Los árbitros de León están en pie de guerra tras la agresión a un colegiado de 16 años
  1. Deportes
  2. Fútbol
parán la competición la próxima semana

Los árbitros de León están en pie de guerra tras la agresión a un colegiado de 16 años

La víctima fue trasladada a un hospital donde quedó en observación, al sufrir heridas en el abdómen, la cara y el pecho. Los árbitros anuncian paro inmediato

placeholder Foto: En la imagen, niños disputando un partido de fútbol (EFE)
En la imagen, niños disputando un partido de fútbol (EFE)

El colectivo arbitral en León está en pie de guerra después de que el pasado sábado, un colegiado de tan sólo 16 años fuera agredido por el padre de un futbolista del Bosco -se enfrentaba al San Andrés- de categoría prebenjamín -7 y 8 años-. La víctima, de origen argelino, fue trasladada a un centro hospitalario donde se quedó en observación, al sufrir heridas en la cara, el abdomen y el pecho. El estamento arbitral ha dicho ‘basta’, pues ya una semana antes hasta tres colegiados tuvieron que refugiarse en los vestuarios ante las amenazas por parte de padres de otros futbolistas.

Los colegiados leoneses, que ya se habían planteado no arbitrar este fin de semana, se niegan a designar árbitros para los partidos de la próxima jornada. Así las cosas, el fútbol base en León parará ante la gravedad de esta situación. La violencia de los padres ha aumentado hasta tal punto que han decidido frenar esta situación por la vía rápida.La Policía trata de identificar al autor de la agresión.

Los hechos acaecido en el campo de Armunia tuvieron lugar al final del partido. El padre de un jugador del Bosco y un acompañante se dirigieron al colegiado para protestar por su actuación. El acompañante agarró a la víctima para que el padre del jugador, con una violencia inusitada, agrediera al colegiado. La rápida intervención de otros padres impidió que el asunto fuera a mayores. La víctima presentó el pertinente parte de lesiones con el que acudió a la Policía para tramitar la denuncia.

Amenazas a jugadores y técnicos

La violencia en el fútbol de León se ha incrementado de manera alarmante. La Policía o la Guardia Civil tuvieron que intervenir una semana antes, cuando tres árbitros se refugiaron en sus respectivos vestuarios para evitar la agresión de algún padre. El pasado jueves, en la reunión del estamento, se decidió no tomar una drástica decisión, que ahora sí se ha tomado. No habrá partidos de fútbol base el próximo fin de semana. No se sabe el tiempo de duración de este plante.

Los colegiados también denuncian que algunos clubes se están mostrando demasiado permisivos con este tipo de situaciones. Muchas veces, los progenitores están prácticamente a pie de campo, profiriendo todo tipo de insultos y amenazas a unos árbitros hartos de sufrir este tipo de situaciones. Y no sólo se trata de éstos, jugadores y entrenadores también se ven afectados por el violento comportamiento de algunos padres.

Hay que recordar que estos jóvenes colegiados ejercen esta labor por su infinito amor al fútbol y al mundo del arbitraje, pues perciben 14 euros por un partido de prebenjamines y como mucho 21 por dirigir uno de categoría juvenil. Poco dinero para lo que tienen que aguantar y cuando su salud está en peligro. De hecho, incluso el histórico jugador Gary Lineker hace ya algunas fechas, publicó un artículo en el que denunciaba el comportamiento de los padres en los partidos de fútbol, como muestra del grave problema que está surgiendo con esta situación a nivel mundial.

Comunicado oficial

El CD Boscoha condenado la "actuación individual" de un progenitor que "no representa los valores del club".La entidad, a través de una nota, ha informado de que ya se han tomado "las medidas pertinentes" para evitar que vuelvan a ocurrir situaciones que perjudican al deporte en general, así como al buen trabajo de jugadores, entrenadores, delegados y árbitros implicados en este deporte.

El club ha mostrado su apuesta para que el fútbol se mantenga como "vía de desarrollo, respeto y tolerancia" entre los jóvenes.La condena también ha llegado por parte de la Cultural y Deportiva Leonesa, el principal equipo de fútbol de la capital leonesa, cuyo gerente, Felipe Llamazares, ha expresado su repulsa por la agresión y mostrado su "total apoyo" a la colectividad arbitral.

León Guardia Civil Comité Técnico de Árbitros
El redactor recomienda