Robinho, el 'Rey de la bicicleta' al que se le salió la cadena en Europa
  1. Deportes
  2. Fútbol
DESPUÉS DE OCHO AÑOS EN EL 'VIEJO CONTINENTE', SU FUTURO PODRÍA ESTAR EN EL SANTOS

Robinho, el 'Rey de la bicicleta' al que se le salió la cadena en Europa

28 de agosto de 2005. Al Real Madrid se le escapa un partido que tenía ganado en el Ramón de Carranza y Vanderlei Luxemburgo mira hacia

placeholder Foto: Robinho, el 'Rey de la bicicleta' al que se le salió la cadena en Europa
Robinho, el 'Rey de la bicicleta' al que se le salió la cadena en Europa

28 de agosto de 2005. Al Real Madrid se le escapa un partido que tenía ganado en el Ramón de Carranza y Vanderlei Luxemburgo mira hacia el banquillo. El técnico brasileño tiene la clave para tratar de cambiar el marcador: Robinho. El joven jugador da una lección magistral de fútbol y lleva al conjunto blanco a lograr la victoria. Ocho años después, el crack que estaba llamado a marcar una época se ha convertido en uno de los grandes fracasos del fútbol moderno.

Robinho no ha dado el nivel que se esperaba de un jugador de su clase en Europa. Después de ocho temporadas en equipos de primer nivel como el Real Madrid, el Manchester City o el AC Milan, el internacional brasileño no sólo no se ha consolidado como jugador, sino que ha sido una de las grandes decepciones de los últimos años. Su calidad y su fútbol nunca se pusieron al servicio del club, y tras su periplo por el 'viejo continente' valora la posibilidad de regresar a Brasil.

Con sólo 18 años, Robinho apuntaba maneras para ser un jugador que dejara una huella imborrable en el fútbol, pero su impronta se ha evaporado con el paso de las temporadas. Apodado 'el Rey de la bicicleta', tan vistoso recurso no terminó de ser lo efectivo que se esperaba en un jugador que tenía todas las cualidades para triunfar, pero que no supo centrar su cabeza para comprender que el balompié debía de haber sido una prioridad en su carrera.

El delantero brasileño lo tenía todo para convertirse uno de los mejores jugadores del mundo. Su explosión en el Santos y en las categorías inferiores de la selección brasileña pronto le valieron para ser denominado el 'nuevo Pelé'. El propio 'O Rei' se deshacía en elogios hacia un jugador que lo tenía todo para marcar una época, pero su falta de continuidad y su escasa aportación sobre el terreno de juego le han convertido en carne de banquillo allá donde ha jugado.

Después de dos temporadas espectaculares en el primer equipo del Santos, el Real Madrid decidió pagar 24 millones por la contratación del jugador. Así, el conjunto blanco anunciaba su fichaje en julio de 2005, un jugador que podía marcar un antes y un después en el equipo: la primera temporada del brasileño fue esperanzadora, y aunque dejó muchas sombras y no demasiadas luces, desde el club se confiaba en su crecimiento deportivo.

Un 'regreso' a casa como salvación

Sin embargo, dos temporadas después el desarrollo del jugador se estancó por completo: 25 goles en 101 partidos con los blancos provocaron una incómoda situación. Robinho había perdido el sitio en el once inicial y el Madrid no estaba dispuesto a esperarle más, con una afición que no toleraba sus caprichos de estrella. De esta manera, el 1 de septiembre de 2008 los blancos traspasaban al jugador al Manchester City por 43 millones.

Pero su andadura en Inglaterra también iba a ser polémica. A pesar de convertirse en uno de los máximos goleadores de la Premier Legue con 14 tantos, su comportamiento iba a dejar mucho que desear. Sus problemas con técnico, compañeros y afición provocaron su salida de los 'citizens', siendo cedido al Santos. Sólo una temporada más tarde, el AC Milan pagaba 18 millones para contratar a Robinho, donde tampoco ha encontrado su sitio.

A pesar de llegar al conjunto 'rossonero' con la vitola de crack, Robinho no ha ofrecido lo que se esperaba de él. Tres temporadas después de llegar al conjunto 'rossonero', el camino del brasileño en Italia parece estar llegando a su fin. Su crédito se ha agotado en el Calcio y en Europa, y todo hace indicar que su futuro más próximo está de nuevo en Brasil. El regreso a su casa es la única solución para un jugador que no ha encontrado su camino.

El jugador quiere volver a ser feliz con el balón y, para ello, su opción pasa por fichar por el Santos. El conjunto que le viera nacer futbolísticamente se ha quedado huérfano de ídolos tras la marcha de Neymar al Barcelona. La posibilidad de repescar a Robinho suena con fuerza, y ocho millones separan la opción de su vuelta al club. Robinho no ha sabido encontrar su sitio en Europa y a sus 29 años quiere volver a Brasil para volver a disfrutar del fútbol.

Robinho EFPA Europa