Es noticia
Menú
La nueva vida de Kimi Raikkonen y la Nascar: ¿un anticipo del futuro de Fernando Alonso?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL FINLANDÉS VUELVE A COMPETIR

La nueva vida de Kimi Raikkonen y la Nascar: ¿un anticipo del futuro de Fernando Alonso?

El próximo domingo, el piloto finlandés efectuará su debut en la Copa NASCAR, la máxima especialidad estadounidense del automovilismo, en mítico circuito de Watkins Glen

Foto: Kimi Raikkonen en su despedida de la Fórmula 1. (EFE/Kamran Jebreili)
Kimi Raikkonen en su despedida de la Fórmula 1. (EFE/Kamran Jebreili)

La NASCAR es una competición que predominantemente se disputa en circuitos ovales, pero tiene tres pruebas al año dentro de su abultado calendario de 41 carreras, que se corre sobre circuitos ruteros similares a los trazados donde corre la Fórmula 1. En estas citas, es habitual que los equipos inviten a pilotos especialistas en este tipo de retos y sustituyan a sus estrellas habituales, con la esperanza de alcanzar un buen resultado. Este domingo, la serie americana visita Watkins Glen, un trazado que la F1 visitó con frecuencia en la década de los setenta y que por primera vez contará con dos expilotos del 'Gran Circo' en la parrilla: Kimi Raikkonen y Danill Kvyat.

Para Kimi Raikkonen de todos modos, esta no será su primera incursión en este tipo de competiciones, porque en 2011, en sus años sabáticos fuera de la Fórmula 1, ya participó en una carrera de la 'Xfinity Series' y otra en la categoría 'Truck', dos divisiones secundarias de la NASCAR, que son también enormemente populares y competidas en los Estados Unidos. Pero este fin de semana supondrá su debut en la categoría 'Cup', que es lo máximo que existe en deportes de motor en Norteamérica, por encima incluso del campeonato Indycar donde compite el español Álex Palou.

Un interés en atraer talento internacional

La NASCAR ha sido siempre una competición poderosísima en Estados Unidos, pero ha carecido del carácter internacional de la Indycar. En un mundo tan interconectado como el actual, parece lógico que el campeonato renuncie aparte de su americanidad y se abra al mundo. En este entorno es donde entra en juego la participación de Kimi Raikkonen con el equipo Trackhouse alineando un tercer coche para él dentro del 'Program 91'. Este programa consiste en generar una rotación de pilotos de élite de fuera del mundo de las carreras de stock cars americana y el campeón del mundo de Fórmula 1 en 2007 será el primer piloto en ocupar el asiento.

A principios de esta semana, Raikkonen realizó una prueba de aclimatación en el Circuito de Virginia, que aunque no es un autódromo que sea visitado por la NASCAR, su trazado tiene ciertas similitudes con el de Watkins Glen y es la mejor opción disponible para familiarizarse con su máquina. Hay que tener en cuenta, que la organización pone unas limitaciones muy estrictas en cuanto a los entrenamientos privados, que hace muy difícil la inmersión a pilotos ajenos a este tipo de competiciones como es el caso de Kimi.

En todo caso, para el finlandés no será un problema el rodar en un circuito similar a los que ha estado compitiendo toda su vida, cosa que sí que lo es, para muchos pilotos norteamericanos que no han conocido en su vida otra cosa que peraltes y curvas a izquierda. Será interesante ver que tal le va a 'Iceman', porque no es en absoluto descartable, que si le llega una buena oferta se planteará emigrar a Estados Unidos y participar en la división 'Top' de la NASCAR. A fin de cuentas, Raikkonen es un piloto muy del estilo de Fernando Alonso, de esos que están absolutamente 'envenenados' de las carreras y que, como decía Steve McQueen, todo lo que no sea correr, es simple tiempo de espera.

placeholder Así es el coche con el que competirá Kimi Raikkonen este fin de semana. (Trackhouse Racing)
Así es el coche con el que competirá Kimi Raikkonen este fin de semana. (Trackhouse Racing)

Sin referencias concretas

"No tenía nada que comparar, —explicó 'Iceman' tras su primer test—, pero fue muy bueno poder dar unas vueltas, aunque no sea exactamente lo que me encontraré el día de la carrera. Cuando haga los primeros entrenamientos oficiales, seguro que saldrá todo más fluido porque me falta experiencia con este coche". Para Kimi era su primer contacto con un coche de competición después de su última carrera en Fórmula 1 en el Gran Premio de Abu Dabi del año pasado. El piloto nórdico ha declarado que viene a disfrutar, pero también a competir y que, posteriormente, decidirá si vale la pena seguir o no con la aventura.

Lo bueno que tiene un campeonato como la NASCAR para los pilotos que han superado los cuarenta años, como es el caso de Kimi, es que físicamente es menos exigente que la Fórmula 1. Necesitas un buen fondo porque las carreras son muy largas y a veces con calor sofocante, pero no se precisa toda la musculación específica que exige la aerodinámica de los monoplazas actuales. Fernando Alonso admite que aunque se encuentra en buena forma para el objetivo concreto de un Gran Premio, ya no tiene el mismo cuerpo que cuando era un veinteañero, cuando era capaz de meterse en el cuerpo las palizas que hiciera falta sin resentirse. La NASCAR podría ser una opción para el asturiano de seguir compitiendo a muy alto nivel, si decide poner punto final a su carrera cuando finalice su contrato con Aston Martin dentro de tres temporadas.

Al igual que Raikkonen, Fernando disfruta conduciendo cualquier tipo de vehículo de competición y podría ser una buena idea dar un giro a su proyecto de la 'triple corona' y junto a sus victorias en Le Mans y Fórmula 1, intentar ganar las 500 millas de Daytona de NASCAR, en lugar de las de Indianápolis de Indycar. Este es un reto que ningún piloto ha conseguido jamás, porque por ejemplo, Mario Andretti ha ganado en Daytona, Indianápolis y Fórmula 1, pero no ganó nunca Le Mans. En el caso de Graham Hill, el británico ganó Le Mans, Fórmula 1 e Indianápolis, pero nunca participó en las 500 millas de Daytona de NASCAR.

La gran prueba americana

Indianápolis siempre fue la gran prueba americana del automovilismo a nivel internacional, pero las 'Daytona 500' de un tiempo a esta parte se erigieron como la carrera más grande del automovilismo estadounidense. Es uno de los eventos automovilísticos que más gente reúne del mundo, con asistencias que rondan los 400.000 espectadores. Según se hagan las cuentas, las 24 horas de LeMans y Daytona se disputan cada año el máximo galardón.

Fernando Alonso, picado por la curiosidad de ver como funcionaban los coches de la NASCAR, hace cuatro años propuso al siete veces campeón de la especialidad, Jimmie Johnson, que intercambiaran sus coches en el circuito de Baréin. El asturiano quedó impresionado por la potencia de los coches y tuvo ocasión de hablar largo y tendido con Johnson acerca de los pormenores de la competición. Este último no tenía duda que el piloto español tenía el talento para ir muy rápido sobre estos coches en las pistas ovaladas, pero seguramente le advirtió que aquí el talento y un buen coche no basta, pues se trata de un tipo de carreras, donde la experiencia y conocer todos los pequeños trucos de rodar en grupo resulta clave.

"Del deporte de motor, no me retiraré nunca, —admitía recientemente Fernando Alonso en una entrevista—, del deporte al máximo nivel me retiraré cuando vea que no me hace feliz. No sé cuánto seguiré en F1, y después de la Fórmula 1, hay otras categorías del motor que son menos exigentes" ¿Será la NASCAR esa categoría que escogiera el piloto asturiano para seguir haciendo historia? Seguro que sigue a su amigo Kimi por el televisor este fin de semana a ver que tal le va.

La NASCAR es una competición que predominantemente se disputa en circuitos ovales, pero tiene tres pruebas al año dentro de su abultado calendario de 41 carreras, que se corre sobre circuitos ruteros similares a los trazados donde corre la Fórmula 1. En estas citas, es habitual que los equipos inviten a pilotos especialistas en este tipo de retos y sustituyan a sus estrellas habituales, con la esperanza de alcanzar un buen resultado. Este domingo, la serie americana visita Watkins Glen, un trazado que la F1 visitó con frecuencia en la década de los setenta y que por primera vez contará con dos expilotos del 'Gran Circo' en la parrilla: Kimi Raikkonen y Danill Kvyat.

Kimi Raikkonen Fernando Alonso Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda