Ancelotti a Florentino Pérez: "Tranquilo presidente, vamos a ganar algo importante"
  1. Deportes
  2. Fútbol
ASÍ ESQUIVÓ LAS CRISIS el entrenador italiano

Ancelotti a Florentino Pérez: "Tranquilo presidente, vamos a ganar algo importante"

"Presidente, tranquilo, ganaremos algo importante, un título de los buenos". Ancelotti se lo ha repetido a Florentino Pérez una y otra vez esta temporada

Foto: Ancelotti y Florentino Pérez, durante la presentación del técnico italiano (EFE)
Ancelotti y Florentino Pérez, durante la presentación del técnico italiano (EFE)

Carlo Ancelotti respira tranquilo. No se da por satisfecho con lo hecho hasta el momento, pero sabe que ha conseguido convencer a todo el mundo. Cuando apareció por el Bernabéu era consciente de que la sombra de Mourinho y la exigencia del club le iban a perseguir hasta que no diera un golpe en la mesa y ya lo ha dado, rompiendo con la historia, esa que decía que el Real Madrid sufría en Alemania y no sabía ganar en Múnich. Pues bien, goleada en el Allianz y tres equipo germanos eliminados. La gloria espera al italiano en Lisboa. No le basta con lo hecho hasta el momento.

El entrenador madridista ha tenido momentos complicados. Muy duros. Se ha sentido cuestionado, pero en cada instante, en cada crisis de resultados y de rendimiento del equipo, la tranquilidad ha aparecido en escena. Ancelotti sabe manejar los tiempos como nadie. Desde el mes de septiembre se sentía seguro, confiado y todo porque sabía que la plantilla le respaldaba, que la amplísima mayoría había encontrado en él, la calma que habían perdido en los últimos años. Mejor dicho, la normalidad, esa que llevó al Real Madrid, de la mano de anteriores técnicos como Del Bosque o Heynckes, a reinar en Europa.

De esa simbiosis formada por técnico y jugadores ha nacido un grupo que cree en lo que hace. Han existido roces y situaciones que no han agradado a todos (el asunto de la portería especialmente), pero casi todas las decisiones de Ancelotti han ido encaminadas para lograr esa paz que habían perdido. La confianza ha sido total y absoluta, tanto como para en algún partido importante decir el técnico al grupo: "Jugad como queráis. No hace falta que os diga nada", tal y como dijo a la plantilla en la víspera del partido del Atlético en Copa.

placeholder

Ancelotti nunca ha buscado protagonismo alguno, especialmente en los buenos momentos. Sabe que es la plantilla la que manda y lo asume con naturalidad, algo que agrada a los jugadores, que han respondido al técnico con solidaridad en los momentos clave de unalarga temporada.

Ese mensaje que Cristiano Ronaldo transmitió a Florentino Pérez en algún momento de debilidad, ayudó y mucho a que el entrenador se sintiera respaldado. "Presidente, yo por Ancelotti, mato. Es el mejor entrenador que he tenido hasta ahora en mi carrera. Me ha dado lo que otros no han sido capaces", sentenció CR7 para despejar cualquier duda.

A Ancelotti no le hizo falta tirar de heroica en la charla previa al partido. Simplemente quiso que los jugadores del Real Madrid se acordaran de sus familias, de lo que representan y de la mucha gente que hay tras ellos en cada partido, en cada entrenamiento. Buscó tocar la moral, meter en el partido a todos y cada uno de los jugadores antes del inicio del choque, pero olvidándose del rival y sí intentando hacer ver lo que representa la entidad madridista y la repercusión que tiene en todo el mundo.

No pidió entrega y compromiso porque sabía que el grupo no le iba a fallar. Tal era la confianza que tenía en el rendimiento del equipo que en las horas previas al partido fue el encargado de poner freno a todo aquel que se le acercaba, presidente incluido. Lo hizo con toda la naturalidad y tranquilidad del mundo. Como siempre.

placeholder

Y así vivió situaciones realmente complicadas durante la temporada, con dos momentos más delicados que el resto. Recientes los dos. Uno tras el empate en el Calderón y otro tras la doble derrota ante Barcelona y Sevilla. El italiano asumió los fallos cometidos después del choque ante el Atlético y la decepción tras el doble traspiés cometido en el Bernabéu y el Pizjuán y que todo hace indicar que le pueden costar la Liga al Real Madrid.

"Presidente, tranquilo, vamos a ganar algo importante, un título de los buenos. Seguro". Y así se lo repetía a Florentino Pérez en las charlas que mantenían, bien después de los partidos o en alguna reunión aislada. La base para las afirmaciones no era otra que la confianza que tenía en el grupo, ante la ambición que veía en jugadores como Ronaldo, Ramos o Benzema, más el empuje de los recién llegados como Carvajal, Isco y por momentos Bale. "No van a fallar", llegó a sentenciar.

En esas conversaciones, Ancelotti asumía su posición, el reparto que suele hacer el fútbol en los grandes clubes. "Aquí hace falta jugar bien y ganar y si no lo haces..." Y así ha trabajado durante todo este tiempo, restando dramatismo y dando naturalidad a todo lo que hace. Del Bosque lo tiene claro: "Ancelotti ha enriquecido al fútbol". Parece que por la zona noble ya lo tienen claro. Ha costado, pero el italiano ya ha logrado convencer a todo el mundo.

Florentino Pérez Real Madrid
El redactor recomienda