Es noticia
Menú
Del Nido no se esperaba la condena, pero tenía listo el 'plan b' en el Sevilla
  1. Deportes
  2. Fútbol
SU DIMISIÓN SE PRODUCIRÁ EL PRÓXIMO LUNES

Del Nido no se esperaba la condena, pero tenía listo el 'plan b' en el Sevilla

Los siete años de cárcel obligan a dimitir a Del Nido como presidente del club. Lo hará el lunes, le sustituirá José Castro y todo seguirá igual en Nervión

Foto: José María del Nido, presidente del Sevilla (Efe).
José María del Nido, presidente del Sevilla (Efe).

No por menos esperada la (mala) noticia no ha dejado de caer como un balde de agua helada sobre las calientes y eufóricas espaldas de los sevillistas. La confirmación por parte del Supremo de la condena de siete años impuesta a José María del Nido Benavente, presidente del Sevilla, ha sacudido la ciudad y ha dejado con la moral herida a muchos.

Del Nido, dicen sus allegados, recibió la noticia en la mañana del jueves, y lo hizo en pie. Optimista compulsivo, no se esperaba el mazazo. Reunió a sus hijos mayores, a su padre y a su círculo mínimo de fieles, y les contó lo que había: que el Supremo sólo ha revocado seis meses de la condena inicial y, como mal menor, no atendió las demandas del fiscal anticorrupción, que elevaba la petición de cárcel 2 años y seis meses más.

José María del Nido después pasó a su domicilio en la exclusiva urbanización aljarafeña de Simón Verde, donde tratará de aislarse de la presión mediática y recibirá el calor de su pareja, Laura, y de sus hijos pequeños. Del Nido, según su hijo mayor, Del Nido Carrasco, también abogado, miembro del consejo de administración sevillista, asegura que, aunque herido por el golpe, “mi padre es fuerte”. Y esa fuerza “la ha transmitido a todos”.

En el consejo de administración del Sevilla, ya estaban preparados para la fatal eventualidad y desde el mismo momento en que se supo la noticia se activaron los mecanismos de sucesión: José Castro, vicepresidente del club y miembro más conocido de Sevillistas de Utrera, el grupo empresarial que posee el mayor número de acciones del club, será el nuevo presidente, lo que quedaría ratificado en la junta de accionistas ordinaria que el Sevilla celebrará el próximo 17 del mes en curso. El resto de miembros del consejo, según se ha filtrado, seguirá en sus puestos. La dimisión de Del Nido se producirá el próximo lunes.

Todo seguirá igual en Nervión

El núcleo duro de Del Nido (Monchi, Manolo Vizcaíno y Del Nido Carrasco, su hijo), arropará a José Castro, futuro presidente, un hombre afable y sencillo con tendencia a buscar un segundo plano y amante de las decisiones prácticas y poco espectaculares. Según ha trascendido, Castro se reunió hace unos días con los cabecillas de los Biris, el grupo de radicales del club, para pedirles su apoyo a partir de su nombramiento.Las relaciones entre los Biris y Del Nido quedaron seriamente dañadas desde que el club, a instancias del presidente, comenzara una purga para erradicar la violencia tanto dentro como fuera del Ramón Sánchez-Pizjuán. La temporada pasada, los Biris, uno de los grupos más entusiastas de España, mostraron su disconformidad con la cúpula dirigente sevillista retirando su apoyo al equipo. Hicieron una huelga de brazos caídos y gargantas en silencio.

José Castro viajó con el equipo a Santander, donde el Sevilla tiene su primer compromiso en la Copa del Rey. Con él también se desplazó Monchi. El director deportivo se encargó de dar “la mala noticia” a los jugadores, que encajaron el golpe con entereza.

Por otro lado, los medios informativos de la ciudad hispalense especulaban sobre el regreso de José María Cruz, el exdirector general del Sevilla y hombre fuerte en el consejo sevillista. Según estas fuentes, Cruz y Del Nido mantuvieron hace semanas una reunión y hablaron sobre la vuelta del primero. Economista de primer nivel, acompañaría a Castro en la dirección del club para dotarlo de músculo en esta larga marcha que le espera al Sevilla sin el hombre que puso al club nervionense en la órbita internacional.

No por menos esperada la (mala) noticia no ha dejado de caer como un balde de agua helada sobre las calientes y eufóricas espaldas de los sevillistas. La confirmación por parte del Supremo de la condena de siete años impuesta a José María del Nido Benavente, presidente del Sevilla, ha sacudido la ciudad y ha dejado con la moral herida a muchos.

José María del Nido
El redactor recomienda