EL BARÇA NO LOGRA MARCAR Y EMPATE A CERO CON EL INTER

Laporta acertó de pleno

Cuentan que Joan Laporta se reunió con José Mourinho en el mes de mayo de 2008 con el fin de dotar de liderazgo a un equipo

Foto: Laporta acertó de pleno
Laporta acertó de pleno

Cuentan que Joan Laporta se reunió con José Mourinho en el mes de mayo de 2008 con el fin de dotar de liderazgo a un equipo que andaba a la deriva. La charla con el que fuera empleado azulgrana, garante de títulos que no de espectáculo, no fue fructífera y al final el presidente más político que jamás haya dado el fútbol español, desechó la opción. No se sabe muy bien si fue por aquello de que el alegre libro de estilo azulgrana choca de frente con el manual de juego de los equipos que dirige el que fuera campeón de Europa con el Oporto, o por tener fresca en la memoria la celebración, rodilla en tierra, del empate del Chelsea en el Camp Nou.

Lo cierto es que la idea de fichar a Mourinho se desvaneció y alguien susurró al oído del presidente-político el nombre de Pep Guardiola. Era una apuesta arriesgada ante la falta de experiencia del hasta ese momento técnico del segundo equipo azulgrana. Los números dicen que la decisión fue un acierto, logrando Guardiola un pleno inédito en el fútbol español. El paladar también refrenda la decisión. Lo visto en San Siro (así lo vivimos en El Confidencial) en el duelo Inter-Barcelona o Mourinho-Guardiola, como ustedes quieran, disipa cualquier tipo de duda. No hubo color, bueno sí el azulgrana. Laporta acertó dieciséis meses atrás.

El Barcelona es el actual campeón de la Champions, pero cuando un equipo como el Inter juega en su casa, con independencia del rival, debe mostrarse, arriesgar, buscar la portería contraria, pero nada de eso. Guardiola fue fiel a su estilo. Mourinho también. En todo momento el Barcelona dominó el juego, buscando el gol y dejar tocado a su principal enemigo para quedar primero de grupo, pero no fue suficiente para romper el empate a cero. No hubo color aunque los azulgrana no están todavía con el punto genial de la pasada temporada. ¿Ausencia de ambición tras ganar todo? No creo. Me da que es lo mismo de hace un año: forma progresiva y calendario estudiado al detalle para ir mostrando lo mejor con el paso de los partidos. El Inter del ex madridista Sneijder tiene pinta de volver a ser lo mismo de los últimos cuatro años, es decir, el mejor en Italia, uno más en Europa.

Eto’o no lo va a pasar bien en el Inter (ver encuesta sobre el trueque de delanteros). Mourinho ha dado medio paso hacia adelante colocando a su lado a Diego Milito, con Sneijder de escolta, pero no parece suficiente. El camerunés tiene 50 metros de soledad para fabricarse él mismo las ocasiones de gol. Y no se adivinan cambios. El otro protagonista del partido era Ibrahimovic. El fue recibido con hostilidad. Lógico. Sus últimos meses en Milán fueron un tormento, habló de más, cuestionó a la afición y le estaban esperando, pero dio la sensación de no importarle mucho o mejor dicho nada de nada.

La otra curiosidad del partido era la presencia de Figo, primero en la comida oficial con las dos directivas y después en el palco. El portugués más madridista que se conoce tras Ronaldo y Pepe continúa ligado al Inter, rival del equipo de su gran amigo Guardiola. Toda una mezcla de sentimientos. Se fue contento. Su equipo no perdió y su amigo tampoco.

El Sevilla, a diferencia del Atlético, cumplió y derrotó al Urinea. Los tres puntos valdrán para que Jiménez tenga algo de tranquilidad. La presencia de Luis Fabiano, uno de los tres mejores delanteros centro del mundo, ayuda a mantener la calma. Garantiza el gol y si, además, está centrado, puede llevar al Sevilla a pensar en hacer una bonita Champions.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios