Es noticia
El futuro de Fernando Alonso y Aston Martin ¿Unos cardan la lana pero otros se llevan la fama?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LLEGAN DOS GRANDES NOMBRES EN UNA SEMANA

El futuro de Fernando Alonso y Aston Martin ¿Unos cardan la lana pero otros se llevan la fama?

Lawrence Stroll mantiene su compromiso con nuevos fichajes de alto perfil. Mientras tanto, Alonso lucha con un equipo que ha perdido terreno, con la duda de poder disfrutar en el futuro el "dream team" que se está creando

Foto: Alonso seguirá en Aston Martin, aún colgado casco y guantes (EFE/Ali Haider)
Alonso seguirá en Aston Martin, aún colgado casco y guantes (EFE/Ali Haider)

"Una pena estas últimas malas carreras por nuestros propios experimentos". Fernando Alonso mostraba síntomas de impotencia tras el pasado GP de Gran Bretaña. Aunque los dos Aston Martin entraban en los puntos, el asturiano no ocultaba la frustración que arrastra ante la evolución del equipo británico.

Mientras tanto, Lawrence Stroll está cimentando las bases de un superequipo con intervención en todas las áreas estratégicas del equipo, tanto desde el factor humano como tecnológico. Antes y después del reciente gran premio, Aston Martin anunciaba dos fichajes de altísimo nivel, Andy Cowell y Enrico Cardini, aún pendiente la oferta realizada a Adrian Newey.

A la espera de que fructifique este proceso, Alonso lleva a cabo una difícil función de ariete. Por ejemplo, en este triplete de carreras ha dejado entrever algunos síntomas de cierto desgaste. Tema distinto es que el asturiano, con ya 42 años, pueda recoger todavía en activo los frutos de su trabajo ahora y la espectacular reestructuración que está llevando a cabo Lawrence Stroll.

El equipo que solo empieza marcando

En el arco temporal de un año, Aston Martin se asemeja a ese equipo de media tabla que empieza el partido marcando dos goles a uno de los grandes, así el comienzo de Alonso en 2023. Sin embargo, según avanza el partido, se ponen evidencia las limitaciones del banquillo y sus jugadores. En el pitido final, la lógica se ha impuesto y te han clavado cuatro goles. Así el equipo británico en estos momentos.

Aston Martin ofrece todavía una imagen técnicamente desorientada. Varias evoluciones clave no han ofrecido los resultados esperados, bien por error de concepto, bien por no haber acertado con sus adaptaciones en la puesta a punto. Las virtudes del anterior AMR23 se han diluido con el AMR24 en el afán de lograr una máquina más polivalente.

Según los equipos han avanzado en comprender mejor el efecto suelo, la jerarquía ha ido modificándose. Ferrari ha sido un buen ejemplo —negativo— en las últimas carreras, como Mercedes en el lado opuesto. Pero Aston Martin se quedó descolgado en casi todo tipo de circuitos. El equipo mostraba sus costuras a medida que pasaban los minutos del partido.

En el corto plazo, Alonso se come el marrón de una escuadra todavía no optimizada en recursos. Por ejemplo, Aston Martin debe aprovechar el tiempo libre que deja el túnel de viento de Mercedes, tres o cuatro días a la semana. Imposible evolucionar al ritmo de los mejores, y el asturiano está viviendo las carencias actuales en sus propias carnes. El futuro será magnífico. El presente, duro de pelar. Aún queda tiempo en 2024 para saber si el trabajo en marcha corrige el rumbo del AMR24 y del equipo.

Técnico y líder

Los recientes fichajes de Aston Martin confirman, eso sí, las altísimas ambiciones de Lawrence Stroll. La pasada semana se anunciaba la llegada de Andy Cowell como director ejecutivo del grupo, en posición inmediatamente inferior a la de Stroll, por lo que ejercerá la máxima responsabilidad sobre el equipo de Fórmula 1.

Cowell ofrece un singular perfil. Con décadas de exitosa experiencia en el apartado de la motorización (Cosworth, BMW, Ilmor y luego Mercedes HPP) fue el artífice de las unidades híbridas del equipo alemán desde 2014, desarrolladas a través de un inteligente programa de desarrollo que dejó en evidencia a sus rivales.

Aun con tan gran bagaje técnico, Cowell ha demostrado grandes dotes de liderazgo y gestión de equipos y proyectos, condiciones difíciles de reunir en un ingeniero. De aquí su ascenso a la extraordinaria responsabilidad conferida a partir de 2026.

Dueños de su destino

Esta dualidad permitirá que Cowell tenga por la mano la gestión de una de las decisiones estratégicas más cruciales para el futuro de Aston Martin: la llegada de Honda con el nuevo reglamento de motores en 2026, matrimonio que hace al equipo oficial del fabricante japonés, por ahora todavía relegado a la posición de cliente de Mercedes.

Junto al potencial tecnológico que se presume a Honda, confirmado en la era híbrida con Red Bull, Aston Martin podrá liberarse de la dependencia de Mercedes también en el apartado de la transmisión (vital en el diseño del fondo del monoplaza) y de las suspensiones. A partir de 2026, Aston Martin adquiere el mismo estatus que Mercedes, Ferrari y Red Bull desde el punto de vista técnico.

Aston Martin también disfrutará a partir de 2025 del nuevo túnel de viento que está cerca del proceso de calibración. Paralelamente, está a punto de abrirse el segundo edificio en Silverstone, después de la renovación total del primero. Poco a poco, el cesto verde va tomando cuerpo con todos estos mimbres, con 2026 como verdadero punto de partida.

placeholder Alonso afronta tiempos complicados aunque esperanzadores (DPPIAFP7)
Alonso afronta tiempos complicados aunque esperanzadores (DPPIAFP7)

Llega Cardile... ¿y Newey?

La última gran noticia para Aston Martin es la llegada desde Ferrari de otro nombre de alto nivel: Enrico Cardile, hasta ahora responsable técnico de Ferrari. El italiano no ha podido resistirse al proyecto de Stroll, y participará en el diseño del nuevo monoplaza de 2026, a comenzar el 1 de enero del mismo año tras decisión de la FIA.

Si la llegada de Cardile cuestiona al actual equipo técnico o viene a reforzar su estructura está por ver, pero el perfil del italiano sugiere un distinto nivel jerárquico que Dan Fallows, responsable actual. Y sobre el horizonte planea todavía el pelotazo final de Stroll para terminar de conformar el super dream team: la posible llegada de Adrian Newey. Si la llegada de Cardile supone que no lo hará, el británico está por ver, ya que el canadiense podría haberle ofrecido un estatus especial.

Nombres de alto perfil, asociación con Honda e independencia total para controlar el destino técnico del equipo, renovación de infraestructuras y túnel de viento propio... Aston Martin y Lawrence Stroll está rellenando todas las casillas para dar forma al proyecto más ambicioso desde la llegada de Red Bull a la Fórmula 1.

Fernando Alonso ha confirmado su continuidad en el seno del proyecto, aún colgado casco y guantes, por lo que se sentirá totalmente identificado con el espectacular crecimiento de su equipo. Pero, ¿llegará aún como piloto a recoger la cosecha de tan espectacular siembra en marcha?

"Una pena estas últimas malas carreras por nuestros propios experimentos". Fernando Alonso mostraba síntomas de impotencia tras el pasado GP de Gran Bretaña. Aunque los dos Aston Martin entraban en los puntos, el asturiano no ocultaba la frustración que arrastra ante la evolución del equipo británico.

Fórmula 1 Fernando Alonso
El redactor recomienda