Preocupan más los pitos del Bernabéu a Casillas que el futuro de Carlo Ancelotti
  1. Deportes
  2. Fútbol
MARGEN DE CONFIANZA aL ENTRENADOR

Preocupan más los pitos del Bernabéu a Casillas que el futuro de Carlo Ancelotti

La fe en Ancelotti no es ilimitada, pero por ahora el club no se plantea tomar una drástica decisión. Lo que sí preocupa, y mucho, son los pitos del Bernabéu a Iker

placeholder Foto: Casillas, cariacontecido durante el derbi ante el Atlético de Madrid. (Reuters)
Casillas, cariacontecido durante el derbi ante el Atlético de Madrid. (Reuters)

Jugadores como Casillas o Pepe hablaron de falta de concentración, de bajar los brazos antes de tiempo. Ancelotti sigue hablando de falta de intensidad y no de despiste táctico. En el club se habla de falta de fondo físico como culpable de esas enigmáticas desapariciones y los números señalan una situación complicada y difícil, con precedentes muy cercanos. Desde hace siete años, con Schuster en el banquillo, el equipo blanco no arranca de manera tranquila y sosegada, tanto en resultados como en fracturas sociales. La última, el divorcio entre el Bernabéu y Casillas tras quince años de permanente luna de miel.

El Real Madrid repite el mismo escenariode los últimos tres años, con un inicio que invita a pensar en la toma de decisiones, algo que por el momento está descartado. Los próximos partidos dictarán sentencia. El entrenador tiene margen de confianza. El italiano es el primero en saber que en el fútbol, sin triunfos y sin éxitos, su puesto peligra. No hay otra. Es ley del deporte profesional, pero está confiado ante un inminente cambio de actitud y de fútbol en su equipo.

No piensa hacer más cambios en el esquema del mostrado ante el Atlético. Ni tampoco introducir muchos movimientos en el once.El equipo de Cardiff o el del sábado ante el Atlético,con Carvajal por Arbeloa, será la base de la que Ancelotti tirará durante la temporada. Al equipo le falta un punto físico. Lo dicen los datos que maneja el club, el cuerpo técnico y lo ratifica el desplome del equipo en las segundas partes, algo que confía superar en este ciclo de tres semanas sin partidos internacionales.

En el club siguen convencidos de que las salidas de Di María y Xabi nada tienen que ver. Volverían a actuar de la misma manera.Si el vestuario duda de si esta plantilla es mejor que la del curso pasado, en la zona noble están convencidos de la mejora o, cuando menos, de la igualdad de prestacionesde un grupo y otro. Algunos jugadores como Benzema, James, Kroos, Ramos, Modric o Pepe no están en su mejor momento físico. El Mundial les sigue pasando factura, pero el club está convencido de que la mejora es cuestión de días.

Ancelotti sabe que lo peor de todo lo que está sucediendo en este complicado inicio es la respuesta de la afición. La entiende tras las derrotas, pero no en esa crítica continua sobre Casillas. Son muchos los que se le acercan y piden un cambio en la portería, pero por el momento no cree que haya llegado ese instante.

La fe en Ancelotti no es ilimitada, ni mucho menos, pero por ahora no se ha pensado en decisión alguna que pueda condicionar el futuro del club y la entidad. La derrota ha dolido y más tras los primeros gritos de protesta que se escucharon en el Bernabéu con diferentes direcciones, incluidos banquillo y palco.

En el fútbol los juicios cambian cada semana, pero por el momento no se espera una decisión drástica. La pregunta que se hacen en la zona noble es clara. ¿Hay solución en el mes de septiembre para un equipo como el Real Madrid, al que se le exige ganar desde el primer día? Los dirigentes del club blanco saben que ahora sólo queda esperar la mejora del equipo durante un tiempo prudencial antes de la toma de decisiones.

Por cierto, los Ultras Sur han declarado la guerra a los dirigentes del Real Madrid. La desaparición del fondo sur, tal y como venía existiendo en las últimas décadas, no la terminan de olvidar los radicales blancos. En el partido ante el Atlético se escucharon gritos contra el palco, que el club achaca a unos ultras que no han perdido su espacio y a los que el club no deja existir como tal, al menos dentro del estadio.

Iker Casillas Real Madrid Ultras Sur Florentino Pérez
El redactor recomienda