SU DEBUT, SIN ERRORES, Y CON BUENOS CRONOS

Roberto Mehri tenía un buen 'pastel' en Monza, y se lo comió sin atragantarse

Con solo algunas sesiones de simulador y mucha presión en su debut, Merhi logró unas magníficas referencias en relación a los pilotos habituales

Foto: Roberto Merhi se estrenó con un F1.
Roberto Merhi se estrenó con un F1.

Roberto Merhi afrontaba un gran desafío en debut en la Fórmula 1 durante los primeros libres del Gran Premio de Italia, pero también para su carrera deportiva. Y lo solventó con algo más que nota dadas las circunstancias. Piloto ultrarrápido, de enorme talento natural, su trayectoria está dando un giro sorprendente. Campeón de Fórmula 3, piloto Mercedes en el DTM alemán durante dos años, este invierno era un piloto de incierto y oscuro futuro con solo veintidós años. Ayer, a bordo del Caterham, puso en evidencia ante la Fórmula 1 ese gran talento natural que atesora.

Debutar en un Fórmula 1 bien avanzada la temporada, y con solo algunas sesiones de simulador en el cuerpo, era un auténtico ‘pastel’. Cuando Andre Lotterer debutaba en el Gran Premio de Bélgica, el piloto alemán contaba con más de una década de ventaja de experiencia sobre Merhi. Ya en 2002 era piloto probador del equipo Jaguar de Fórmula 1. Y sobre todo, esa experiencia en los últimos años se ha desarrollado con Audi y, en los más recientes, con toda la tecnología híbrida que el fabricante alemán ha desarrollado para las 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia. Incluso tras la experiencia de Spa, Lotterer reconocía que es superior el paso por curva de su Audi que la del Fórmula 1.

Mientras que la mente y el subconsciente de Lotterer están formados en la simultánea combinación de pilotaje y gestión de múltiples sistemas, Merhi debutaba en la pista más rápida del campeonato. El trazado italiano tiene pocas curvas, pero sus altísimas velocidades y las brutales frenadas requerían una rápida adaptación a la singular relación espacio/tiempo que un Fórmula 1 exige. En paralelo, había que prestar atención y responder a las múltiples demandas de gestión del monoplaza en combinación con el equipo desde el muro de boxes.

uede que un Formula 1 actual sea físicamente menos exigente que en el pasado. Y que Merhi tenga a su favor la experiencia en las World Series, pero había que afrontar el examen bajo la enorme presión de saberse vigilado por la Fórmula 1 la prensa internacional, y que parte de tu futuro también podía depender del rendimiento durante esa hora y media de ayer.

Roberto merhi en la f3 británica
Roberto merhi en la f3 británica

 

 

or el esquema de trabajo de la sesión, Merhi tenía muy poco tiempo entre su salida a la pista, la adaptación a la misma y al monoplaza, y lo pronto que podía utilizar un juego de neumáticos nuevos para lograr su mejor crono. En este contexto, su crono de 1.30.704, con 29 vueltas, fue superior en casi dos décimas en relación al de su compañero Marcus Ericcson quien, todo hay que decirlo, dio solo 16 por culpa de sus problemas con los frenos.

Pero Merhi quedaba a solo seis décimas de Charles Pic y su Lotus, también con experiencia previa a bordo de un Fórmula 1, a siete de Jules Bianchi y de su compañero de equipo, Max Chilton, y a 1.2 de Pastor Maldonado, todos ellos con más de veinte vueltas en la sesión. En la segunda, con la pista más limpia que en la primera, los dos pilotos de Caterham bajaron sus tiempos al 1.29 bajo, en la misma medida que Bianchi, Maldonado mejoraron los suyos en un asfalto que ganaba cada vez más 'grip'.

Pero los tiempos no eran la única referencia a valorar. La evolución progresiva para bajarlos, la consistencia de ritmo, la información transmitida al equipo y la agilidad y habilidad mental para gestionar toda la que llegaba desde boxes también eran preguntas en el 'examen' para Mehri, y cuyas respuestas el equipo habrá analizado, pero de las palabras del español tras la jornada de ayer, parece que la nota fue más que buena. "Solid job", según Cristijan Alberts, 'team principal' de Caterham

“Me esperaba quedarme a un segundo o un segundo y medio (de su compañero), porque era la primera vez con el coche, una hora y media”, explicaba el piloto castellonense a la página CarandDriverTheF1.com “y aparte montas el juego de gomas nuevas al principio de la sesión. Luego, al final, tampoco era táctica ir a hacer un gran tiempo. Así que ha ido mejor de lo esperado, el equipo está muy contento, y yo estoy muy contento con esta gran oportunidad”.

El futuro de Roberto Mehri en la Fórmula 1 sigue siendo una incógnita pero, de momento, tiene como objetivo inmediato el próximo fin de semana otra cita de las World Series, donde seguirá defendiendo sus opciones al título, en un certamen en el que ha sido el piloto que más puntos ha logrado en las cuatro últimas pruebas. Pero, de momento, el ‘pastel’ de Monza se lo ha comido bien, con gusto y, lo más importante, sin atragantarse.

Cantera Cepsa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios