Es noticia
El futuro del Valencia es convertirse en un club al más puro 'estilo Premier League'
  1. Deportes
  2. Fútbol
el nuevo dueño deberá invertir en estrellas

El futuro del Valencia es convertirse en un club al más puro 'estilo Premier League'

Tres inversores ya han tomado la delantera para comprar el Valencia. Un club que quiere convertirse en la versión española de Chelsea o Manchester City

Foto: Amadeo Salvo, durante la presentación del ajuste del proyecto del Nuevo Mestalla (EFE)
Amadeo Salvo, durante la presentación del ajuste del proyecto del Nuevo Mestalla (EFE)

A mediados de abril, si no sucede nada, el nuevo dueño del Valencia ya tendrá ojos y rostro. Con la supervisión de la consultora KPMG, el club, Bankia, la Generalitat Valenciana y la Fundación del Valencia (tiene el 70.06% de las acciones) tomarán una decisión una vez examinadas todas las ofertas. A día de hoy sólo se contemplan tres opciones que han presentado proyectos lo suficientemente sólidos como para ser tenidos en cuenta. El objetivo, según desvelanpersonas cercanas a esta operación, es que el Valencia se convierta en la versión española deun Chelsea o un Manchester City, comprados a golpe de talonario por millonarios que han invertido de verdad en sus respectivas plantillas.

En estos momentos son tres las ofertas que han tomado la delantera de manera clara. Se habla de inversores de Estados Unidos, Rusia y algún país árabe.El que ha desaparecido de la escena, aunque Amadeo Salvo le consideró el único salvador en su momento, es Peter Lim. Hay candidatos con mucho más músculo económico que son los que de verdad tienen opciones de ganar la partida. Hace poco el presidente comentaba que Lim pensaba invertir 250 millones. Poco dinero paralo que otros están dispuestos a poner sobre la mesa. Y lo que las partes que manejan esta situación consideran necesario para construir un club potente a nivel internacional.

Fuentes cercanas a todo lo que está sucediendo en este proceso apuntan a que el millonario de Singapur no tiene el potencial económico necesario. Se considera que su cartera no está lo suficientemente llena -en comparación con sus competidores- para acometer una operación de tanto calado. Aterrizó en la vida del Valencia de la mano de Jorge Mendes, número uno en el mundo en la representación de jugadores, pero a día de hoy ya no se le tiene en cuenta.

placeholder

No sólo se trata de salvaguardar la estabilidad económica del club, sino de edificar un equipo competitivo que vuelva, como hace unos años, a incordiar a Real Madrid y Barcelona, clubes a los que a día de hoy se debe añadir un Atlético de Madrid que ha dado un paso adelante de verdad en los últimos tiempos. Y para conseguirlo hace faltaalguien que ponga los suficientesmillones de euros sobre el césped. Como hicieron Roman Abramovich (Chelsea) y Mansour bin Zayed Al-Nahyan (Manchester City), que inviertieron su patrimonio,hanganado títulos y han convertido estos clubes en marcas reconocidas a nivel mundial. Es el camino a seguir por parte del Valencia.

Los que están al tanto de todo lo que sucede con este asunto apuntan a una inversión que se podría ir a los 600 millones de euros. Unos 500 se emplearían en mantener en pie la entidad a nivel económico para edificar el futuro sobre una base sólida. 300 millones se destinarían a saldar la deuda, a los que habría que añadir unos 150 para terminar de construir un nuevo estadio -las obras llevan algo más de cinco años paradas- que tendrá un papel fundamental en el futuro.

placeholder

Y es que el Nuevo Mestalla, es algo que se tiene claro, debe ser un pilar fundamental para el crecimiento y consolidación del Valencia como marca global. El club ya ha tenido contactos con diferentes empresas especializadas en márketing y expansión devalor de marcas. Lógicamente, uno de los puntos clave en todas esas reuniones ha sido el de los ‘naming rights’.

De cualquier manera, todas las partes entienden que lo que pase en el terreno de juego es básico en todo este proyecto y el nuevo inversor deberá apostar fuerte en este sentido. No menos de 100 millones de euros se destinarán en reforzar la primera plantilla, que actualmente está totalmente devaluada, con un equipo que lucha a marchas forzadas por alcanzar una plaza de Europa League, cuando hace bien poco era normal ver al Valencia disputar la Champions League.

Se pretende que en cuanto el nuevo dueño tome posesión, el nuevo equipo de trabajo se ponga en marcha de inmediato para perfilar la plantilla de la próxima temporada. Los encargados de la parcela deportiva dispondrán, a priori, de unos cuantos millones de euros a su disposición para potenciar el primer equipo. Una inversiónambiciosacon el fin de que el Valencia esté listo en el mes de agosto para competir de verdad.

Amadeo Salvo Peter Lim KPMG Generalitat Valenciana Valencia CF
El redactor recomienda