Denis Suárez y Krychowiak, los nuevos ídolos que hacen olvidar a Rakitic y M'Bia
  1. Deportes
  2. Fútbol
son claves para unai emery

Denis Suárez y Krychowiak, los nuevos ídolos que hacen olvidar a Rakitic y M'Bia

Hay un optimismo no demasiado moderado en el sevillismo. Los rojiblancos llegan a la Supercopa de Europa como un equipo con experiencia y con una confianza

placeholder Foto: Denis Suárez, durante su presentación con el Sevilla (EFE).
Denis Suárez, durante su presentación con el Sevilla (EFE).

Hay un optimismo no demasiado moderado en el sevillismo. Los rojiblancos llegan a la Supercopa de Europa como un equipo con experiencia y con una confianza en sí mismos enorme sobre lo que pueden sacar contra el Real Madrid en el Estadio de Cardiff. El mensaje de los jugadores y de la dirección técnica es muy positivo. “Vamos a ir a por todas”, dijo Coke; “hay que aprovechar los recursos que tenemos”, dijo Emery; “no le tengo miedo a Pepe”, dijo Bacca. Todos ya pensando en el partido contra los merengues por el primer título de la temporada.

Poco importa al Sevilla haber perdido a dos jugadores claves en el esquema que ganó la Europa League al Benfica en Turín. Se ha vuelto a reforzar muy bien gracias a otro magnífico trabajo de Monchi desde la dirección deportiva y pocos echan la vista atrás con melancolía por la ausencia de Ivan Rakitic y Stéphane M’Bia, los dos centrocampistas que lideraron al Sevilla hasta llegar a aquella final y que, por ello, pueden enfrentarse al campeón de Europa por la Supercopa. M’Bia fue el hombre que marcó el gol en Mestalla y entró en la historia sevillista y Rakitic, el capitán que alzó al cielo la Europa League. Ninguno enfrentará al Real Madrid.

Sin embargo, a pesar de estas dos bajas tan importantes, Unai Emery cuenta con recambios que considera idóneos para que el buen nivel del Sevilla (que además de ganar el título europeo, fue quinto en Liga). Probablemente no haya adquisición que haga más ilusión al sevillismo que la de Denis Suárez. Saben que no durará, probablemente, puesto que su contrato es una cesión por dos temporadas del Barcelona, incluida como parte del pago del traspaso de Rakitic al club culé. Pero el gallego ya se ha ganado a la grada con varias actuaciones de primer nivel en esta pretemporada.

Su último gran partido fue en el Trofeo Antonio Puerta. Sólo necesitó la segunda parte para ganarse a la grada del Pizjuán en la primera toma de contacto que tenía con su nueva casa. Fue el que reactivó el juego del Sevilla contra el Córdoba en los que fueron los mejores minutos del equipo hispalense en su torneo. Su característica principal es su visión de juego y la capacidad para introducir pases filtrantes en la defensa contraria. Es decir, el papel que tenía Rakitic pero con seis años menos y con un futuro impresionante por delante. La diferencia, y el problema para Suárez… que no tiene (al menos por ahora) ni siquiera parte de los galones del croata.

Pero es el jugador diferente que tiene Emery y es muy probable que pueda ser de la partida contra el Madrid. Y claro, una vez establecido el sustituto de Rakitic, había que dejar claro el reemplazo de M’Bia. El camerunés (que, por cierto, sigue sin equipo) era un pulmón fabuloso en el centro del campo, una escoba que lo barría todo y con una fortaleza física y aérea que tendrá que tratar de cubrir Grzegorz Krychowiak. No ha habido esta temporada fichaje que más le haya costado a Monchi (gurú de las contrataciones) que el polaco y tanta expectación genera presión inmediata para el nuevo mediocentro sevillista. Pero el chaval está muy comprometido y nada más llegar ha intentado sentirse cómodo y ya está, incluso, trabajando para mejorar su español.

El resto del equipo será prácticamente el mismo que ganó el título en mayo. Las variaciones pueden ser la entrada de otros nuevos jugadores, como Aleix Vidal y Iago Aspas, pero la idea de juego sevillista será la misma de siempre. De siempre, la intensidad con la que ha jugado el Sevilla contra el Real Madrid ha sido clave para derrotar, cuando lo ha hecho (y ha ganado dos de los últimos cuatro enfrentamientos directos, ambos en el Pizjuán) y es ese uno de los motivos del optimismo: el gran estado físico de la plantilla, sobre todo sabiendo lo mal que llega a priori el Madrid. Pero hasta que no ruede el balón en Cardiff, poco podrá valorarse sobre cómo llegan ambos en realidad.

Rakitic Sevilla FC Stéphane M'Bia Denis Suárez Grzegorz Krychowiak Supercopa de Europa Unai Emery Real Madrid
El redactor recomienda