Iker Casillas: "Sara no cometió ningún error, es periodista"
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL CAPITÁN BLANCO SE CONFIESA EN UNA ENTREVISTA

Iker Casillas: "Sara no cometió ningún error, es periodista"

Iker Casillas se puso frente a Gabilondo en Canal Plus para responder a las preguntas sobre Mourinho, el topo del Real Madrid, su suplencia o su pareja, entre otras

Foto: Iker Casillas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Efe).
Iker Casillas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Efe).

Iker Casillas se puso frente a Iñaki Gabilondo en Canal Plus para contestar a las preguntas del periodista. Éste no tuvo reparos a la hora de tocar los temas más polémicos que han tenido al capitán como protagonista en los últimos meses. Sobre la mesa la posible influencia del trabajo de su pareja, Sara Carbonero, la relación con Mourinho, la famosa llamada a los jugadores del Barcelona o su papel a lo larga de la temporada pasada entre otros.

El portero del Real Madrid no dudó a la hora de defender a Sara Carbonero. Iñaki Gabilondo quiso saber si las declaraciones de la periodista influyeron en la relación de Iker con Mourinho. En su día, Carbonero reconoció en televisa que el mal ambiente era una constante en el vestuario blanco: “Ese día se busca una excusa para atacarme a mí, a Casillas a través de su pareja. No cometió ningún error. Es periodista y durante los días previos a la entrevista, todos opinaron y ella recogió el eco de la prensa. En exclusiva no daba ninguna información. Sara podría decir muchas cosas del vestuario, más de lo gente pudiera pensar. Me parece fenomenal porque hizo y repitió lo que habían dicho los periodistas los días previos. Ahí empieza a haber un problema conmigo, la gente piensa que paso información a mi pareja. Mourinho no me dijo nada sobre esto”.

El técnico portugués fue uno de los puntos que más tiempo ocupó en la charla que mantuvieron periodista y futbolista: “La primera etapa fue muy buena y la última, no tan buena. Todos comentaron y opinaron. Luego se convirtió en una relación que no daba más de sí, pero tengo un máximo respeto porque ha sido uno de mis entrenadores. Tras mi suplencia en Málaga, él vio no estaba bien y entendió que no estaba para jugar por lo que me dio toque de atención. En 2013, contra la Real Sociedad expulsaron a Antonio, salí y ganamos. Luego jugué una serie de cinco o seis partidos hasta que me lesioné, pero el rodaje fue muy positivo y el toque de atención fue bueno porque me espabilé”.

Discrepancias técnicas

Iker Casillas insistió en que “no había mala relación, discrepancias en alguna ocasión de tipo técnico y respeto de mi parte hacia él. En verano de 2012 la relación era fenomenal. Es más, cuando ganamos la Eurocopa hablábamos todos los días, igual que en la pretemporada también. Fue en Navidad cuando todo se empezó a torcer. No hubo problemas serios, lo que pasa es que el equipo empezó a ir mal”. Sobre su actitud en aquel momento, comentó que en el Real Madrid “siempre estás cuestionado y más aquí porque cada partido es un mundo. Decían que no era el que era, que había cambiado, que era otro y les había traicionado. A lo mejor tenía que haber hablado y contestar, pero opté por el silencio”.

En el día a día, el capitán del Real Madrid comentó que “por la otra parte daba más rabia porque intentabas pasar y no echar más leña al fuego. Fuera de las ruedas de prensa, no cruzábamos palabra. Era una relación que no era buena, cada uno por su lado. Ese año, cuando estaba lesionado, la relación era buenísima, venía a ver cómo iba, pero hubo una serie de ruedas de prensa que no me gustaron como cuando el señor Karanka dijo que no tenía el alta competitiva y ahí las cosas cambiaron. Yo respetaba que no me ponían y no pasaba nada. La prensa preguntaba porque no jugaba, pues porque Diego López es mejor como dijo un día y no pasa nada”.

Iker Casillas descartó que la llamada que hizo a Xavi y Puyol en 2011 fuera el desencadenante: “Es más de lo mismo, se cuenta una historia que no es. Yo hablé con Xavi y ‘Puyi’, nos dijimos de todo: que estábamos dando muchas patadas, que nos estábamos pasando, que íbamos a protestar todo al árbitro… cosas de futbol. Aquí Casillas no pide perdón a Xavi por mucho que se haya querido vender esta historia de que vaya tela, el capitán del Real Madrid que se baja los pantalones. Se nos fue de las manos, era una situación tensa y estábamos defendiendo a nuestro entrenador. A mí no me dijo nada de la llamada, esa es una historia que corre por ahí. No te puedo asegurar que no se enfadase, la gente dice que esa llamada le molestó. No cambió nada”.

La injusticia del topo

Cuando Iñaki Gabilondo sacó el tema del topo del Real Madrid, Casillas admitió que “era un poco injusto, pero entiendo que haya ese movimiento. Tengo una relación fluida con algunos periodistas porque los conozco desde que tengo 16 años. Sí que duele, no te lo voy a negar, porque llevo aquí desde que tengo nueve años y llegué al primer equipo con quince. He conseguido grandes cosas con Real Madrid, ha sido mi trampolín para ir a la Selección y conseguir lo que hemos conseguido. El público es soberano, pero tienes tu corazoncito y te duele. Después de tanto tiempo en el Real Madrid sabes que son exigentes y tienes que aceptarlo, entrenar y hacer las cosas bien. Yo quiero pensar que no fue Mourinho”.

¿Y cómo se sintió Iker Casillas durante aquel tiempo? “Me sentí aislado. Estás lesionado, fuera del equipo, de la convivencia… Pedí ir con el equipo a Barcelona y a Manchester porque me gustaba estar dentro. Te alejas de las noticias, de lo público, de los partidos y empieza a haber un movimiento que me causa sorpresa. Fueron siete semanas, no más, pero en las dos primeras vi demasiada suciedad, no me gustó. Decían que era un filtrador, un traidor… y yo estaba que recuperándome tranquilamente, me preguntaba: a qué viene esto ahora. No sé si alguien lo dirigía, es factible aunque no creo que haya una conspiración contra Iker Casillas”.

Su situación en el equipo a lo largo de la temporada en el que él era el portero de Champions y Copa del Rey le hizo plantearse que “podía salir todo muy bien o podía estar fuera de juego desde octubre. No sabemos si fue ángel o esa cosa que dicen que tienes, pero al final salió todo lo mejor y para mí, es lo mejor que me ha pasado”. Lo que sí es cierto es que el capitán pensó “en irme de España y del Real Madrid. No quieres tener problemas ni molestar ni crear mal ambiente, quieres que le vaya bien al Real Madrid. Pero esto piensas en voz en baja, luego dices: qué narices, peleo y lucho para esforzarme y renacer. No hice gestiones para irme. Se habló mucho, pero no hubo una oferta concreta del Arsenal. Era y es mi idea quedarme y acabar carrera en Real Madrid”.

Finalmente, Casillas reconoció que no le importaría irse a Qatar o a Estados Unidos “para valorar más al Real Madrid”, un club que para el capitán es su “casa, es como una propiedad sin querer ocuparla o captarla porque entiendo que el madridismo es universal y es de todos los madridistas. He pasado por todas las categorías, no entendería mi vida sin el Real Madrid. Me educaron como jugador y como persona”.

Iker Casillas