PLATINI NO APRUEBA LA GESTIÓN DE AL-KHELAIFI

UEFA podría dejar sin equipo al jeque del PSG por falta de 'fair play' financiero

El PSG está en el punto de mira de UEFA. El equipo parisino no cumple con los requisitos que señala el fair-play financiero puesto en marcha por Platini

Foto: El PSG está en el punto de mira de la UEFA (Efe).
El PSG está en el punto de mira de la UEFA (Efe).

El PSG está en el punto de mira de UEFA. Michel Platini lleva un tiempo advirtiendo del peligro que pueden significar la irrupción de millonarios sin arraigo alguno en los equipos, y el primer gran damnificado puede ser el equipo parisino que, según ha podido saber El Confidencial, no cumple con los requisitos que señala el fair-play financiero puesto en marcha por el presidente del máximo organismo del fútbol continental y que será una realidad en la campaña 2014-2015. Qatar Investment Authority, con Nasser Ghanem Al-Khelaifi como presidente, ve peligrar el futuro del negocio futbolístico montado alrededor del Parque de los Príncipes de París.

A partir del próximo 30 de junio, UEFA pondrá en marcha el fair-play financiero de manera definitiva. Lo que hasta ahora era un modelo al que todos los clubes europeos debían adaptarse pasará a ser una realidad que significará el fin de muchos equipos. La idea nació para parar la sangría de 1.700 millones de pérdidas anuales que generaba el fútbol del Viejo Continente, pero ahora, y gracias al expreso deseo de Michel Platini, se ha convertido en un juicio final contra los llamados nuevos ricos del fútbol, millonarios que han llegado a los clubes comprando todo con inversiones que no revierten en el propio club.

El primer paso que dio UEFA fue el reparto de licencias para poder competir en sus competiciones. Si no se cumplían unas premisas económicas que garantizasen la ausencia de pérdidas, los clubes en cuestión no podían aparecer por Europa, caso de Málaga, Mallorca o Rayo Vallecano de la Liga española. De cara a la próxima campaña, la historia puede llegar hasta la suspensión de la licencia para participar en las competiciones domésticas y, a día de hoy, el PSG corre grave peligro de desaparecer del mapa con la actual estructura.

Sarkozy junto a Al-Khelaifi y Leonardo (Reuters).
Sarkozy junto a Al-Khelaifi y Leonardo (Reuters).

Entidades sin arraigo en el fútbol

El PSG es de esos clubes a los que UEFA ha sometido a una especial vigilancia. Modelos como los de Real Madrid, Barcelona o el propio Manchester United vienen avalados con grandes presupuestos (los dos primeros superan los 500 millones de euros y el tercero se acerca) a consecuencia del trabajo de unas entidades deportivas arraigadas entre los socios o seguidores. El problema llega cuando millonarios sin pasado aparecen en equipos a los que pretenden convertir en grandes tirando de talonario.

Mónaco, Manchester City, PSG, Chelsea, Zenit y desde las últimas semanas el Inter, son controlados por capitales extranjeros sin más relación que el querer lucirse en un mundo con tanto calado social como el fútbol. Las sospechas han desaparecido en equipos como el Chelsea o Manchester City, clubes que ya cuentan con una estructura de club, capaces de generar ingresos a través de los departamentos de marketing y que han entendido que el límite del porcentaje de sueldos y gastos para fichajes está para cumplirlos.

Cavani en su presentación junto al dueño del PSG (eFE).
Cavani en su presentación junto al dueño del PSG (eFE).

45 millones como mucho

Los números que maneja UEFA arrojan unos datos preocupantes en el caso del PSG. Las inversiones hechas por el club francés superan en el break-even o punto de equilibrio, que permite un margen en la relación gastos-ingresos. El equipo parisino supera con creces los 45 millones de euros permitidos como gastos extras hasta la presente temporada, llevándolos hasta los 120 millones de euros.

Platini considera que esta desviación en el dinero gastado no se puede permitir y que va más allá de una inversión sin más. Ese dinero no revierte en el fútbol ni asegura el futuro del PSG, por lo que es considerado como peligroso y atenta contra la esencia del fair-play financiero.

El Mónaco, por su reciente incorporación al circo de los grandes fichajes, está menos sometido a los controles previos y por este motivo el margen de maniobra es mayor que el del PSG. Dimitry Rybolovlev está siendo examinado al detalle, pero el que parece haber perdido el juicio es Al-Khelaifi.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios