Arbeloa y Diego Costa están poniendo en peligro su presencia en el Mundial
  1. Deportes
  2. Fútbol
DEL BOSQUE PUEDE TOMAR MEDIDAS POR SU ACTITUD

Arbeloa y Diego Costa están poniendo en peligro su presencia en el Mundial

Costa y Arbeloa han quedado señalados tras lo vivido en el Bernabéu. Algo que puede alejarles de Brasil pues Del Bosque no quiere fisuras en el grupo

Foto: Diego Costa y Arbeloa forcejean en las semifinales de Copa. (Imago)
Diego Costa y Arbeloa forcejean en las semifinales de Copa. (Imago)

"Si veo que algún jugador sobrepasa el límite, no vendrá convocado". Lo ha repetido en muchas ocasiones y dicen en la Federación que al seleccionador no le va a temblar el pulso si tiene que prescindir de un jugador ante un comportamiento irregular o que rebasa el límite. Y Diego Costa y Arbeloa han quedado señalados tras lo sucedido la semana pasada en el Bernabéu.

Vicente del Bosque tiene como máxima la de callar y después ejecutar. No anuncia sus decisiones, las toma. Lo sucedido en el derbi copero del pasado miércoles podría pasar factura a dos jugadores. La actitud de Arbeloa y Diego Costa no ha gustado al seleccionador. Olvidados episodios pasados vividos con motivo de los Real Madrid-Barcelona de los dos primeros años de Mourinho, el técnico se ha encontrado con un panorama que no esperaba y que ha tenido como principales protagonistas a dos posibles jugadores de cara al Mundial de Brasil.

Del Bosque siempre antepone el grupo a la presencia de un jugador u otro. Lo tiene muy claro y pretende que el bloque esté por encima de todos. En los momentos de tensión de los Clásicos dejó que fueran los jugadores los que solucionaran el problema prestando especial vigilancia y advirtiendo lo que podría pasar si persistía la actitud. Ahora ha visto que las escenas se pueden repetir y pretende cortar por lo sano. "Ha habido circunstancias que no me han gustado".

Arbeloa fue de los jugadores que más tocado quedó tras la batalla de los Clásicos. Su relación con algunos de los jugadores del Barcelona quedó muy deteriorada, pero Del Bosque no dejó de confiar en él en ningún momento. Le conoce, sabe cómo es y por eso ha contado con el madridista en todo momento. Sin embargo, el técnico también es consciente de que en alguna que otra ocasión ha llevado la situación al límite. El pisotón por la espalda a un posible compañero de Selección no ha gustado y los técnicos piensan que puede ser un gesto que pueda causar distancia entre unos y otros.

Además, la aparición de jugadores como Carvajal, Montoya y la vuelta a la titularidad de César Azpilicueta, aunque sea en el lateral izquierdo, juegan en contra de un Arbeloa que no olvidemos llegó a la Selección de la mano de Luis Aragonés en la Eurocopa de 2008. Del Bosque siempre ha valorado de él su capacidad de marcador y polivalencia a la hora de jugar en los dos laterales.

placeholder Pepe, Arda, Diego Costa y Arbeloa en la ida de las semifinales (Cordon Press).

"No hay campaña ni nadie persigue a Diego Costa", afirmó el seleccionador al día siguiente de la ida de las semifinales de Copa. Poco después añadió que "está haciendo una temporada fantástica". Y es que el delantero del Atlético se está equivocando con su comportamiento sobre el terreno de juego. Tanto como para pensar en una posible ausencia de la lista de convocados para el partido ante Italia. Al lío en el que participó ante el Real Madrid, hay que añadir el enfrentamiento que tuvo con Trujillo en el partido ante el Almería y otras situaciones límite que ha vivido en los últimos partidos.

El comportamiento de Diego Costa le ha llevado a ser buscado por muchos rivales. Saben de la facilidad que tiene para entrar en batalla y le provocan. El problema es que el rojiblanco suele entrar al trapo en muchas ocasiones y en otras es él el que lo termina desplegando. Estos conflictos no gustan a Del Bosque y más, como ocurre en el caso de Arbeloa, cuando se llevan a cabo con posibles internacionales.

El hispano-brasileño no las tiene todas consigo. Todavía no ha jugado con la selección española y huye de todo tipo de historias relacionadas con España hasta que no se vista de rojo por primera vez, circunstancia que se complica con su reiterada actitud, cuando menos, beligerante. El Diego Costa que conoció Del Bosque en una comida nada tiene que ver con el que salta a un terreno de juego. Esa metamorfosis es la que, precisamente, está poniendo en duda su presencia en los próximos partidos de la Selección.

Para el técnico era fijo, ahora duda y no por su aptitud y sí por su actitud. Además, como ocurre en el caso de Arbeloa, el buen juego de Llorente, Negredo y Fernando Torres hasta lesionarse han aliviado el panorama de la delantera española. Diego Costa aportaría cosas diferentes, pero el seleccionador no está dispuesto que sea a cualquier precio.

Diego Costa Álvaro Arbeloa Real Madrid Atlético de Madrid Euroliga de Baloncesto Mundial de fútbol Vicente del Bosque
El redactor recomienda