Es noticia
Menú
Desbandada en el Murcia: sólo tiene cuatro jugadores confirmados para empezar la Liga
  1. Deportes
  2. Fútbol
aplazado el primer partido ante el logroñés

Desbandada en el Murcia: sólo tiene cuatro jugadores confirmados para empezar la Liga

El descenso del Real Murcia ya es oficial. En la noche de este viernes el club grana se inscribió en Segunda División B para la temporada

Foto: La plantilla del Real Murcia, en el entrenamiento de este viernes (EFE).
La plantilla del Real Murcia, en el entrenamiento de este viernes (EFE).

El descenso del Real Murcia ya es oficial. En la noche de este viernes el club grana se inscribió en Segunda División B para la temporada 2014-15, rindiéndose en materia deportiva ante la sorprendente decisión del juez suplente del Juzgado nº 7 de lo Mercantil de Madrid, que cambió lo establecido por su titular y permitió que la Liga de Fútbol Profesional cumpliera su objetivo de descender a la entidad grana. Es decir, el Murcia debería empezar la campaña en la división de bronce este fin de semana, pero finalmente la Federación ha tomado la primera decisión que ‘beneficia’ a los pimentoneros aplazando su primer envite, que tenía que ser en la Nueva Condomina contra la Unión Deportiva Logroñés.

La decisión de aplazar el partido era muy importante para el Real Murcia. La Liga en Segunda empezará sin ellos y ya no habrá opción de jugar este año en la categoría que, por rendimiento deportivo, le corresponde. Pero precisamente por eso, porque la planificación deportiva hasta que saltó todo por los aires, estaba pensada para competir en la Liga Adelante, el desastre para el Murcia es mayor. Hasta la fecha, tan sólo cuatro jugadores habrían confirmado su continuidad en la primera plantilla grana en Segunda B, según informa la web de información diaria grana Gol del Murcia. Se trata de los dos capitanes del equipo, José Luis Acciari y Miguel Albiol, el portero hasta ahora suplente, Fernando Martínez, y el canterano recién ascnedido José Ángel Carrillo.

Del resto de los 17 jugadores del primer equipo hay varios que son dudas. El tercer capitán, Daniel Toribio, está muy comprometido con el club y está encantado en la ciudad, pero tiene muy buen mercado en Segunda y podría marcharse. Lo mismo sucede con tres de los fichajes para Segunda, José Martínez, Fernando Pumar y Rubén Sánchez. Hay varios de los que son importantes que probablemente tengan que salir y lo acepten. Son los casos de Saúl Berjón, Eddy y Albert Dorca, por los que el club espera hacer caja, aunque si no lo hace, tendría que desprenderse de ellos igualmente al no poder hacer frente a sus salarios. Otros tienen un contrato diferente en caso de jugar en Segunda B y habrá que ver si aceptan. Los que tienen su salida cerrada son Casto Espinosa y Hugo Álvarez.

A partir de ahora, el Real Murcia tiene poco más de una semana para contratar jugadores que estén libres (o sean liberados por sus clubes) para componer una plantilla con la que no sufrir para permanecer en Segunda B. Porque lo cierto es que el objetivo no es ascender, sino no perder la categoría, como ya pasara en los 90, cuando descendió a Tercera. Entre la falta de mercado a la vista, el Murcia probablemente tenga que tirar bastante del filial, el Imperial, que milita en Tercera División, donde finalizó 9º la pasada temporada. La cantera pimentonera siempre ha sido fructífera, pero con la crisis y los problemas económicos, la fuga de talentos fue muy alta. Uno de ellos, Manu Trigueros, es titular en el Villarreal.

Sin embargo, el club presidido por Jesús Samper no se rendirá en su lucha por hacer efectivo lo que consideran justo. De hecho, un comunicado emitido por el Murcia exige la “inexcusable e inmediata inscripción y participación (…) en 2ª División A”. Es imposible que eso suceda, porque el club se ha inscrito en Segunda B, pero no por ello pararán la vía judicial para que en algún momento, quién sabe si este año o dentro de mucho tiempo, les den la razón de forma definitiva y se compense el daño recibido.

El Murcia se ampara para ello en los casos de dos clubes deportivos afectados por decisiones finalmente levantadas por un juzgado. Hace 24 años, el Obradoiro jugó un playoff de ascenso a la ACB contra el Júver Murcia (curiosamente, otro equipo de la ciudad implicado, pero en caso contrario). Los murcianos habían alineado a Esteban Pérez, un argentino nacionalizado español pero que tenía un pasaporte falso, por lo que la alineación era indebida. Tuvo que esperar a 1994 para que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid le diera la razón y obligara a la ACB a readmitirlo. El proceso se alargó hasta que en 2003, el Tribunal Supremo detuvo la liga hasta que no se inscribiera al club gallego. La ACB le exigía un pago como canon de entrada de 3 millones de euros, mientras que el Obradoiro pedía pagar el canon de 1990, de 600.000 euros. Finalmente, en 2009, la ACB tuvo que aceptar el pago por el montante de 1990 y el Obradoiro se pudo inscribir.

La otra situación similar en la que la justicia ordinaria benefició a un club ante la justicia deportiva fue en el ‘caso Astillero’. El club de regatas Astillero participó en una regata en Hondarribia en 2005. A la finalización del mismo, personal acreditado del Ejecutivo vasco se personó para realizar controles antidopaje como parte del Programa Vasco contra el Dopaje y catorce remeros se negaron a pasarlo sin la presencia de sus abogados. El personal de control levantó acta y se marchó. Los deportistas fueron sancionados con dos años sin poder competir en el País Vasco y multados con 6.000 euros. Astillero recurrió y casi tres años después, el Tribunal Superior de Euskadi les dio la razón al considerar que se trató tan sólo de un interrogatorio y que se vulneraron derechos.

El descenso del Real Murcia ya es oficial. En la noche de este viernes el club grana se inscribió en Segunda División B para la temporada 2014-15, rindiéndose en materia deportiva ante la sorprendente decisión del juez suplente del Juzgado nº 7 de lo Mercantil de Madrid, que cambió lo establecido por su titular y permitió que la Liga de Fútbol Profesional cumpliera su objetivo de descender a la entidad grana. Es decir, el Murcia debería empezar la campaña en la división de bronce este fin de semana, pero finalmente la Federación ha tomado la primera decisión que ‘beneficia’ a los pimentoneros aplazando su primer envite, que tenía que ser en la Nueva Condomina contra la Unión Deportiva Logroñés.

Jesús Samper
El redactor recomienda