PIDIERON UNA REUNIÓN CON LISSAVEZTKY POR LOS 600.000 EUROS DE PRIMA DEL MUNDIAL

Los internacionales del Barça insisten en tributar en Sudáfrica

Los 600.000 euros de prima por ganar el Mundial que los dirigentes de la Federación Española de Fútbol y los jugadores convocados por Del Bosque pactaron

Foto: Los internacionales del Barça insisten en tributar en Sudáfrica
Los internacionales del Barça insisten en tributar en Sudáfrica
Los 600.000 euros de prima por ganar el Mundial que los dirigentes de la Federación Española de Fútbol y los jugadores convocados por Del Bosque pactaron aún siguen dando de qué hablar. Lo primero es que todavía no se ha hecho efectivo el pago de las mismas debido a que FIFA tampoco ha pagado a las Federaciones los premios obtenidos por las respectivas selecciones en virtud de su clasificación en la cita sudafricana. El pago se realizará en los próximos días, siempre antes del 31 de enero.
 
El contencioso con los premios mundialista no termina aquí. Los internacionales españoles, tal y como adelantó El Confidencial, pretendían tributar en Sudáfrica para beneficiarse del sistema tributario del país africano, que en este tipo de cantidades económicas se queda en el 15%, por el 45% actual del fisco español. Los jugadores españoles trasladaron la petición a la Federación, tal y como había sucedió en el Eurocopa de Austria y Suiza y en la que los premios se cobraron en Viena. La petición se basaba en el hecho de haber conseguido el dinero por un trabajo realizado fuera de nuestras fronteras. A diferencia de lo sucedido en 2008, los mandatarios federativos, con Ángel María Villar a la cabeza, no encontraron resquicio legal para dar luz verde a la petición de los jugadores.
 
Mientras algunos de los campeones del mundo dieron por bueno el reparto, incluso alguno apremió en el pago para que cotizara en el ejercicio de 2010 que tributa a un 43%, dos puntos menos que en el ejercicio de 2011, otros seguían buscando la manera de que la retención fiscal no fuera más allá del 15% que marca la ley sudafricana. La voz cantante la están llevando los jugadores del Barcelona, que instaron a Iker Casillas a formar una comisión negociadora que se reuniera con Jaime Lissavetzky.
 
El objetivo no era otro que el de pedir al Secretario de Estado una especie de medida de gracia por la que la cotización se quedará en el 15%. Los argumentos que ponían sobre la mesa están el ser un trabajo realizado fuera de España y el valor que tuvo el mismo entre toda la población. El capitán de la selección no accedió a la petición y ha sido de los primeros en dar por bueno el 45% de retención que se hará efectivo en el momento del pago del premio. Y es que el gobierno siempre se reserva la posibilidad de actuar o no sobre las rentas obtenidas en países con los que se tiene firmados tratados de doble imposición.
 
Un ahorro de 180.000 euros por jugador
 
Entre España y Sudáfrica existe un convenio de doble imposición desde febrero de 2008 que ampara la decisión y la da un marco legal. Al ser el premio por un trabajo hecho fuera del territorio español, la ley contempla la posibilidad de tributar en el país en donde se lleva a cabo el desempeño profesional. La diferencia es importante, ya que al cotizar en el país de Mandela, la retención del premio se queda en el 15% por el 45% actual que tendrían que tributar en España, lo que supondría un ahorro de 180.000 euros para cada jugador
 
En el caso de la prima obtenida por la consecución de la Eurocopa 2008 en Austria debe atenderse a lo dispuesto en el convenio para evitar la doble imposición suscrito entre España y Austria y que establece que las rentas obtenidas por un deportista en Austria derivadas de su actuación profesional en dicho país sólo pueden someterse a tributación en Austria, que es del 20%. Torres, Fábregas y Reina (no residentes en España) deben tributar tal y como disponga la normativa del Reino Unido y los convenios para evitar la doble imposición que haya suscrito con Sudáfrica.

En este sentido, ya hay varias sentencias que hablan de pagos a profesionales del fútbol que realizan su trabajo fuera de su lugar habitual de residencia. El Tribunal Supremo confirmó mediante Sentencia de 19 de julio de 2010, el criterio mantenido por el Tribunal Económico Administrativo Central y la Audiencia Nacional respecto al tratamiento fiscal de los pagos satisfechos por un club de fútbol a una tercera entidad como contraprestación de los derechos económicos derivados de la inscripción federativa del entrenador del primer equipo.
 
Mediante dicha sentencia, el Alto Tribunal entiende que los pagos satisfechos por un club de fútbol español a una entidad holandesa, como contraprestación de los derechos económicos derivados de la inscripción federativa de un entrenador, tienen la calificación fiscal de rendimientos del trabajo obtenidos por éste en España. En consecuencia, dichos pagos quedan sometidos a tributación en concepto de rendimiento del trabajo por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes, condenando al club como responsable solidario del ingreso de la deuda tributaria correspondiente.
 
En este supuesto, y según señala Iusport.es, el Tribunal resuelve fundamentándose en que no considera acreditado que el pago efectuado por el club derive de una relación jurídica distinta del contrato laboral celebrado con el técnico y, por tanto, ha de entenderse que los mismos forman parte de la retribución resultante de la relación laboral entre ambas partes. 
 
La Selección Española de Fútbol, ganadora del Mundial de Sudáfrica,  donó los 50.000 euros del Premio Príncipe de Asturias de los Deportes a la Fundación Síndrome de Down de Madrid (FSDM), con los que se financiará la construcción de un centro para adultos con discapacidad.
Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios