Es noticia
Menú
Cuando Williams despide a Nicholas Latifi es que algo gordo se está cociendo por detrás
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
NO SE CONOCE A SU SUSTITUTO

Cuando Williams despide a Nicholas Latifi es que algo gordo se está cociendo por detrás

Durante estos últimos tres años la familia del piloto canadiense ha sido el principal sostén económico del equipo británico. Sorprende por eso tanto su salida sin saber su recambio

Foto: Nicholas Latifi en el Gran Premio de Italia. (Reuters / Massimo Pinca)
Nicholas Latifi en el Gran Premio de Italia. (Reuters / Massimo Pinca)

Han sido tres temporadas que Nicholas Latifi ha formado parte de Williams sin que pueda decirse que ha sido una asociación exitosa tanto para piloto como para equipo. Es cierto que el equipo de Grove es una triste sombra de lo que fue en sus días de gloria, pero es cierto también que el canadiense nunca ha conseguido brillar por encima de sus compañeros de equipo, primero con George Russell dos temporadas y Alex Albon en la presente. Sin embargo, suenan absolutamente desproporcionadas todas las críticas e incluso insultos que Latifi está recibiendo en las redes sociales una vez que se anunció su marcha.

Es obvio, que Latifi no es un piloto que vaya a pasar a la historia por su talento, pero que nadie se engañe tampoco: Ningún piloto que logra una superlicencia es un mal piloto. En estos días hemos visto, por ejemplo, como la FIA no ha cedido a las presiones para que se le concediera la superlicencia al piloto norteamericano Colton Herta y es evidente que hablamos de alguien que ha demostrado dar la talla ganando carreras en la Indycar. Ni aun así se le considera de momento apto para la máxima especialidad. El canadiense logró su certificado al quedar subcampeón de la Fórmula 2 de 2019 detrás justo de Nick de Vries, el piloto que quizá haya precipitado en cierto modo su marcha.

placeholder Sofina, la empresa del padre de Nicholas Latifi ha sido el principal sostén económico de Williams estos años (Williams)
Sofina, la empresa del padre de Nicholas Latifi ha sido el principal sostén económico de Williams estos años (Williams)

Compañeros de mucho nivel

Es fácil juzgar a la ligera y concluir que el dinero es la única cualidad que tiene Latifi como piloto. Pero si hacemos un análisis desapasionado de la situación, desde luego que nos daríamos cuenta de que hay mucho que matizar. El canadiense efectivamente ha sido batido a las primeras de cambio por Nick de Vries en su primera aparición en Williams, pero no hay que olvidar tampoco que de Vries es un campeón del mundo de Karting, de Fórmula E y por supuesto de Fórmula 2. Es decir, le ha ganado alguien que es de todo menos un cualquiera, especialmente cuando el piloto holandés tiene acceso a probar en el simulador de Mercedes.

Lo mismo cabe decir de haber sido superado durante dos años por George Russell, que aparte de haber sido en el pasado también campeón de Fórmula 2, esta temporada está poniendo las cosas más que difíciles a Lewis Hamilton, uno de los mejores pilotos de la historia. Medirte con alguien capaz de superar con cierta frecuencia a Hamilton, como le ha pasado a Latifi, debería servir más bien para atemperar un poco las críticas que sufre en lugar de mandarlo a la hoguera. Si aplicamos el mismo rasero de dureza para el resto de la parrilla, igual no se salvan ni diez pilotos, pero ya sabemos hoy que mesura y redes sociales compatibilizan poco.

Aparte de que mucha gente no le perdone a Latifi que provenga de una familia muy acaudalada, gran parte de la inquina que vemos hacia él estos días se debe también, sin duda, a haber sido el responsable involuntario de que Lewis Hamilton perdiera el mundial el año pasado. Es rídiculo pensar, que aquel accidente en las vueltas finales de la carrera decisiva de Abu-Dhabi fuera deliberadamente provocado por el canadiense, porque igual que se reanudó la carrera y el desenlace favoreció a Verstappen, si hubiera terminado la carrera con el safety-car (como ocurrió hace apenas unos días en Monza), el ganador habría sido Hamilton.

Fue absolutamente inaceptable el torrente de odio e incluso amenazas de muerte que tuvo que soportar Latifi a raíz de aquel incidente y no es descartable que eso le haya afectado también en su ánimo. En todo caso, viene bien también recordar que en fechas tan cercanas como el Gran Premio de Gran Bretaña consiguió meter a su Williams entre los diez mejores de la Q3, la fase decisiva de la clasificación. Por tanto, no es una cuestión tanto de reivindicar que merezca su puesto en Fórmula 1 sino cuando menos darle el respeto que merece. Y precisamente el hecho de que sea un piloto que cumple los mínimos, nos lleva a la pregunta de que cómo es posible, que Williams deje de contar con el piloto que ha sido su principal finaciador estos años.

Desde que fuera adquirido el equipo a la familia Williams por parte del fondo de inversión Dorilton Capital, la empresa Sofina propiedad del padre de Latifi, ha sido el principal patrocinador del equipo, aportando a las arcas de la escudería una cantidad algo superior a los 15 millones de euros anuales. Cuando prescindes de semejante cantidad de dinero en un equipo cuyos coches no se caracterizan precisamente por ir forrados de publicidad, es razonable creer que hay algo importante detrás del asunto. Podemos pensar en un recambio con otro piloto que aporta aún más dinero, quizá también la llegada de un gran patrocinador o mejor aún, un comprador de la escudería. A fin de cuentas, ese es el fin último de Dorilton Capital como el de cualquier fondo de inversión: adecentar la casa, ponerle un lacito y sacar unas buenas plusvalías en su venta.

La opción Porsche

En éste último escenario, un nombre claramente nos viene claramente a la mente como es el de Porsche por múltiples motivos. En primer lugar, después de las calabazas a última hora por parte de Red Bull, al fabricante alemán sólo le quedan las opciones Aston Martin, McLaren y Williams. En segundo lugar, el alemán Jost Capito, el director actual de Williams, ha sido durante una buena época director de los programas deportivos del grupo Volkswagen, por lo que no es de extrañar, que como mínimo se hayan cruzado unas cuantas llamadas de teléfono entre Grove y Stuttgart.

Si Porsche decidiera ir por su cuenta, aparte de la fianza de 200 millones de euros, tendría que invertir una considerable fortuna en construir instalaciones y reclutar personal para estar listos para 2026 con el enorme hándicap de no tener la estructura rodada. Por todas estas cuestiones, la vía razonable es adquirir una de las franquicias existentes en la actualidad. En lo que respecta a McLaren y Aston Martin, aparte del precio seguramente más caro que el que podría pedir Dorilton por Williams, tienen el hándicap de ser fabricantes de deportivos de calle, que en mayor o menor medida son competencia directa de Porsche. Poniendo todos los condicionantes encima de la mesa, Williams es la opción más clara y razonable para ser adquirida por Porsche.

Es evidente que Dorilton, pedirá el oro y el moro conocedor de la necesidad de Porsche, pero es bueno también que la codicia tampoco les nuble la vista, porque un tren como el de Porsche no pasa todos los días, más bien sólo pasa una vez en la vida. Red Bull se arriesga mucho prescindiendo de Porsche fiándolo todo al regreso de Honda, pero Williams ese lujo simplemente no se lo puede permitir. Para Porsche además es que si quiere, no tendrá que pasar por el peaje de compartir nombre como le pasó en su día a BMW, o como le hubiera ocurrido de haber fructificado el acuerdo con Red Bull. Ya será una decisión del gigante alemán si le interesa o no capitalizar a nivel de marketing el glorioso pasado del equipo británico.

Lo que está claro, es que Nicholas Latifi lo va a tener francamente difícil para continuar en Fórmula 1, porque si Williams es capaz de prescindir de todo el dinero que aporta, difícilmente encuentre acomodo en otro equipo. La Fórmula 1 vive una fase de boom económico y este quizá sea el ejemplo más visible de los dilemas ‘de rico’ que vive la especialidad.

Han sido tres temporadas que Nicholas Latifi ha formado parte de Williams sin que pueda decirse que ha sido una asociación exitosa tanto para piloto como para equipo. Es cierto que el equipo de Grove es una triste sombra de lo que fue en sus días de gloria, pero es cierto también que el canadiense nunca ha conseguido brillar por encima de sus compañeros de equipo, primero con George Russell dos temporadas y Alex Albon en la presente. Sin embargo, suenan absolutamente desproporcionadas todas las críticas e incluso insultos que Latifi está recibiendo en las redes sociales una vez que se anunció su marcha.

Fórmula 1 Red Bull Honda
El redactor recomienda