LA SELECCIÓN NACIONAL VOLVERÁ A JUGAR UN PARTIDO

El Vaticano ya tiene nueva religión: el fútbol

La selección de fútbol del Vaticano volverá a la actualidad deportiva el próximo 23 de octubre. El Estado más pequeño del mundo verá, por quinta vez en

Foto: El Vaticano ya tiene nueva religión: el fútbol
El Vaticano ya tiene nueva religión: el fútbol

La selección de fútbol del Vaticano volverá a la actualidad deportiva el próximo 23 de octubre. El Estado más pequeño del mundo verá, por quinta vez en su historia, cómo un combinado de fútbol le representa sobre un terreno de juego. Ésta vez, se medirá a un combinado de la Guardia de Finanzas italiana, y su seleccionador será, ni más ni menos, que el mismísimo Giovanni Trappatoni.

Pero la importancia de este encuentro no se queda en la mera anécdota de su disputa, ya que el cardenal Tarciso Bertone, secretario de Estado del Vaticano, no ceja en su empeño de crear una selección oficial que pueda disputar encuentros internacionales. Así se lo declaró a la UEFA en diciembre de 2006, y esta petición llegó hasta la FIFA, pero, hasta el momento, no se ha avanzado en su oficialidad. El estado pontificio no es ajeno pues a la fiebre que despierta el fútbol en todos los rincones del planeta.

Países como Montenegro, Andorra o Mónaco poseen su selección, una situación que el propio Bertone quiere lograr para el Vaticano. Sin embargo, la razón para poder participar en la selección no se basaría en una nacionalidad, sino en la propia religión, por lo la idea del secretario de Estado vaticano radica en que seminaristas y curas de todo el mundo puedan unirse en un mismo combinado.

"La idea de una selección es un sueño bonito. El deporte es una vía para la integración. Representa valores como el trabajo, el sacrificio y la unidad, que son claves de la Fe cristiana. Nos gustaría llevar adelante el proyecto y haremos todo lo posible para que se haga realidad", indicó Bertone hace algunas fechas, aunque, de momento, esta iniciativa no ha pasado a mayores.

El Vaticano disputó su primer partido internacional en el año 1994, frente a San Marino, un encuentro que finalizó con empate a cero. Más tarde, en 2002, se midió a Mónaco con un nuevo empate sin goles. Pero su mayor popularidad llegó en 2004, cuando el Vaticano venció por 4 a 1 a un combinado de ex futbolistas italianos. En 2006 jugó su último encuentro, en el que ganó por 5 a 1 al SV Vollmond, un pequeño club suizo.

Ahora, el Vaticano verá cómo su equipo disputa su quinto encuentro de la historia, esta vez a las órdenes del reputado Trappatoni, técnico italiano de 71 años que ha entrenado a equipos tan importantes como Milan, Inter, Juventus, Bayern de Munich o la selección italiana. Il Trap, católico confeso, cumple uno de sus sueños antes de retirarse del mundo del fútbol.

La tradición futbolística del Vaticano es relativamente corta, pero el ansia futbolística de este Estado ha provocado que se cree la Clericus Cup, un torneo que se disputa desde el año 2007, y en el que Redemptoris Mater y Mater Ecclesiae se han repartido las victorias, siendo sus jugadores los que formen el grueso de esta selección.

De esta manera, el próximo 23 de octubre, el combinado nacional de fútbol del Vaticano volverá a disputar un partido en el estadio Pío XII, ubicado en Roma. Su reducida extensión -0,43 km²- obliga al Vaticano a jugar fuera de sus límites territoriales. La Guardia Urbana de Roberto Donadoni será la encargada de medir el potencial de esta selección. Que Dios reparta suerte.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios