IMPOTENCIA MADRIDISTA ante los rojiblancos

El Atlético vuelve a tomar el Bernabéu y mete al Madrid en algo más que una crisis

El Atlético de Madrid se llevó el derbi, uno más, en el Santiago Bernabéu. Tiago inauguró el marcador, Cristiano Ronaldo empató de penalti y Arda sentenció

Foto: El Atlético vuelve a tomar el Bernabéu y mete al Madrid en algo más que una crisis

El Real Madrid avisó en Anoeta. Algo falla y el Atlético ha sabido sacar provecho de esa situación y de ese despiste colectivo en el que parece sumido el Real Madrid. Después de tres jornadas, el Barcelona cuenta con seis puntos de ventaja y cuatro el campeón de Liga. Mucha distancia en tan poco tiempo.  Esta cuesta arriba no la esperaba nadie y menos aún por la zona noble del Bernabéu. Muchos de los que pisan el palco ya se preguntan si el equipo tiene solución. Demasiadas preguntas y, sobre todo, demasiada decepción. 

Ante el Atlético, el Real Madrid solo existió durante 25 minutos. El resto del partido, o estuvo a merced de los de Simeone, o se mostraba inofensivo. La consecuencia, pitos de la grada y momentos complicados para Ancelotti y para algunos jugadores que han quedado muy señalados como Benzema y Casillas. Los goles de Tiago y Arda meten en un lío al Real Madrid. Más gordo de lo que alguno pueda pensar. 

Esa extraña costumbre que ha adquirido el Real Madrid de convertir en una jugada de extremo peligro cualquier balón aéreo sobre su área, especialmente si llega desde cualquiera de las esquinas, condiciona todos sus partidos. No es cuestión de buscar un culpable y señalar directamente al portero, pero Iker no es el único que falla en esa falta de atención y de concentración que muestran en este tipo de jugadas.

Simeone sabe de esa debilidad y también conoce la habilidad de los suyos en eso del remate de cabeza y de asimilar la estrategia. Ante este panorama, cada saque de esquina se convierte en una ocasión de peligro y en el primero llegó el gol que abrió el marcador. Diez minutos, Koke la pone y Tiago sin saltar y desde el área pequeña, bate a un Casillas que no salió, pero que vio como sus compañeros, en especial Benzema y Pepe, se dedicaban a otra cosa que no era defender.

El Real Madrid tardó en digerir el golpe. Se quedó aturdido, como perdido. El Atlético tuvo el partido para sentenciarlo, pero como en otras ocasiones eso de marcar y guardar la ropa le fue de maravilla, decidió repetir táctica y en lugar de ir a sentenciar, intentó aturdir al equipo de Ancelotti con manoseo de balón y poco más. Apenas se acercó a los dominios de Casillas y cuando se perdona al Real Madrid, ya saben lo que suele ocurrir o por lo menos lo que pasaba antes porque este equipo tiene perdido el rumbo.

El equipo blanco necesitaba un estímulo para despertar, para meterse en el partido. El dibujo era diferente al de otros días. Ancelotti se olvidó del 4-3-3. No tiene jugadores para dibujar ese esquema. Así, el italiano dispuso a sus jugadores de dos maneras diferentes, pero con Modric y Kroos como ejes del juego por delante de la defensa. En ocasiones se inclinaban por el 4-2-3-1, pero la mayoría de las jugadas arrancaban con un claro 4-4-2, con libertad de movimientos de Ronaldo, que demostró las ganas de siempre y estar un poco mejor que en anteriores compromisos. 

Bale propició que la exhibición de Moyá se iniciara en el minuto 23. Un lanzamiento de falta que tocó en la barrera, propició que el portero cambiará la dirección del vuelo en el aire lo justo como para desviar la pelota y evitar el partido. A partir de esa jugada, todo cambió. El Real Madrid se dio cuenta que estaba jugando y encima un derbi. Ronaldo decidió hacerse con el control del juego o por lo menos estirar lo suficiente a su equipo como para meter en apuros al Atlético.

Y lo hizo sacándose de la manga un penalti en una jugada sin aparente peligro ante Siqueira. El rojiblanco, con pasado madridista durante un par de horas, metió la pierna en el peor sitio y en el peor momento posible. Penalti tan claro como absurdo. CR7 se hizo con el balón para batir a un Moyá que buscó el balón en el otro palo hacia donde lo dirigió el portugués.

El juego se hizo blanco, pero todas las ocasiones terminaron en las manos del portero rojiblanco o se encontraron con un Benzema tan errático como frío. En el 34, Ronaldo le regaló el gol, pero él decidió repetir presente a la defensa del Atlético. Cinco minutos después su remate picado tras otro excelente pase del portugués se encontró con Moyá, para cerrar la trilogía con un disparo flojo al centro tras buscarse un hueco en el borde del área. Pitos del Bernabéu, unidos a los de Casillas de minutos atrás. Mientras, Raúl Jiménez la tuvo, pero el mexicano se dio cuenta que aquí los rivales no dejan ni respirar cuando uno de acerca al área contraria. 

La segunda mitad fue la del respeto al rival. Intercambio de golpes, entrada en el juego de jugadores como Arda, Chicharito o Isco, pero mucha igualdad y, sobre todo, sin ocasiones de uno u otro equipo. Sabían que el gol daría los tres puntos y el respeto se dejaba sentir sobe el césped del Bernabéu, aunque el Atlético se mostraba más según pasaban los minutos, gracias a la aparición del internacional turco y a la desaparición de Cristiano Ronaldo. Sin CR7 el Real Madrid desapareció. 

Arda avisó en el minuto 73, para no perdonar tres minutos después tras una asistencia sin tocar la pelota de Raúl García. Toda una exhibición de vista y de intención de los rojiblancos y otra de dejadez y de ver pasar a los rivales de los madridistas. Increíble. Coentrao el primero, Isco el segundo, seguido de Kroos, Modric y Pepe. Raúl García y Arda solos en el área sin oposición alguna. Una vez más, el marcaje a distancia, no dio resultado.

Hasta el final del partido, el Real Madrid tuvo ocasión de mostrar la impotencia que le persigue desde los últimos partidos de la pasada campaña, con la excepción del famoso minuto 93 de Lisboa y el paseo de Cardiff. El orden y el saber hacer las cosas del Atlético han sido suficientes para meter en crisis a un equipo que parece perdido. Mucho.

-- Ficha técnica:

1.- Real Madrid: Casillas; Arbeloa (Varane, min. 76) Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Kroos, Modric, James Rodríguez; Bale (Isco, min. 71), Benzema (Chicharito, min. 64) y Cristiano Ronaldo.

2.- Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Godín, Miranda, Siqueira; Raúl García, Gabi (Arda Turan, min. 60), Tiago, Koke; Raúl Jiménez (Griezmann, min. 64) y Mandzukic (Mario Suárez, min. 76).

Goles: 0-1, min. 10: Tiago; 1-1, min. 26: Cristiano, de penalti; 1-2, min. 76: Arda Turan.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla a James Rodríguez (min. 19), Chicharito (min. 66) y Modric (min. 84) por parte del Real Madrid y a Godín (min. 22), Siqueira (min. 25), Mandzukic (min. 41), Gabi (min. 54), Miranda (min. 86), Mario (min. 89) y Koke (min. 90) por parte del Atlético de Madrid.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante cerca de 80.500 espectadores. 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
76 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios