AYUDA CON SU PROFESIONALIDAD

Valdés pasa de 'problemático' a aliado de Del Bosque en el debate de Casillas

Valdés es la cara 'B' del debate suscitado con Casillas y su titularidad. Sin embargo, su profesionalidad está dando a Del Bosque la tranquilidad para trabajar

Foto: Valdés, Casillas y Reina, entrenando
Valdés, Casillas y Reina, entrenando

Vicente del Bosque, hombre ponderado donde los haya, ha vivido siempre ajeno a los debates. Impasible ante las críticas por más que sus decisiones hayan prendido en más de una ocasión encendidas polémicas. La última el pasado viernes con la titularidad de Iker Casillas ante Finlandia. El asunto del portero en España, sin embargo, no es nuevo por más que se pretenda trasplantar la dura situación que vive Casillas en el Real Madrid a la Selección. Hay que remontarse al Mundial de 2010 y la convocatoria de Víctor Valdés para defender a España en aquella cita para entender que la portería y su inquilino es tema recurrente desde hace tiempo.

Muchos de los que ahora reclaman la titularidad de Víctor Valdés en detrimento de Casillas basándose en el excepcional momento de forma que atraviesa el portero del Barcelona, son los mismos que en junio de 2010, en las fechas previas a la cita mundialista, señalaban al guardameta catalán como problemático y conflictivo. Un elemento desestabilizador incapaz de asumir su suplencia ante Casillas –entonces Iker era reconocido por unanimidad como el mejor del mundo- y supuesto enemigo de Pepe Reina desde sus años juntos en el Barcelona. La realidad, sin embargo, ha sido terca con todos los que ‘atizaron’ tanto a Del Bosque como a Valdés.

El tiempo, como le gusta decir al seleccionador, ha puesto a todos en su sitio. Y Valdés no sólo es una pieza imprescindible para el equipo, además es muy querido por sus compañeros y técnicos. “Es un caballero y un profesional”, le gusta decir a Del Bosque en reconocimiento a la labor silenciosa pero indispensable que desde el Mundial ha venido desempeñando el portero del Barça en la Selección. Nunca un mal gesto, jamás una mala palabra. Todo trabajo, ilusión y profesionalidad, esa que admira el preparador salmantino y que le permite tomar decisiones sin presión alguna.

La realidad es que el estado de forma de Víctor Valdés en el arranque de temporada roza la perfección y su titularidad ante Finlandia parecía un trámite obligado. Sin embargo, Del Bosque entendió que había que respetar la jerarquía Casillas en el equipo y que, a la espera de cómo transcurra su temporada en el Real Madrid, era mejor mantenerle como titular. Sólo las lesiones le han apartado de ella en estos años. Otra cosa, y bien lo sabe Valdés, es que el panorama continúe igual para Iker por el Santiago Bernabéu. Entonces y como ya hemos contado en El Confidencial, Casillas podría estar en peligro hasta para disputar el Mundial.

Antes de adelantar acontecimiento, en cualquier caso, Valdés sigue trabajando para el bien del equipo y reclamando un puesto sólo desde el césped, jamás en el despacho. No es amigo el portero del Barcelona de estas cosas, como está demostrando en la que será seguro su última campaña vestido de azulgrana. La prueba fehaciente de su profesionalidad es el compromiso con el equipo cuando sabe que su futuro está ya lejos del Camp Nou. Una actitud que traslada a la Selección para beneficio de todos. El primero, Del Bosque que, de puertas para adentro, está más que agradecido con Valdés, la cara ‘B’ del encendido debate sobre Casillas.   

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios