EL CLUB SOBREVIVE GRACIAS A UN PROCESO CONCURSAL

Los accionistas del Racing denuncian amenazas de los directivos del club

El Racing de Santander vuelve a estar en la cuerda floja del fútbol español. El último en sufrir las consecuencias de la autodestrucción del conjunto cántabro

Foto: Los accionistas del Racing denuncian amenazas de los directivos del club
Los accionistas del Racing denuncian amenazas de los directivos del club

El Racing de Santander vuelve a estar en la cuerda floja del fútbol español. El último en sufrir las consecuencias de la autodestrucción del conjunto cántabro ha sido Fabri. El técnico gallego fue destituido apenas una semana después de que la Cadena Cope desvelase los puntos del informe concursal en el que se señala directamente a Francisco Pernía, expresidente del club, y al actual dueño, Ashan Ali Syed. Los administradores piden que se condene a Pernía a 5 años de inhabilitación y a casi 5 millones de euros (4.938.924,58 euros) en concepto de gastos no justificados. Para Ali Syed piden la misma suspensión de cinco años. Esta temporada y la próxima, el Racing sobrevive gracias a estar inmerso en un proceso concursal. Tiene de plazo hasta la campaña 2014/2015, a partir de ahí, si no paga, desaparecerá.

La próxima semana, el Racing de Santander celebrará una Junta de Accionistas para establecer varios puntos relacionados con la gestión del club, entre los que se encuentran establecer los sueldos del actual Presidente, Ángel Lavín Iglesias, ‘Harry’ y algunos consejeros del club. La intención por parte de muchos accionistas de impugnar la Junta ha llevado a los directivos del club a amenazarlos con denunciarles. “Nos han llamado a casa para decirnos que nos conocen a todos, que tienen los ‘tweets’ archivados, los comentarios de Facebook y que tienen a una persona revisando los foros y las redes sociales y que nos denunciarán” afirma uno de los accionistas.

El Consejo de Administración ha prohibido todo tipo de pancartas y carteles en El Sardinero. En el partido ante el Almería, el pasado 2 de diciembre, los aficionados sólo pudieron acceder con cartulinas rojas al estadio en señal de protesta. Además, también han prohibido a varios medios de comunicación, contrarios a su política de gestión, el acceso al campo. La afición y el cuerpo técnico, jugadores incluidos, son los más damnificados en esta situación.

El pasado mes de mayo, se formó el Consejo de Asministración del Racing liderado por Lavín  y con José Campos o Manolo Saiz entre los directivos. Los problemas ya han surgido entre ellos desde la marcha del técnico Unzué, días antes de que comenzase la Liga. Saiz se apartó del Consejo por ser contrario a esta decisión y ahora trata de acercarse a lo que pide la afición. Pese a ello, no recibe el apoyo que busca.

El Confidencial intentó ponerse en contacto con José Campos, directivo del club y uno de los señalados por los accionistas, pero no obtuvo respuesta. El directivo del Racing ya ha sido condenado a pagar 400 euros por dos amenazas al vicepresidente de la Peña Metales, Jesús García, tal y como detalla el Diario Montañés. El pasado mes de mayo, Campos declaró a este periódico sus intenciones al regresar al conjunto cántabro. “Hay que olvidarse de lo que ha pasado y fomentar el diálogo, dejar que la afición se exprese. Hay que tener tranquilidad, pensar en un buen presente y un mejor futuro y devolver la ilusión”, afirmaba.  Por el momento, los números del informe de acreedores han señalado al empresario al declarar unos gastos injustificados por valor de 224.000 euros. El directivo guarda silencio.

Otro de los puntos destacados del informe concursal son los ingresos que obtuvo el club por fichajes y traspasos de jugadores. Cuando el Racing fichó a Tchité, procedente del Anderlecht, se reflejan unos gastos injustificados de 1.000.000 euros, por un partido amistoso ante el equipo belga que nunca se llegó a disputar. En el caso de Smolarek, llegó al Racing desde el Borussia Dortmund, y se reflejaron unos gastos del club de 825.000 euros también sin justificación. En los traspasos de Zigic, al Valencia, y Garay, al Real Madrid, el conjunto cántabro se gastó 725.000 euros y 600.000, respectivamente, también sin justificar. 

El fiasco deportivo del Racing se refleja en una plantilla prácticamente nueva. "No se pueden fichar cada año a 14 jugadores, ficharlos por un año, así las cosas no salen", reconocía el accionista. La afición se siente engañada y reconoce que la situación es “muy complicada”. Las posibilidades de desaparecer son altas si el club no paga 5 millones de euros anuales a partir de la temporada 2014/2015. El Racing entraría en liquidación sino abona esa cantidad. En estos momentos, el mayor ingreso para los cántabros vendría con un hipotético ascenso a Primera división. Después de que hayan transcurrido 17 jornadas en Segunda, los santanderinos ocupan la vigésima posición con 14 puntos, a dos de la salvación. A estas alturas, el ascenso no es una posibilidad. 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios