EMPLEADOS, POLÍTICOS NO QUIEREN AL PRESIDENTE

El fútbol cántabro, dispuesto a ir a la huelga con tal de que Lavín abandone el Racing

El fútbol cántabro está dispuesto a parar, a no competir hasta que Ángel Lavín y los suyos abandonen la gestión del Racing de Santander

Foto: Ángel Lavín, presidente del Racing de Santander (Efe).
Ángel Lavín, presidente del Racing de Santander (Efe).

El fútbol cántabro está dispuesto a parar, a no competir hasta que Ángel Lavín y los suyos abandonen la gestión de Racing. Los jugadores del equipo santanderino no disputarán el partido de vuelta de cuartos ante la Real Sociedad del próximo jueves como última medida para forzar la dimensión del presidente. Los que en muchas ocasiones han sido sus rivales están dispuestos a ir de la mano en la protesta. Lavín no se ha quedado quieto y señala a los jugadores por mentirosos y acusa a AFE, sindicato que no era partidario de la medida de fuerza, de no haber pagado la nómina que había prometido.

Empleados, políticos y seguidores no quieren ver más por el palco del Sardinero a unos dirigentes que sólo han pensado en su beneficio, tal y como demuestra que invitaran a salir del equipo a los jugadores, pero siempre de la mano de Francisco Pernía y un conocido representante. Por el momento, han salido tres jugadores y la sangría puede continuar. Sotres, Kone y Juanpe, que ayer mismo dejó el equipo, son los que han salido del club por el momento.

Las instituciones del fútbol no están de acuerdo con la medida que ha propuesto la plantilla porque creen que dañarán la competición. La última escena parecida llegó cuando el Barcelona se negó a jugar ante el Atlético en las semifinales del año 2000, pero las circunstancias son muy distintas. La situación personal de los jugadores del Racing, sin recibir dinero desde el pasado mes septiembre pese a que ayer lo negara Lavín y culpara a la AFE, les ha llevado a escenificar este último gesto. Piden el dinero que es suyo, pero también buscan la salvación del Racing, para lo que consideran vital que el presidente desaparezca del mapa futbolístico.

 

Real sociedad - racing de santander
Real sociedad - racing de santander

 

Dramática. Así es la situación que vive el Racing a la espera de que el presidente del club, Ángel Lavín y el resto de consejo de administración, abandone su puesto y permitan que el club intente renacer de unas cenizas que tienen un lastre de 50 millones de euros de deudas. Los jugadores, que han cobrado uno de los cuatro últimos meses, viven situaciones que rozan la miseria ante la falta de dinero. Al estar en Segunda B y, por tanto, fuera de la Liga de Fútbol Profesional, los jugadores no pueden rescindir el contrato en caso de estar  tres meses sin cobrar, circunstancia que ya se ha producido. 

Lavín tiene su mérito ya que ha conseguido poner a todo el mundo de acuerdo en Santander y, a la distancia, en el resto de España. Políticos con el alcalde De la Serna y el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, han pedido públicamente que se vayan, que abandonen el club. El próximo 31, con motivo de la Junta de accionista, puede poner  punto y final a su estancia en el club.

Si el grupo se ha mantenido unido ha sido gracias a Paco Fernández, profesor de instituto hasta que el Racing se cruzó en su camino. Llegó de la mano de Eugenio Botas, del que no quiere saber nada ahora. Ejerce de líder. Ha conseguido ser la referencia. Procedente del Caudal, soñó con ser profesional en el mundo del fútbol, oportunidad que creyó encontrar en el Racing, pero la realidad ha sido cruel con un buen entrenador, el mismo que ha sido capaz de llevar al equipo cántabro a los cuartos de Copa siendo un Segunda B. 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios