TODO SON DUDAS CUANDO QUEDA MENOS DE UN AÑO PARA EL INICIO

El Mundial, señalado: Brasil suspende en organización, infraestructuras y seguridad

FIFA decidió que Brasil organizaría el Mundial. En aquel momento, Lula llevó a los dirigentes del deporte a pensar en el país sudamericano como una alternativa

Foto: El Mundial, señalado: Brasil suspende en organización, infraestructuras y seguridad
El Mundial, señalado: Brasil suspende en organización, infraestructuras y seguridad
FIFA decidió que Brasil organizaría el Mundial. En aquel momento, Lula llevó a los dirigentes del deporte a pensar en el país sudamericano como una alternativa válida para las grandes citas. Después fueron los Juegos de Río de Janeiro. Pues bien, el primer ensayo ha salido rana por completo. El nivel organizativo de la competición no ha generado dudas, más que nada porque FIFA llega, monta su operativo y tan sólo es subirse al carro del máximo organismo del fútbol mundial.

El problema llega con todo lo que rodea al torneo en sí y ahí Brasil deja mucho que desear. Para empezar, las revuelta políticas, las mismas que durante varios días hicieron pensar en suspender la Copa de las Confederaciones y llevaron a jugar bajo un auténtico estado de sitio con descargas de la Policía a unas decenas de metros del estadio. El gobierno de Dilma Roussef está contra las cuerdas. No ha sabido frenar a un pueblo cansado de la corrupción y de estar siempre a merced de los políticos. A FIFA no le ha gustado nada que se mezclara política y fútbol.

El gran inconveniente son las infraestructuras y la falta de seguridad del país en líneas generales. Hoteles viejos, sin las condiciones mínimas de trabajo para las selecciones, campos de entrenamientos deficientes, sesiones de trabajo suspendidas por la imposibilidad de acceder a los campos por la lluvia, estadios a medio terminar, larguísimos desplazamientos para entrenarse primero y para jugar después. Y eso que en esta ocasión tan sólo había ocho selecciones. ¿Se imaginan lo que puede pasar con 32 equipos buscando lo mismo durante cuarenta días? Caos.

El tema de la inseguridad es algo que va con Brasil. El robo sufrido por España en Recife es el mejor ejemplo de ello o el posterior padecido por un directivo en Fortaleza, demuestran que el próximo año las escenas así se pueden multiplicar con 32 aficiones circulando por todo el país sudamericano. La falta de seguridad es una máxima y en cuanto llegas te lo recuerdan constantemente. No hay ciudad, ni calle ajena a estas situaciones. Ni la multitudinaria presencia de Policía (la turística va con chalecos antibalas) sirve de arma disuasoria. Hay mucha gente que vive en la calle, sin apenas recursos y no dejan pasar oportunidades así.
Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios