Es noticia
Menú
Sainz Jr y el doblete de Spa: "¡Buuaah qué guuusto, madre mía, lo que acabo de hacer!"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL PILOto madrileño visitÓ el confidencial

Sainz Jr y el doblete de Spa: "¡Buuaah qué guuusto, madre mía, lo que acabo de hacer!"

Líder de las World Series tras lograr uno de los mejores resultados en la historia del campeonato, Sainz Jr habla de su gran momento en El Confidencial

La doble victoria de Spa ha sido uno de los éxitos más importantes en la carrera deportiva de Carlos Sainz, cuando se está moviendo en la antesala de la Fórmula 1, y en un año en el que los objetivos marcados por Red Bull solo pasan por ganar el título. El piloto madrileño de 19 años visitó la redacción de El Confidencial para hablar de su actual momento, de sus experiencias y de emociones dentro de su casco.

Pregunta: Ya varios días después, ¿cómo ha digerido Carlos Sainz el éxito de Spa?

Respuesta: La alegría sigue ahí, muy contento por lo que hemos conseguido, porque ganar las dos carreras de Spa con las dos poles es lo máximo que le puede pasar a un piloto de World Series y a su equipo. Pero estamos ya muy pendientes de la siguiente carrera de Moscú, un circuito donde el equipo no terminó bien el año pasado, y que yo no conozco, frente a rivales, además, que incluso ya han ganado aquí en el pasado.

P: Mentalmente, ¿qué trabajo tiene que hacer para dejar un fin de semana tan bueno detrás?

R: Pues dejarlo atrás me salió automáticamente porque no soy nada confiado. No soy un piloto que cuando tiene un buen resultado confía en que le salgan igual las cosas. Cuando ví los 43 puntos de ventaja después de haber ganado me parecían pocos... en Moscú pueden estar delante de mí como tenga un mal fin de semana. Me dije que no era suficiente y ya pienso en la próxima carrera.

P: El año pasado no llegaban las victorias, y en el actual está arrasando por ahora. ¿Qué ha cambiado en la persona y en el piloto en estos meses?

R: Ante todo, hasta ahora no he tenido esos momentos de cosas increíbles que me pasaron el año pasado que no había dónde cogerlos, y me hicieron mucho daño.

Pero es cierto que con todo el lío de Toro Rosso el año pasado (la posibilidad de subir a la Fórmula 1), me dije a mí mismo que era hora de dar un gran cambio, tanto mental como físico, sobre todo lo primero. Debía tener un enfoque diferente al que había tenido ahora en las carreras. Todo lo que sufrí el año pasado me ha hecho más fuerte y con más ansia de ganar, nunca antes había tenido tantas ganas de demostrar a la gente que dejó de confiar en mí, la que seguía confiando, y a mí mismo, lo que podía hacer.

P: Y dentro de ese nuevo enfoque, ¿es un piloto con 'más mala leche'? Porque como vimos con Rosberg y Hamilton en Mónaco, parece que hay que tenerla…

P: Sí, se necesita un poco más de 'mala leche', y quizás me ha venido gracias a lo que me ha pasado estos dos últimos años, que no han sido fácil, los resultados no salían a pesar de hacer poles y buenas carreras. Llega un momento en que te hartas, y de forma natural creo que me ha hecho más fuerte y tener ese puntito extra de 'mala leche' que un piloto debe tener.

P: ¿Le han llamado de Red Bull para felicitarle?

R: Siempre te felicitan pero, en cuanto a lo que creo que te refieres, no ha habido un cambio de comunicación. Red Bull es así, hasta que no termina el campeonato y se han hecho los deberes no te dan premios ni te da la sensación de que te vayan a premiar con algo.

P: ¿Cómo es la vida de Sainz en el seno de un equipo, de una empresa, como Red Bull?

R: La vida en Red Bull es dura porque, para empezar, todos los pilotos de la parrilla quieren estar en tu puesto. Siempre que sales a pista tienes más ojos mirándote porque eres "el de Red Bull". Pero tiene muchas ventajas, estás mucho tiempo con la gente de Red Bull trabajando en el simulador, tienes un entrenador personal que te lleva tu entrenamiento físico, y estás cien por cien dedicado a ellos: correos electrónicos, entrenamiento, simulación, carreras. El cien por cien es para ellos.

P: Kyvat y Magnussen lo están haciendo muy bien, y con las referencias que tiene de su enfrentamiento con ellos en el pasado, ¿se ve preparado para estar en la Fórmula 1 y a un buen nivel?

R: Creo que si, en el caso de que diese el salto seguiría yendo rápido, es algo que sale innato, y sabía que los dos iban a ir rápido. Creo que con un Fórmula 1 también puedo ir rápido, pero esto es solo una parte, entran en juego otras muchas cosas que te pueden afectar y no dependen de ti. Ahí tenemos a Magnussen que hace un segundo puesto en Australia y luego todo le está costando muchísimo más, porque no todo depende de ti y tu talento en la Fórmula 1.

P: ¿Qué piensa de que Raikkonen y Vettel, campeones del mundo, tengan problemas para adaptarse a los nuevos Fórmula 1?

