Es noticia
Menú
Enemigos un día, aliados al otro: Mercedes y Ferrari se tiran a la yugular de Red Bull
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
INFORMACIÓN PRESUMIBLEMENTE CONFIDENCIAL

Enemigos un día, aliados al otro: Mercedes y Ferrari se tiran a la yugular de Red Bull

¿Maniobra política o fundamento real? La tensión en Singapur fue en aumento sobre un posible exceso de gasto en Red Bull. Esta semana el tema seguirá en ebullición

Foto: Wolff y Binotto cuestionaron duramente a Red Bull en Singapur por haber superado el tope presupuestario. (EFE/Ali Haider)
Wolff y Binotto cuestionaron duramente a Red Bull en Singapur por haber superado el tope presupuestario. (EFE/Ali Haider)

Toto Wolff y Mattia Binotto se vieron en el 'motorhome' de Mercedes en el Gran Premio de Singapur en dos ocasiones, al menos que se constara públicamente. El austríaco despedía delante de las cámaras con un apretón de manos a su homólogo de Ferrari. En Canadá, sin embargo, eran rivales ante la presumible labor de 'lobby' por parte de Wolff en la FIA con el polémico tema del control del famoso 'porpoising'. Así es la Fórmula 1 según sople el viento de los intereses propio y ajenos.

Rebobinando al jueves: dos medios (alemán uno, italiano el otro, ningún británico) revelaban simultáneamente que dos equipos habrían superado el límite presupuestario (145 millones) impuesto por la FIA para la temporada 2021: Red Bull y Aston Martin. A partir de aquí, arreció la tormenta de misiles por las posibles implicaciones de su confirmación en el caso del primero.

¿Conflicto real y escándalo, o maniobra de desgaste? Esta semana la FIA seguirá con el proceso para certificar a través de Cost Cap Adjudication Panel el cumplimiento de dicho tope de gasto 145 millones de límite para 2021. Pero los rivales no ahorraron insinuaciones sesgadas contra el equipo de Christian Horner, quien ha intentado neutralizarlos como ha podido.

¿Información confidencial?

Wolff y Binotto hicieron pinza a partir de las publicaciones de los medios de sus respectivos países. "Todos hemos sido investigados diligentemente y, según entendemos, hay un equipo que está en incumplimiento menor, que es más de procedimientos, Aston Martin, presumiblemente, y otro equipo que lo ha superado enormemente. Eso es un secreto a voces en el paddock". Wolff echaba gasolina a la hoguera ¿A voces?

El viernes, además de defenderse vehementemente, Christian Horner añadía un dato para la reflexión. "Bueno, ayer nos sorprendieron los comentarios de dos de nuestros equipos rivales. Porque la presentación (de documentación) y la FIA es confidencial" denunciaba el británico, "no tengo idea de cuál es el resultado de las presentaciones de nuestros rivales, o su tratamiento contable. Por tanto, me intrigaría saber de dónde proviene su fuente de información para estas afirmaciones ficticias. Y quiero decir, son (comentarios) enormemente difamatorios". ¿'Secreto a voces' una información que se supone confidencial?

Porque en varias ocasiones durante 2022, el propio Binotto verbalizaba esas sospechas, levantando la liebre en Miami. "Ahora, no tengo dudas de que para mantener el ritmo, necesitamos desarrollarnos e introducir actualizaciones. Espero, porque también hay un límite presupuestario, que en algún momento Red Bull detenga el desarrollo: de lo contrario, no entenderé cómo pueden hacer eso". Antes de la pausa veraniega se manifestó en el mismo sentido. "El reglamento financiero puede marcar diferencias entre los equipos en cómo lo interpretan y, de alguna manera, lo ejecutan. Ferrari nunca sería capaz de introducir un chasis ligero o un chasis diferente durante una temporada simplemente por el límite presupuestario, y me sorprendería mucho si un equipo es capaz de hacerlo", apuntaba en lo que se refiere a la evolución del equipo austríaco antes del verano.

Siete millones, 70 ingenieros

Para frenar los costes desorbitados que tantas diferencias marcaban en el pasado entre los equipos, la FIA estableció una escala progresivamente descendente desde el pasado año: 145 millones de dólares para 2021, 140 para 2022, 5 menos para la próxima temporada. No entran salarios de pilotos, logística y marketing. A partir de aquí, son las reglas contables, conceptos técnicos e interpretaciones legales y económicas las que definen si existe exceso de gasto o no. ¿A qué se refería Wolff cuando hablaba de gastos superados 'enormemente'? ¿Conocen Ferrari y Mercedes exactamente a cuánto asciende ese exceso?

