El Villarreal, el triunfo de un jefe único que siempre quiere tratar muy bien el balón
  1. Deportes
  2. Fútbol
fernando roig ya sueña con la chamopions

El Villarreal, el triunfo de un jefe único que siempre quiere tratar muy bien el balón

El método implantado por Fernando Roig continúa siendo rentable. Tras un efímero paso por Segunda División, el Villarreal sueña otra vez con la Champions

Foto: Óliver fue presentado como nuevo jugador del Villarreal hasta final de temporada (Villarrealcf.es)
Óliver fue presentado como nuevo jugador del Villarreal hasta final de temporada (Villarrealcf.es)

“Con cuarenta puntos se puede decir que el Villarreal ha logrado el primer objetivo, que era mantener la categoría. Ahora hay que mirar cotas más altas, y esas son lograr una plaza europea y si puede ser de Liga de Campeones”. Palabra de Fernando Roig, un presidente “ideal” para los que le conocen y que ha encontrado su premio por su eterna apuesta por el buen trato al balón. Hace un año el equipo estaba en Segunda, ahora vuelve a deslumbrar en Primera.

Desde hace años el Villarreal sólo exige una cosa al entrenador que contrata. No le sugiere, directamente le dice que el buen trato al balón es la seña de identidad del club. En el Villarreal no se concibe otra cosa y el técnico que aterriza en la entidadamarillasabe que no puede apostar por otro estilo. Es innegociable. Cuando tocar contratar futbolistas, se mira mucho este aspecto, sobre todo cuando se trata de mediocampistas. Ahí está el reciente caso de Óliver, recién cedido al Submarino Amarillo cuando falló el fichaje de Canales.

placeholder

Hace año y medio sufrió un descenso inesperado, pero el inmediato regreso a Primera ha sido espectacular. No sólo ya está salvado el equipo, sino que el regreso a Europa es el objetivo ahora. Fernando Roig no varió su manera de actuar cuando se vio en Segunda. El camino a seguir lo tiene muy claro desde hace tiempo y sabe que es el correcto porque es el que dio a conocer al Villarreal en el mundo entero.“Sólo mandan tres, sobre todo uno,y eso es bueno”, dicen cuando hablan del buen funcionamiento de la institución. Fernando Roig manda de verdad y eso, apuntan, es clave. Aunquedelega mucho en su hijo Fernando (Consejero Delegado) y José Manuel Llaneza (Vicepresidente), a los que deja trabajar, el cerebro del presidente es el que siempre está activo.

Alguien que le conoce dice que la verdadera clave del Villarreal es que “Fernando Roig siempre pelea, nunca da un paso atrás”. Su ambición ha sellado todos los rincones del club, pero también un trato cercano con todos los que forman parte del club. A los jugadores del primer equipo nunca les falta de nada. Tanto a nivel particular como profesional. Sin los mismos medios que otros clubes, saca provecho a todos sus recursos para que ni Marcelino ni sus jugadores tengan queja.

Bruno Soriano, el jugador franquicia del club, pudo marcharse al Valencia cuando el Villarreal descendió. Se habló de un traspaso cercano a los 18 millones de euros, pero el futbolista optó por quedarse en casa. Se sentía cómodo en el club, algo que por Mestalla siguen sin digerir. Por ello, entre otras cosas, no ha traspasado a Canales al club que preside Fernando Roig y sí a la Real Sociedad.

Descendió el equipo a Segunda, pero la apuesta por la cantera es tan firme desde hace años que Fernando Roig decidió que el presupuesto destinado a las categorías inferiores no sufriera la más mínima merma. Se recortó en otros apartados, pero la cantera mantuvo los mismos recursos económicos. Y orgulloso está de ello Fernando Roig, que todos los sábados está en su ciudad deportiva viendo partidos de todas las categorías. A veces, incluso, a costa de viajar con el primer equipo.

placeholder Marcelino renueva su contrato con villarreal

Otro aspecto a destacar es que el club no quiere en la primera plantilla jugadores con etiqueta de polémico. Ese fue el caso del frustrado fichaje de Materazzi. El que fuera mítico jugador del Inter de Milán estuvo a un paso del Villarreal hace años, pero su personalidad no cuadraba con la filosofía del club. Ni fuera del campo ni sobre todo dentro, donde ha protagonizado infinidad de acciones poco deportivas.

El mandatario del Villarreal, como se aprecia, quiere ‘buena gente’ en el vestuario. El que se desvía, lo paga. En su día, cuando era el técnico, Manuel Pellegrini chocó con el díscolo Riquelme, por entonces gran estrella del equipo. Roig pidió a su entrenador que tendiera su mano al argentino; así fue, pero el resultado no fue el esperado. “Me ha ‘escupido’ cuando le tendí la mano”, desveló Pellegrini a su presidente. Éste, de inmediato, descolgó el teléfono y mandó renovar de inmediato al Ingeniero,que por entonces corría peligro de ser cesado, por dos temporadas. El mensaje al gran Riquelme fue más claro: “Tú no te vuelves a poner la camiseta amarilla…”. Como se puede apreciar, manda el equipo, no el individuo.

Y es que la imagen del club es fundamental para Fernando Roig. Club pequeño, quiere que siga siendo apreciado fuera de Villlarreal. Por ello, cuando toca contratar un futbolista no sólo se tienen en cuenta sus cualidades deportivas, también que no sea conflictivo. Los futbolistas que juegan al límite del reglamento no suelen tener cabida en el club castellonense.

placeholder

La buena gestión económica está fuera de toda duda para los que conocen el funcionamiento interno del club. Con las cuentas saneadas, nadie devuelve un talón. Los retrasos no existen a la hora de pagar. Y cuando las circunstancias obligan a ello, el club avisa al afectado de ello, cumpliendo de manera escrupulosa el día fijado para hacer efectivo el pago.

El Villarreal dispone de una eficiente red de ojeadores, tanto en España como en América. Raro es que un agente hable a los técnicos del club de un jugador del continente americano y que no se disponga de toda la información sobre él. “Si les hablas de un futbolista de Panamá, te contestarán que lo conocen”, comenta una persona cercana al clubY cuando toca invertir con millones en la mano, Fernando Roig se la juega. Sabe que más adelante ese futbolista será vendido por una buena cantidad de dinero. En una palabra, acabará siendo rentable.

Fernando Roig Villarreal CF
El redactor recomienda