Es noticia
Menú
Carlos Sainz y Ferrari se juegan más de lo que parece bajo el calor del GP de Francia
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DUDAS SOBRE LA DECISIÓN EN SU MONOPLAZA

Carlos Sainz y Ferrari se juegan más de lo que parece bajo el calor del GP de Francia

La previsible penalización de Sainz y las condiciones ambientales de Paul Ricard representarán un gran desafío para Ferrari a pesar de su gran momento de forma

Foto: Sainz afrontará un fin de semana difícil, si como parece, penaliza por el motor de Austria (Scuderia Ferrari)
Sainz afrontará un fin de semana difícil, si como parece, penaliza por el motor de Austria (Scuderia Ferrari)

Ferrari, en primera y última posición de la parrilla de salida del Gran Premio de Francia. Envueltos equipos y pilotos en un fin de semana tórrido que amenaza nuevamente la fiabilidad del F1-75... ¿Podría ser un escenario de partida plausible para el Gran Premio de Francia? Cómo lo solventará Ferrari se antoja el gran desafío y aliciente en el Paul Ricard.

El equipo italiano ha logrado siete poles por cuatro de Red Bull hasta la mitad del campeonato. Si Charles Leclerc lograra la octava, muy posible, Carlos Sainz quizás salga en la última línea ante el ‘petardazo’ de su motor en Austria. De momento, el español no anticipaba el jueves la decisión que tomará Ferrari, si es que no estaba ya resuelta. Supondría un regalo que Ferrari no decidiera penalizarle ante la posición que le dejaba su abandono en Austria.

"Es posible que ocurra"

El impacto de la espectacular rotura de la unidad de potencia de Sainz tiene sus repercusiones en Paul Ricard. Además de los puntos perdidos pero regalados a Verstappen, que Sainz penalice restaría a Ferrari opciones estratégicas ante Red Bull. Una posible resurrección en esta pista de Mercedes, como se barrunta, podría ayudar al equipo italiano. Pero la avería de Austria echaba sal en la herida de la fragilidad de sus motores, cuyos problemas, ya avisó Binotto, no se resolverán pronto. No penalizar a Sainz pero usando un motor con kilometraje podría implicar mayores riesgos cuando se esperan 50 grados de asfalto. ¿Dejará solo Ferrari a Leclerc este fin de semana, y al español con exiguas opciones para el resto del campeonato?

"Aún (el tema del motor) está bajo evaluación, seguimos mirando todas las opciones disponibles. Tenemos también que ver cómo son los adelantamientos aquí y cómo funciona todo con el calor, los neumáticos... Al final tomaremos una decisión, pero obviamente es posible que ocurra", no confirmando, pero sí dejando la puerta abierta a que deba penalizar y salir desde el fondo de la parrilla. Para Sainz supondría descolgarse más si cabe de Leclerc si este lograra un buen resultado el domingo.

De aquí que la avería del Red Ring supusiera un gran contratiempo para Ferrari, pero más aún para el español a título personal. "Fue una gran lástima, porque estaba empezando a tener un buen ritmo tras mi primera victoria y después de haber peleado por la victoria en Canadá, y también por el triunfo en Austria. Sentía que mi año empezaba a ganar ritmo y, de repente, la avería en la unidad de potencia quebró esa inercia, y con las penalizaciones es como empezar un poco de cero. No ha sido una primera mitad de temporada fácil para mí, pero ahora empezaremos la segunda y espero que sea mucho mejor", explicaba Sainz este jueves.

Leclerc, optimista respecto al pasado

El pasado año, Ferrari vivió uno de sus peores fines de semana en el Paul Ricard, con ingenieros y pilotos desconcertados ante el inesperado bajón de los neumáticos. Este año, con un nuevo monoplaza y otro nivel competitivo, Charles Leclerc se muestra más optimista para mantener la racha de Ferrari en las últimas carreras. Tras la última, el propio Binotto reconocía que Red Bull y Ferrari están prácticamente al mismo nivel de competitividad con sus respectivos monoplazas.

“Hemos estado fuertes desde hace mucho tiempo, pero desafortunadamente hemos tenido muchos problemas, aunque tengo confianza de que podamos ser rápidos este fin de semana, se trata de juntar todo sin cometer errores”, explicaba un Leclerc confiado en el rendimiento de las últimas evoluciones en el F1-75 para igualar la velocidad punta de Red Bull (más con el DSR abierto) claves en las dos largas rectas del circuito francés. En el resto del trazado, los pilotos pueden confiar en las virtudes del F1-75 en tracción y adherencia en curva.

“Hemos sufrido aquí los dos últimos años con los neumáticos, pero este año son coches diferentes y distintas condiciones. Tendremos un cuidado particular con los neumáticos, y usaremos los libres para asegurarnos de que no tenemos los mismos problemas, pero estoy seguro de que seremos competitivos”. El simulador ha podido anticipar buenas sensaciones al monegasco, pero el calor puede marcar diferencias este fin de semana. Ferrari también probará un nuevo fondo plano en los libres, en principio para Charles Leclerc, mientras que Sainz utilizará el actual para llevar a cabo pruebas comparativas.

El calor podría ser el principal enemigo de Ferrari y su unidad de potencia italiana, como confirmaron las roturas de Montmeló, Bakú y el Red Bull Ring. “Las altas temperaturas que se esperan este fin de semana implican que asegurar cuidar la unidad de potencia y que los neumáticos estén a su más alto nivel es un desafío, que será un desafío” explica el responsable de aerodinámica del equipo italiano, Diego Tondi “utilizaremos un nivel medio-alto de refrigeración, con aperturas de las aberturas de ventilación en la parte superior de la carrocería, y también con tomas de frenos que maximicen la refrigeración de la llanta para evacuar calor de los neumáticos. Las características de la pista nos hubieran obligado a hacerlo igual, pero con las condiciones de calor que se esperan será incluso más exigente”.

Ferrari, en primera y última posición de la parrilla de salida del Gran Premio de Francia. Envueltos equipos y pilotos en un fin de semana tórrido que amenaza nuevamente la fiabilidad del F1-75... ¿Podría ser un escenario de partida plausible para el Gran Premio de Francia? Cómo lo solventará Ferrari se antoja el gran desafío y aliciente en el Paul Ricard.

Charles Leclerc Max Verstappen
El redactor recomienda