el nuevo socio de gil marín y cerezo

Wang Jianlin adquirirá un 20 por ciento del accionariado del Club Atlético de Madrid

El empresario Wang Jianlin, segunda persona más rica de China, pasará a convertirse en accionista del Atlético de Madrid. Adquirirá un 20 por ciento del accionariado

Foto: Wang Jianlin, presidente de Dalian Wanda Group (Reuters)
Wang Jianlin, presidente de Dalian Wanda Group (Reuters)

Desde hace años son muchos los empresarios que han llamado a las puertas del Atlético de Madrid para comprar el club o, al menos, adquirir un porcentaje del accionariado. Muchas negociaciones que han quedado en nada hasta ahora. Ahora sí habrá movimiento. El diario Marca desvelaba que Wang Jianlin, Presidente de Dalian Wanda Group, se convertirá en accionista del Atlético de Madrid, una vez alcanzado un acuerdo con Miguel Ángel Gil Marín, accionista mayoritario, y Enrique Cerezo. El club le abre un poco más al millonario chino las puertas de España, terreno que ya conoce de sobra al adquirir hace meses el Edificio España por 265 millones de euros y cerrar hace escasos días el acuerdo para la construcción en el sur de la capital una ciudad de ocio. Enamorado del fútbol, el deporte le servirá a Wang Jianlin para que su notoriedad pública sea superior ante el gran público gracias al balón.

El acuerdo se hará oficial próximamente y según pudo saber El Confidencial, el millonario pasará a controlar, aproximadamente, un 20 por ciento del accionariado del Atlético de Madrid. El club, de esta manera, inyectará una buena cantidad de dinero para soportar la importante deuda que acumula desde hace años. No conviene olvidar que el límite de gasto de club fue ampliado por la Liga de Fútbol Profesional en 5 millones de euros, teniendo que avalar personalmente este movimiento Gil Marín y Cerezo. Hay que recordar que el magnate chino asomó la cabeza en nuestro fútbol gracias al ‘Proyecto Wanda’, implantado en Atlético de Madrid, Villarreal y Valencia, para formación de jóvenes futbolistas chinos en nuestro país.

Este proyecto fue el primer paso, pues el deseo de Wang Jianlin era dar un salto más en un deporte que le apasiona. Ya manejó durante unos años la gestión del Dalian Shide de China, pero su objetivo era entrar en la vida de uno de los grandes de Europa. Está por ver qué papel juega en la vida diaria del Atlético de Madrid a nivel ejecutivo. Los empresarios chinos, habitualmente, reconocen su poco conocimiento cuando de fútbol de elite se trata, pero en este caso, y al tratarse de un 20 por ciento del accionariado, habrá que ver qué funciones pasa a desempeñar en persona o a quién designa para estar en el día a día del club rojiblanco.

Mayor repercusión internacional

Wang Jianlin tiene claro que un club como el Atlético de Madrid -las puertas del Real Madrid y el Barcelona las tenía cerradas- era el idóneo para expandirse en Europa y darse a conocer fuera de China. En su país lo es todo y es reconocido por todo el mundo, pero en el extranjero su relevancia no es tan notable. El fútbol, al margen de otros negocios, será una excelente herramienta de marketing para que su figura sea mucho más valorada. Se le vinculó al proceso de venta del Valencia, pero lo cierto es que nunca estuvo interesado. Aunque desde el club se apuntó a que Wang Jianlin era uno de los pretendientes, éste quería crecer a través del balón en otro club. El Atlético de Madrid ha sido el elegido.

Wang es el mayor patrocinador de la Superliga de China. Tras abandonar el Dalian al perder la ilusión al comprobar que la corrupción se había apoderado del fútbol en su país, ahora considera que poco a poco se va limpiando. Por ello ha vuelto a involucrarse en un deporte en creciente expansión en el gigante asiático. La formación de futbolistas es uno de sus grandes objetivos, aunque después de su entrada en el accionariado de Atlético de Madrid habrá que ver en qué situación quedan Villarreal y Valencia. El Southampton también estuvo en su punto de mira como en su día la Roma, pero en ambos casos no le cuadró la operación.

En China tiene todo el poder del mundo, pero necesitaba dar pasos en el extranjero para que su repercusión internacional sea mayor. Entrar en el Atlético de Madrid le supondrá “gastar calderilla”, destacan personas que conocen su trayectoria. Con una fortuna de unos 16.200 millones de euros según Forbes, y tras sondear diferentes posibilidades, cumple un sueño al adquirir un paquete accionarial de un club que en los últimos años se ha posicionado en la elite del fútbol a golpe de títulos.

Conexión directa con Moncloa

Los que le conocen hablan de una persona con mucho ego. Hecho a sí mismo, empezó desde abajo hasta convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo. Alardea del poder que atesora, no sólo a nivel económico, y alcanzar la cima de la lista Forbes es uno de sus grandes objetivos. Su agenda de contactos es otro de los pilares de su existencia. Su irrupción en territorio español lo ha hecho por la puerta grande. Tanto, que la versión china del fallido Eurovegas se ha puesto en marcha a través de Moncloa, no de la Comunidad de Madrid.

Peter Lim, futuro propietario del Valencia si finalmente cierra las negociaciones con Bankia, trató durante largo tiempo hacerse con un paquete accionarial del Atlético de Madrid. En un momento dado, con la intermediación de Jorge Mendes, el millonario de Singapur estuvo cerca de sellar el acuerdo con Miguel Ángel Gil. Éste, sin embargo, nunca tuvo claro el negocio, deslizando en diferentes foros que “Peter Lim quiere entrar en el club sin poner en euro”. Wang Jianlin es el segundo hombre más rico de China; el primer puesto le ha sido arrebatado hace unos días por los propietarios de Alibaba Group Holding, consorcio privado dedicado al comercio electrónico en Internet y liderado por Jack Ma. Recuperar el 'liderato' cuanto antes es otro de sus objetivos inmediatos.

Wanda Group posee más suelo que nadie en China, con 166 centros comerciales, 55 hoteles de 5 estrellas y parques temáticos. Además del fútbol, otra de sus grandes pasiones es el ocio, y en concreto, como en el caso de Enrique Cerezo, el cine. Desde 2012, tras comprar la cadena de Estados Unidos AMC, pasó a convertirse en el mayor exhibidor de todo el planeta, con 527 cines y 6.247 pantallas. Wang Jianlin tiene tal poder de persuasión -económico, obviamente- que reclutó para la inauguración de la Ciudad del Cine Oriental de Qingdao a actores de la talla de Catherine Zeta-Jones, Nicole Kidman, Leonardo DiCaprio, John Travolta o Ewan McGregor. Wang Jianlin puede con todo...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios