AGUARON UNA CELEBRACIÓN SIMILAR A LA QUE SÍ DISFRUTARON ELLOS

Los aspersores del Camp Nou retrataron el mal perder del Barcelona

Una máxima en el deporte dice que hay que saber perder. En diferentes disciplinas existen infinidad de casos en que ganadores empedernidos no saben encajar una

Una máxima en el deporte dice que hay que saber perder. En diferentes disciplinas existen infinidad de casos en que ganadores empedernidos no saben encajar una dolorosa derrota. Y el Barcelona protagonizó ante el Inter de Milán el último episodio de esta larga lista.

Los nervios traicionaron a muchos en el Camp Nou cuando el árbitro señaló el final de las semifinales de ‘Cahmpions’. A muchos en el Barcelona se les olvidó demasiado rápido que a ellos les han permitido celebrar, en campo contrario y no hace mucho, triunfos tan sonados como el de los neroazzurri de este miércoles. Y nadie interrumpió, entonces, esos momentos de euforia.

Pero en el estadio culé no sucedió lo mismo. José Mourinho, entrenador del Inter y conocido por sus muchas excentricidades y provocaciones, salió corriendo por dentro del terreno de juego como si fuera el autor del gol del triunfo.

Ahí se empezó a notar que la derrota dolía tanto a los hexacampeones de 2009 que podían llegar a perder las formas. El portero Víctor Valdés cayó en la provocación del portugués e interceptó a Mourinho para recriminarle su momento de éxtasis público (ver segundo 34 del vídeo 1).

Pero el episodio que retrata mejor el mal perder del Barcelona sucedió instantes después cuando los aspersores del césped fueron activados con la intención de acabar con las imágenes de los interistas celebrando sobre el campo su pase a la final de la ‘Champions’ 38 años después (1:56'' vídeo 1).

VÍDEO 1

Se trató de una imagen que dio vergüenza ajena solo de verla, y muy alejada del comportamiento de un equipo grande. El presidente barcelonista, Joan Laporta, mientras pidió este jueves a los suyos que se repusieran pronto del duro palo, restó importancia al hecho. No quiso explicar qué había llevado a quién a activar los riegos, ni tampoco pidió perdón por la escena. Sólo dijo que unos aspersores “no van a aguarte la fiesta de llegar a una final”.

El Barça celebró sobre el Bernabéu y Stamford Bridge

Quizá se les haya olvidado a los responsables culés otra máxima, esta de sentido común y cortesía. Es la que afirma que no se debe hacer a los demás lo que no le gustaría que le hicieran a uno. Hace poco menos de un año, Andrés Iniesta metió al Barcelona en la final de la Liga de Campeones con un gol in extremis, que incluso hizo correr la banda a Guardiola hasta alcanzar en el corner la celebración de sus jugadores (ver vídeo 2). Fue en Stamford Bridge, feudo del Chelsea, y con un arbitraje lleno de errores que beneficiaron a los visitantes.

Tras aquel partido, destacó la imagen de Didier Drogba, fuera de sí, diciéndole de todo al colegiado noruego. Mientras, se pudo ver a Piqué, Iniesta, Eto’o y compañía celebrar tan importante triunfo sobre el césped y aplaudiendo a los centenares de aficionados que les habían acompañado desde las gradas (ver 1:01" del vídeo 3). No les echaron ni encendieron ningún aspersor.

VÍDEO 2

 
VÍDEO 3
 

Tampoco ocurrió nada, por ejemplo, en ninguno de los tres últimos triunfos ligueros del equipo azulgrana en casa del eterno rival, el Real Madrid. En la 2005/06, con 0-3, Ronaldinho fue aplaudido y las iras de la grada del Bernabéu se centraron en los suyos.

En la 2008/09, tras la mayor goleada de los últimos tiempos (2-6), los de Pep Guardiola también acudieron a una esquina a celebrar con los suyos ese histórico triunfo sin problemas.

Y esta temporada, tras el 0-2 que ponía líder a los catalanes, los jugadores visitantes llegaron a hacer un corro mientras saltaban y celebraban la victoria. Nada de eso se le permitió al Inter el pasado miércoles.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
113 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios