CON EL DESCENSO A SEGUNDA B CERTIFICADO, CUENTA CON NUMEROSAS DEUDAS

La realidad del Xerez: de codearse con los grandes a rozar la desaparición

El Xerez ya es equipo de Segunda división B. El descenso del conjunto azulino se consumó el pasado viernes después de la derrota que sufrieron ante

Foto: La realidad del Xerez: de codearse con los grandes a rozar la desaparición
La realidad del Xerez: de codearse con los grandes a rozar la desaparición
Autor
Tiempo de lectura2 min

El Xerez ya es equipo de Segunda división B. El descenso del conjunto azulino se consumó el pasado viernes después de la derrota que sufrieron ante el Córdoba por 1-3. A falta de cinco jornadas para el final, el club andaluz ya ha puesto punto y final a su andadura por el fútbol profesional. Tal y como informó El Confidencial, a los problemas deportivos del Xerez, se le suman también los delicados momentos económicos que atraviesa el club y que lo podrían llevar a la desaparición sino se produce un milagro. En total, 67 años de historia que se pueden terminar.  

Cuando militas en Segunda división y tus números a falta de cinco jornadas para el final son de 23 derrotas, nueve empates y cinco victorias, lo más probable es que termines descendiendo de categoría. Eso le ha ocurrido al Xerez, que en tres temporadas ha pasado de codearse con los grandes de Primera a ser equipo de Segunda división B. Desde la temporada 2001-02, el club andaluz militaba en la división de plata del fútbol español, a excepción de la campaña 2009/2010 cuando jugó por única vez en su historia en la máxima categoría del fútbol español.

La llegada a Primera del club azulino se produjo de la mano de Esteban Vigo, entrenador que este año volvió al equipo al inicio de temporada, pero en la jornada 26 fue destituido tras catorce partidos consecutivos sin conocer la victoria. Le sustituyó Carlos Ríos, técnico que no ha sido capaz de frenar la mala racha del conjunto andaluz. La última derrota ante el Córdoba por 1 a 3 fue la sentencia definitiva para consumar el descenso.

Además de los problemas deportivos, en el Xerez ya echan cuentas para evitar la desaparición de una entidad que se creó en 1947. El máximo  accionista, el empresario sevillano Joaquín Morales, tiene metida a la sociedad en un concurso de acreedores. El club está también en causa de disolución según la Ley de Sociedades de Capital. El pasado diciembre, el Xerez no cumplió con el convenio de acreedores que le obligaba a abonar a la Agencia Tributaria, principal acreedor del club una cantidad de 480.000 euros.

Los jugadores, los empleados del club y las instituciones públicas y privadas, también han sido los damnificados. Los futbolistas, por ejemplo, llevan cuatro meses sin cobrar y recientemente se han visto obligados a realizar una colecta para poder afrontar algunos gastos de carácter médico. El Xerez necesita más de 1,5 millones de euros para poder seguir adelante en el mundo del fútbol y pese a que su presidente, Rafael Mateos, y la afición llevan movilizándose varios meses, el milagro no parece estar cerca. 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios