de la familia real de Qatar, también se ha modificado su escudo, donde ya no aparece el símbolo de la cuna del citado santo. "Nosotros no nos metemos en un debate Islamismo-Cristianismo", aseguran desde Valores del Madridismo sobre la decisión de Florentino Pérez, "pero sí cuestionamos su manera de gobernar el Real Madrid".

"¿Por ir a jugar a una república se quitaría el título de Real de su nombre?", se preguntan en Enraizados. "Cabe recordar que los futbolistas musulmanes del Real Madrid juegan habitualmente con el escudo con la Cruz en sus camisetas, y ninguno de ellos ha puesto el menor reparo religioso. Finalmente, cabría recordarle también al Real Madrid, que la Cruz está presente en las banderas de muchos países europeos cuyos gobiernos no la eliminan de su enseña nacional en las delegaciones diplomáticas que tienen en los países musulmanes".

El debate y la polémica están en la calle, aunque una vez el aparato propagandístico de Florentino Pérez impide decisiones como la de modificar a su antojo el escudo del Real Madrid o cambiar el nombre del Estadio Santiago Bernabéu tengan la repercusión que merecen y, sobre todo, la transparencia que un club supuestamente de sus socios merece. Es posible que para el presidente de ACS en los negocios valga todo, pero no debería ser así cuando con lo que se mercadea son las raíces y los valores de un club como el Real Madrid.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios