Es noticia
Menú
¿Cree Esteban Ocon en Papá Noel cuando quiere medirse con Fernando Alonso?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL BALANCE FINAL Y LOS DUELOS EN PISTA

¿Cree Esteban Ocon en Papá Noel cuando quiere medirse con Fernando Alonso?

El francés ha completado su mejor temporada en la Fórmula 1, elevando su listón. Sin embargo, su balance final no se ve refrendado por la realidad de los hechos

Foto: Las diferencias entre Alonso y Ocon han saltado a final de año (EFE EPA TOM WHITE)
Las diferencias entre Alonso y Ocon han saltado a final de año (EFE EPA TOM WHITE)

Rueda de prensa oficial del Gran Premio de Hungría, 2021. Un niño era invitado para hacer una pregunta a los pilotos. "¿Cuál es la mayor mentira que os contaron vuestros padres?". Primero respondió Estaban Ocon. "Siento decepcionar a los niños, pero fue muy decepcionante cuando descubrí que Santa Claus no era real. Padres, no mostréis esta entrevista a vuestros niños", contestó el francés entre risas. Carlos Sainz, presente también en la rueda de prensa, saltó rápidamente al quite: "Creo que te equivocas, Esteban, aún escribo mis cartas a Santa…", le contestó el piloto español, atónito ante el jardín en que se estaba metiendo el francés. Sorprendentemente, respondió a Sainz sin entender el fondo del asunto: "¿Todavía le escribes cartas?", insistió el galo. El madrileño, que no daba crédito a lo que estaba escuchando, le contestó más tajante todavía: "¡Sí, Santa existe!".

La anécdota mostró un perfil personal de Esteban Ocon que resonó estos días en su afán de dar valor a su actuación con respecto a Fernando Alonso en 2022, temporada en la que le ha superado en puntos. Esto solo lo había conseguido Jenson Button en los tiempos de Honda (empate con Hamilton al margen en 2007). Amable, generalmente sonriente, sin declaraciones fuera de lugar, Ocon también hace gala de una cierta ingenuidad al respecto. "Obviamente, he tenido que elevar mi nivel tanto como he podido. Acabar por delante de él (Alonso) es una satisfacción", declaró al terminar la temporada.

Las diferencias a final de año

Ocon ha marcado distancias con Alonso una vez ha concluido la temporada. Fernando, camino de Aston Martin, ha dado varias entrevistas en las que ha resaltado unas diferencias que no constaban durante el año. Lejos quedan aquellos tiempos en los que la relación era distinta. "A veces, la prensa española hacéis cosas que no tienen razón de ser. Tengo muy buena relación con él, disfruto mucho de este tiempo juntos y, si hubiera tensión o algo así, no me hubiera llevado casi una hora en su museo de Oviedo con su padre. Tenemos una gran relación, pero a veces creáis grandes historias de la nada", espetó en el pasado Gran Premio de España, siempre con la sonrisa en la boca.

Si existían problemas subterráneos entre ellos, afloraron especialmente después del Gran Premio de Brasil. Tras dos incidentes en la carrera clasificatoria, y el tirón de orejas público de Otmar Szafnauer y el privado de Laurent Rossi, la relación entre ambos cambió. Y Ocon no ha ocultado esas diferencias, siempre en tono respetuoso, pero no siempre acertado.

"Yo, el 98% del trabajo"

"Sinceramente, el trabajo fue un 98% a mi cargo y 2% al suyo. Estaba sobrecargado. Hice todo el desarrollo del simulador, los viajes de marketing...", denunció el francés. Quería poner en valor su contribución frente a un supuesto egoísmo del español. Quizá el francés olvidó sus diferentes estatus y capacidades de negociación. Alonso dejó muy claro a la cúpula de Renault en su retorno que no quería asumir ninguna carga promocional, tampoco pasar jornadas interminables en el simulador. Ocon conocía perfectamente la posición de Fernando como para utilizarla en su contra, aunque también deseara hacer valer la suya.

Tan cándida como su anécdota con Papa Noel era defender su superioridad global frente a Alonso. Fueron 11 puntos a su favor, ciertamente, aunque la realidad ha sido diferente. Porque el español le ha superado tanto en los entrenamientos como en los resultados y en el ritmo de carrera. Salvando la fiabilidad, claramente decantada en contra. De los seis abandonos de Alonso, en cuatro iba por delante del francés. Además, ha habido algunas carreras (Austria o Australia) en las que la mecánica neutralizó su potencial.

Su rendimiento general ha mejorado sustancialmente, pero quizá no como para posicionarse como uno de los pocos pilotos que ha superado al español en su trayectoria en la Fórmula 1. Porque desde que llegó a Manor en 2016, el francés siempre ha quedado por detrás de sus compañeros de equipo (Con Haryanto no puntuó ninguno, luego llegaron Pérez, Ricciardo, y Alonso, en 2021). Con una tasa de fiabilidad similar de ambos en 2022, la puntuación final tal vez hubiera sido diferente.

La pelea en la pista

No se trataba solo del balance final. Tanto fue el cántaro a la fuente en el duelo entre ambos, que este se rompió. Bajo esa apariencia amable, en Ocon late otro piloto. A comienzos de 2021, el excampeón del mundo, Mika Hakkinen, sorprendió con sus declaraciones: "Ocon no es un piloto al que quisiera tener en mi equipo". Ciertamente, el francés se distingue por su magnífica capacidad para defender su posición bajo presión. Como con Sebastian Vettel en 2021 en Hungría, o su extraordinaria pugna con Lewis Hamilton en el pasado Gran Premio de Japón. Pero también ha sido sancionado en varias ocasiones por su dureza -tres veces este año-. Sin embargo, cuando se trata de su propio compañero de equipo, se transforma peligrosamente. Como los dos años (2017 y 2018) con Checo Pérez, reafirmados con Fernando Alonso.

El francés casi estampó a Alonso contra el muro en Arabia Saudí. En Hungría, ocurrió algo parecido, recordando a la pugna entre Schumacher y Barrichello en 2010. "Nunca en mi vida he visto una defensa como la de Esteban hoy", declaró Alonso. En realidad, la había visto, pero nunca la había sufrido. Fue la única referencia que Fernando hizo al respecto. Hasta que el español tiró de libreta en Interlagos para recordar las maniobras de la presente temporada. Quiza, cuando menos razón podía tener. Aunque Ocon no dejó espacio en el primer incidente, el asturiano se colocó en el lado más vulnerable. En la segunda, fue responsabilidad del español.

Aquello no gustó al francés, y se ha comprobado al final de temporada. "Por supuesto, me decepcionaron sus comentarios en la prensa. No, internamente, no tuvimos ninguna discusión sobre nada de eso. Mantendré el respeto que le tengo. Es bueno que se vaya a Aston Martin y que nosotros sigamos nuestro propio camino", comentó en una entrevista reciente. Se olvidó de que Alonso mantuvo el perfil bajo en los dos incidentes anteriores, mucho más peligrosos que el de Interlagos.

Prueba de ello es que al terminar el campeonato, Otmar Szafnauer le lanzó un reproche justificado, ya que conoce bien a Ocon de sus tiempos de Force India, junto a Checo Pérez. "Es rápido, pero ¿puede mejorar? Sí, buscaremos cómo. Probablemente, necesita hacer mejores juicios cuando sus compañeros de equipo están a su lado. No ganas en la primera vuelta, compañero de equipo o no. Si eres agresivo contra un rival, ambos salen y ambos pierden. Eres agresivo contra un compañero de equipo y los dos se salen, adivinen quién pierde".

El enfrentamiento global entre ambos, los peligrosos duelos en la pista, la comparación con Fernando Alonso tras 2022... Esteban Ocon ha llevado a cabo su mejor temporada en la Fórmula 1, efectivamente, con un gran progresión respecto a años anteriores. Sin embargo, en algunos aspectos, sí que parece seguir creyendo en Papá Noel.

Rueda de prensa oficial del Gran Premio de Hungría, 2021. Un niño era invitado para hacer una pregunta a los pilotos. "¿Cuál es la mayor mentira que os contaron vuestros padres?". Primero respondió Estaban Ocon. "Siento decepcionar a los niños, pero fue muy decepcionante cuando descubrí que Santa Claus no era real. Padres, no mostréis esta entrevista a vuestros niños", contestó el francés entre risas. Carlos Sainz, presente también en la rueda de prensa, saltó rápidamente al quite: "Creo que te equivocas, Esteban, aún escribo mis cartas a Santa…", le contestó el piloto español, atónito ante el jardín en que se estaba metiendo el francés. Sorprendentemente, respondió a Sainz sin entender el fondo del asunto: "¿Todavía le escribes cartas?", insistió el galo. El madrileño, que no daba crédito a lo que estaba escuchando, le contestó más tajante todavía: "¡Sí, Santa existe!".

Fernando Alonso
El redactor recomienda