Verstappen llegó a decir, literalmente, que los equipos rivales debían 'cerrar su boca' sobre Red Bull (EFE EPA Sem van der Wal)

Lauren Mekies, el director de carrera de Ferrari, ejemplificaba la ventaja que podía suponer superar ese límite: "si se piensa en la cantidad de tiempo de vuelta que hay en, por ejemplo, una infracción de 7 millones de dólares, equivaldría a 70 ingenieros, lo que daría una gran cantidad de tiempo de vuelta". Esa cifra se tomaba como referencia por tratarse del 5 por ciento del límite presupuestario, línea que determina las infracciones "menores”"y las de mayor gravedad, con sus correspondientes sanciones. "Debido a que estábamos enormemente restringidos, cualquier millón, cualquier fuga que se permita en el límite presupuestario se convertirá en unas pocas décimas de segundo en el coche". Desde Ferrari se pedía, primero, una línea clara por parte de la FIA para determinar los incumplimientos. Luego, analizar sus implicaciones reales en los campeonatos del pasado año y el presente.

Wolff, Binotto y Mekies ampliaron el tiro y arrojaron sombras de sospecha sobre el equipo austríaco. "Se puede discutir el tema de las penalizaciones a la luz del efecto del sobrecoste en 2021, en 2022 y lo que será 2023, porque en el momento actual y el punto de esta temporada en que nos encontramos, también hay un efecto para la próxima temporada". Se insinuaba que Red Bull habría aprovechado de ese exceso de gasto para ganar en 2021 y colocarse en una situación ventajosa ante el nuevo reglamento de la actual temporada. "Si es cierto que han homologado un chasis ligero este año, puede que lo utilicen el año que viene. Así que es realmente una cascada de eventos que pueden influir en los tres campeonatos", denunciaba Wolff.

Tapar el título de Verstappen

Ante la bola de nieve que crecía en el Gran Premio de Singapur, la FIA se vio obligada a emitir un comunicado en la que destacaba "las significativas especulaciones y conjeturas sin sustancia en relación con este asunto, el proceso adecuado seguirá sin consideración a las discusiones externas". Tras la primera auditoria, la FIA llamará a los interesados para aportar explicaciones y justificaciones.

placeholder Mike Krack, responsable de Aston Martin, rechazó que su equipo tuviera problemas con el tope presupuestario (REUTERS Stephane Mahe)
Mike Krack, responsable de Aston Martin, rechazó que su equipo tuviera problemas con el tope presupuestario (REUTERS Stephane Mahe)

"Estoy totalmente convencido de nuestros informes. Ha sido un proceso que terminó en marzo con la firma de nuestros auditores, y estamos cómodos con el límite" se defendió Christian Horner, quien incluso anticipó que el gasto del equipo estaba por debajo de los 145 millones, y avisó a sus rivales de las posibles consecuencias de sus insinuaciones. "A menos de que se retiren claramente, nos las tomamos increíblemente en serio, y vamos a ver qué opciones tenemos", en referencia a posibles acciones legales. "Es completamente inaceptable hacer comentarios de ese tipo, difamatorios para el equipo, para las marcas, e incluso para la Fórmula 1".

¿Tendrá fundamento real el 'secreto a voces' en el paddock? ¿Se intentaba obscurecer en Singapur el posible título de Verstappen, como insinuó Horner? ¿Se convertirá en papel mojado el límite presupuestario, tan crucial para la Fórmula 1, si la FIA no es capaz de implementar su adecuado control? El miércoles, más noticias.

Toto Wolff y Mattia Binotto se vieron en el 'motorhome' de Mercedes en el Gran Premio de Singapur en dos ocasiones, al menos que se constara públicamente. El austríaco despedía delante de las cámaras con un apretón de manos a su homólogo de Ferrari. En Canadá, sin embargo, eran rivales ante la presumible labor de 'lobby' por parte de Wolff en la FIA con el polémico tema del control del famoso 'porpoising'. Así es la Fórmula 1 según sople el viento de los intereses propio y ajenos.

Red Bull Mattia Binotto Toto Wolff Max Verstappen
El redactor recomienda