R: Sinceramente, es lo que más me ha llegado a sorprender de Raikkonen, no tanto lo de Vettel, porque se le ha roto todo en lo que va de temporada. Creo que los mejores pilotos de la Fórmula 1 tienen que ser capaces de llevar rápido hasta un triciclo, la adaptación para mí en la Formula 1 es clave, y para ser el mejor piloto también.

P: Su carrera deportiva es todavía joven, y nos decía en el video que le cansa viajar tanto…

R: No es una vida fácil, muchos períodos de mi adolescencia he dejado de hacer muchas cosas que te encantaría hacer. Hoy una semana mía, si tengo suerte, estoy el fin de semana en Madrid, y el domingo por la tarde cojo un avión para ir a Francia, a ver al equipo en la sede de Le Mans. Estoy dos días allí con ellos, el miércoles me voy a Inglaterra a hacer simuladores con el equipo de Red Bull y entrenar físicamente, y si tengo suerte y no tengo nada el fin de semana, llegó el sábado para estar con mi familia, hacer algo de deporte por la mañana con mi padre, y por la tarde de viaje otra vez. Esto 360 días al año, y lo hago con una sonrisa en la cara, pero al final de año notas que estás sin energía.

P: ¿Percibe que, por su experiencia, ha madurado antes que los amigos y la gente de su edad…?

R: No sé si quedará mal decirlo, pero lo noto bastante, estás en un punto en el que has vivido una serie de cosas, buenas y malas, que otra gente no los ha sufrido todavía, y esto, quieras o no te hace madurar antes.

P: ¿Qué siente dentro de su casco, el otro día en Spa, cuando está en Eau Rouge, tan destacado en cabeza, y sus perseguidores están todavía al principio de la vuelta…?

R: Durante toda la carrera no vas sintiendo nada, vas totalmente concentrado en cada curva, en cada cambio de marcha, para no perder ni dos milésimas por cambiar antes o después. Pero bien es verdad que, a medida que se acercaba el final de la carrera y subía por Eau Rouge por última vez, se me puso una sonrisa en la cara como diciendo “toma, toma, porque voy a hacer un doblete en Spa”, por cómo me lo he currado durante el invierno, el trabajo con el equipo a puerta cerrada, y conseguir un resultado así…Vas con esa sonrisa un poco pilla por lo que estás haciendo

P: ¿Se llega a entrar en trance por ese grado de absoluta concentración? Cuando uno acaba la carrera, ¿llega como piloto ha preguntarse dónde ha estado todo ese tiempo?

R: Tengo más esa sensación en una vuelta de clasificación que en una carrera. En Spa o Mónaco, el grado de concentración al que puedes llegar es tal que, cuando acaba la vuelta, necesitas soltarlo todo. En Spa solté el aire muy fuerte y me decía “Buaaah, qué guuuusto…” . Y si esa vuelta te ha salido bien y has ido al cien por cien, cuando la acabas se te pone una gran sonrisa en la cara, y te vas a boxes diciéndote “madre mía lo que acabo de hacer, qué bien sienta haber hecho una vuelta a esta velocidad en Spa, y encima que me haya salido tan bien…”.

P: ¿Dónde se sufre y se disfruta más, o las dos cosas a la vez? ¿En Spa, o en Mónaco?

R. Ufff… buena pregunta, disfruto más en Spa, y en Mónaco se sufre, porque son muchas vueltas sabiendo que no puedes adelantar, que estás en la misma posición durante mucho tiempo, que se te cae el mundo encima si cometes el mínimo error y quedas como un pardillo… En cambio en Spa vas toda la carrera disfrutando con cada curva, cada una me transmite una sensación que no trasmite ningún otro circuito, cada vez que salía de una curva a 260 Km/h y la había clavado, pues eso, sonrisa en la cara y pensaba ya en la vuelta siguiente para hacerla más rápida todavía…

P: ¿Y cómo se saca de dentro toda esa alegría cuando se gana? Porque un futbolista lo celebra a lo grande con sus compañeros, por ejemplo…

R: En los entrenamientos no tanto, porque aún queda la carrera. Pero en esta, le intentas transmitir a tu equipo el agradecimiento y las sensaciones de haber ganado en Spa, cogí la radio y les dije (explica con énfasis), “¡no sabeís lo que es para mí haber conseguido esta doble victoria en Spa, muchísimas gracias, no sabéis lo que significa para mí!”, y que ellos te contesten “¡tomaaa! Ni te imaginas para nosotros, esto es la leche!” Nada más bajarte del coche te tiras a ellos y explotas de alegría. Es una diferencia enorme, porque antes de la carrera es como si hablaras a tu jefe, todo serio, pero cuando acaba la carrera te das cuenta que somos compañeros trabajando para lo mismo.

La doble victoria de Spa ha sido uno de los éxitos más importantes en la carrera deportiva de Carlos Sainz, cuando se está moviendo en la antesala de la Fórmula 1, y en un año en el que los objetivos marcados por Red Bull solo pasan por ganar el título. El piloto madrileño de 19 años visitó la redacción de El Confidencial para hablar de su actual momento, de sus experiencias y de emociones dentro de su casco.

Fórmula 1
El redactor recomienda