conflicto a la vista en el manchester city

El polémico agente de Yaya Touré la vuelve a liar y 'le coloca' de vuelta en Barcelona

"Hay muchas posibilidades de que Yaya se vaya, está muy molesto", dijo Dimitry Selçuk al quejarse porque el City no felicitó al futbolista por su cumpleaños

Foto: Yaya Touré celebra un gol marcado esta temporada
Yaya Touré celebra un gol marcado esta temporada

Las oficinas del Barcelona echan humo cocinando la temporada que viene. Una reestructuración de la plantilla con muchas salidas y un buen puñado de entradas. Con Luis Enrique al frente, se avecina una importante revolución. Y en la misma se ha colado Yaya Touré. Mejor dicho, su representante, un polémico personaje que siempre que abre la boca suele generar algún conflicto. O al menos debate.

Dimitry Selçuk, el agente del mediocampista de Costa de Marfil, suele ser muchas veces más protagonista que el propio jugador. Su peculiar manera de actuar ha provocado más de un conflicto, aunque lo cierto es que siempre se sale con la suya. Para bien de su representando, que tiene una cuenta corriente más que aseada.

La penúltima polémica ha comenzado con unas declaraciones del agente en The Sun, en las que explicaba que Yaya Touré estaba muy molesto porque el el Manchester City se olvidó de felicitarlo por su cumpleaños el pasado día 13. El club contestó en su página web asegurando lo siguiente: ‘Hmm... ¿olvidarnos del cumpleaños de Yaya? Había una tarta en el avión, los jugadores le cantaron el 'Cumpleaños Feliz' y más de 130.000 seguidores del City le desearon un feliz cumpleaños en nuestra página oficial de Facebook. Parece que nadie se olvidó’.

El interesado entró en acción, dando la razón a su agente y escribiendo en su cuenta de twitter que ‘todo lo que dice mi representante es verdad. Él habla por mí. Haré una entrevista después del Mundial para dar las explicaciones necesarias’.

El caso es que Dimitry Selçuk, para calentar más la situación, añadió en el rotativo británico que "hay muchas posibilidades de que Yaya se vaya este verano. Está muy molesto. No se pueden comprar amistades con dinero. Y si no pueden darle la mano a Yaya, hasta luego, no hay problema. Lo que pasó en su cumpleaños demuestra que al club no le importa. Fue la prueba".

Hay que recordar que la salida de Yaya Touré del Barcelona estuvo cargada de polémica. La pletórica irrupción de Sergio Busquets en el primer equipo le relegó a un segundo plano que nunca aceptó el jugador. Y mucho menos el representante, que cada vez que abrió la boca fue para alejar a su jugador de la Ciudad Condal.

“Si no juega Yaya, ¿quién va a marcar los goles? ¿Hleb?”, llegó a manifestar Selçuk, que posteriormente tuvo que pedir públicas disculpas por su menosprecio al futbolista y compañero de Touré. En otra oportunidad, el representante se apostó con un periodista que el Barcelona se gastaría más de 20 millones en el fichaje -finalmente fue un fiasco- del ucraniano Chigrinsky. El agente ganó la apuesta.

Pep Guardiola tuvo que lidiar con dos complicados personajes. Tanto el jugador como su agente hicieron mucho ruido mediático a costa de la suplencia del primero. Yaya Touré presionó un buen día al manifestar que "si el club me renovó no es para tenerme en el banquillo". Dimitry Selçuk siguió la estela, afirmando que “no vamos a ser suplentes allá donde estemos”.

El ahora entrenador del Bayern tuvo que templar los nervios para mantener la calma. Siempre tuvo claro que la figura del agente no le hizo bien al futbolista, que acabó haciendo las maletas y poniendo rumbo a la Premier. “Si hubiese hablado conmigo, jamás se hubiera marchado. Las puertas de mi despacho siempre están abiertas”, dijo Guardiola.

Cuando el jugador de Costa de Marfil dejó de tener continuidad con Pep Guardiola, Dimitry Selçuk no se cansó de ofrecer los servicios de su representado por todas partes. Su suplencia en un Clásico fue un episodio definitivo. En las oficinas del Santiago Bernabéu no se han olvidado de él, pues ofreció en multitud de oportunidades los servicios de Yaya Touré. Finalmente, el Manchester City ganó la subasta, pagando al Barcelona unos 30 millones de euros.

Agente y futbolista son una pareja de armas tomar. Cuando uno de los dos abre la boca, suele ser en plan desafiante. Y casi siempre con el dinero como denominador común. Hace poco más de un año, cuando el Manchester City negociaba la mejora del contrato del futbolista, éste no se cortó al asegurar que "o renuevo ya o me voy". El Manchester City le pagó de inmediato lo que pedía...

Al Barcelona le sucedió lo mismo. Touré aterrizó en la Ciudad Condal en 2007 y dos años después el club se veía obligado a aumentarle los emolumentos para evitar problemas. El controvertido Dimitry Selçuk llevaba un tiempo deslizando que el futbolista tenía ofertas, 'amenazando' con la salida de Yaya del club. Veremos si nuevamente se ve obligado a negociar en el Camp Nou para iniciar el camino de regreso...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios