detecta una deuda superior a 736.000 euros

Trabajo aflora un agujero en la RFEF por irregularidades en el pago de cotizaciones

Los problemas crecen para la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). La Seguridad Social le reclama 736.000 euros tras una inspección.

Foto: El presidente de la RFEF, Ángel María Villar, junto a Mariano Rajoy y Vicente del Bosque. (EFE)
El presidente de la RFEF, Ángel María Villar, junto a Mariano Rajoy y Vicente del Bosque. (EFE)

Los problemas crecen para la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en pleno litigio con el Consejo Superior de Deportes por el incierto futuro de las subvenciones que a priori le corresponden. Y es que, según admite en las últimas cuentas remitidas al Registro Mercantil, correspondientes al ejercicio 2013, la Seguridad Social ha detectado irregularidades en el pago de las cotizaciones y aflorado deuda en el organismo que preside Ángel María Villar por un importe superior a los 736.000 euros. Todo después de una amplia inspección, que ha abarcado el periodo comprendido entre los años 2008 y 2012.

"La RFEF ha sido inspeccionada por la Tesorería General de la Seguridad Social de las cotizaciones realizadas a la misma durante los ejercicios 2008 al 2012. Como resultado de dicha inspección se ha producido una deuda por importe de 736.133,52 euros", reconoce la Federación en la memoria que acompaña a los balances. De hecho, también precisa que ha solicitado a su acreedor una aplazamiento de la cantidad adeudada, prórroga que le ha sido concedida y que minora la carga a corto plazo, pero le obligará a destinar fondos para cumplir con esas obligaciones en los próximos meses.

"Con fecha 12 de abril de 2013 se ha concedido por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social un aplazamiento en cuatro plazos, del pago de una cuantía de 407.944,68 euros, que devenga un tipo de interés de demora que será el que se encuentre vigente en cada momento. Para el año 2013, el interés de demora establecido es del 5%", subraya el documento en las explicaciones vinculadas a los gastos de personal efectuados en el ejercicio. En esta línea, explica que el año pasado se abonaron 436.548,19 euros y que a 31 de diciembre de ese año quedan pendientes de pago 309.659,56 euros adicionales.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. (EFE)

La plantilla de la RFEF se encontraba formada al cierre de 2013 por 168 trabajadores, ocho más que en el ejercicio precedente. No obstante, sólo dos de ellos formaban parte de la dirección. Según se constata en la memoria, el presidente y la alta dirección se repartieron el año pasado, "por la totalidad de los conceptos aplicables a sus funciones", un total de 967.178,10 euros, cuantía que se sitúa por debajo de los 1.118.939,60 millones de 2012. La Junta Directiva, que no percibe remuneración alguna, sí recibe gastos por estancias, desplazamientos, reuniones o comisiones de trabajo. Estas dietas drenaron los fondos de la Federación en 357.945,78 euros el año pasado, por encima de los 238.131,41 de la campaña precedente.

Lluvia de ingresos

Eso sí, la última línea en las cuentas del organismo que preside Villar desde hace 26 años es para sacar pecho. La RFEF registró un saldo positivo de 2,17 millones de euros, cuantía que se acumula en el fondo social de la Federación. Ya el año anterior el resultado del ejercicio fue positivo en 5,3 millones. Un desempeño que se produce en paralelo a los éxitos de la selección española de fútbol hasta el presente 2014, circunstancia que ha relanzado los ingresos en patrocinios como el de Adidas. La entidad facturó en 2013 un total de 121,29 millones de euros, si bien en la campaña precedente –a lomos de la victoria en la Eurocopa–, el importe neto de la cifra de negocio se disparó hasta los 150,14 millones.

Los trabajadores de la casa no son ajenos a esa bonanza. Según se explica en las cuentas y tal y como se pactó en 2008, la totalidad de la plantilla percibe una cantidad adicional a su salario para compensar la extinción de los compromisos de jubilación previamente adquiridos en forma de rentas vitalicias y premios. Esos pagos supusieron a 31 de diciembre de 2013 un total de 3,1 millones. Además, los empleados jubilados con anterioridad al 31 de diciembre de 2008 perciben una pensión vitalicia constante que complementa la que reciben de la Seguridad Social, "hasta el 100% de la retribución efectiva que percibieran en el último mes de su vida laboral", un beneficio social que implica provisiones de 3,3 millones de euros.

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal. (EFE)
El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal. (EFE)

Esta es una aparente calma interna alterada en estos últimos días por el conflicto suscitado con el CSD. No en vano, su presidente, Miguel Cardenal, anunció hace apenas días su intención de eliminar de la Ley de Presupuestos la subvención que corresponde a la Real Federación Española de Fútbol ante la actitud de esta de desatender los requerimientos para percibirla. "No ha puesto nada de su parte y no se le ha podido entregar" la subvención correspondiente a las ganancias de la Quiniela, exponía el máximo responsable del deporte español. Villar argumenta que la cuantía es insuficiente. Todo con la nueva Ley de Transparencia, que obligará a dar detalle sobre dónde va el dinero público recibido, como telón de fondo. 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios