Es noticia
Menú
Alonso sube la apuesta en Silverstone: "Sentí que había que dar vueltas con mucho riesgo"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UN SEPTIMO QUE SUPO A POCO

Alonso sube la apuesta en Silverstone: "Sentí que había que dar vueltas con mucho riesgo"

Al final la jugada no salió bien, pero fue muy reconfortante ver tanto a Fernando Alonso como a Alpine muy audaces en la clasificación del Gran Premio de Gran Bretaña

Foto: Fernando Alonso bajo la lluvia en Silverstone. (Reuters/Peter Cziborra)
Fernando Alonso bajo la lluvia en Silverstone. (Reuters/Peter Cziborra)

Igual que hace apenas unas carreras criticamos al equipo Alpine por amarrateguis en el momento de la clasificación, hay que felicitarles cuando arriesgan de verdad, tal y como ocurrió en la fase final de la sesión clasificatoria del Gran Premio de Gran Bretaña. En unas condiciones similares a las de Canadá donde se la jugaron con el objetivo de ser los últimos en pasar bajo la bandera a cuadros, Fernando Alonso logró el bombazo de la segunda plaza. En Silverstone se quiso hacer algo parecido, pero las cosas no salieron bien. Lo importante es que se arriesgó. Aunque una séptima plaza esté por debajo de lo que se podía aspirar, los errores son más perdonables y comprensibles cuando buscas algo grande.

"Me he quedado con un sabor de boca un poco agridulce, -reconoció Fernando- porque pasamos la meta los primeros. Creo que lo calculamos un pelín mal, tenía que haber hecho quizá una vuelta despacio para poder tirar con todo al final, pero no tenía esa información y me quedé un poco sorprendido, pero bueno, es lo que hay. El problema al que se refería el piloto español es que por un malentendido con la radio se pasó la penúltima vuelta, el primero de todos y no el último como estaba previsto. Había un margen de tres segundos entre el acierto y el fallo, con el problema añadido de haber agotado la batería en ese penúltimo intento".

Bajo el agua todo son riesgos

En una sesión sobre mojado son muy habituales este tipo de situaciones, y, aunque Fernando lamentaba perder la oportunidad de dar la campanada de nuevo clasificando bajo el agua, al valorar la situación también se mostraba pragmático: “Como vimos en Canadá a veces clasificas demasiado bien y luego acabas la carrera en tu posición natural, así que bueno haber hecho cuarto o quinto tampoco hubiera cambiado mucho para mañana porque Russell o Hamilton, yo creo que van a ir más rápido en carrera, séptimo está bien”.

Es muy aventurado especular si se hubiera podido repetir en Silverstone la hazaña de Montreal, con el asturiano logrando la pole en lugar de Carlos Sainz, pero hay un dato muy relevante: cuando la pista estaba más crítica, Alonso rodó hasta ¡tres segundos!, más rápido que el resto de pilotos en la fase definitiva del Q3. No se arriesgó solo en el ‘timing’, sino también con los neumáticos y la carga de la gasolina, porque se salió a pista con usados y combustible para rodar y rodar, buscando dar la sorpresa en el último minuto.

placeholder Si la carera es en seco y no hay acontecimientos extraños, la posición en carrera estará por la zona de la septima plaza en parrilla (Reuters/Andre Boyers)
Si la carera es en seco y no hay acontecimientos extraños, la posición en carrera estará por la zona de la septima plaza en parrilla (Reuters/Andre Boyers)

En seco, retorno a la realidad

En todo caso, como bien dice el piloto de Alpine, su batalla no estará con Lewis Hamilton ni George Russell, quinto y octavo respectivamente, sino con Lando Norris que compartirá justo una posición por delante de él. El joven británico anunciaba que no se tomará la molestia de defenderse de George Russell viniendo de atrás, porque asume que el Mercedes está un escalón de superioridad que su coche. Sí dejó claro Norris que su principal motivación es una buena batalla con Alonso, que cree que puede ser épica. Un comentario que ha sido criticado en algunos sectores por lo 'selectivo' de su objetivo, pero con lectura desapasionada, tiene todo el sentido.

Así valoraba el asturiano sus opciones: “Diría que sí prefiero lluvia porque parece que somos más competitivo, quizá podríamos estar entre los cinco mejores, pero bueno, al final los que hemos entrado en Q3 hemos utilizado más juegos de neumáticos y si llueve mañana los que salen por detrás tienen algo de ventaja por contar con más juegos de neumáticos nuevos, así que para igualar un poco las cosas en seco estará bien también". "¡Y así no se moja la gente!”, apostilló sonriente el bicampeón mundial.

Foto: Nigel Mansell hizo de maestro de ceremonias para la primera pole de Sainz en la F1 (Fórmula 1)

Esteban Ocon no tuvo suerte, porque una perdida de potencia en la batería por estar aún muy fría le impidió pasar de la decimoquinta plaza, pero tanto los pilotos e ingenieros del equipo coincidían que las mejoras introducidas en el coche para esta carrera funcionaron. Preguntado precisamente por el inquietante ‘efecto rebote’ que el viernes se hizo tan visible, Alonso comentó: "Ayer (viernes) nos pilló un poco por sorpresa (el rebote) e hicimos varios cambios de ayer a hoy, y en la sesión de la mañana ya estaban solucionados los problemas, así que no deberíamos tener problemas para la carrera".

Hay una cierta inquietud con todas las piezas introducidas en el coche porque en los libres 3 los pontones laterales se resquebrajaban, quizás algo derivado de los duros bordillos de Silverstone y las vibraciones producidas por el ‘efecto rebote’, que como explicaba el asturiano, parecen resueltas. El coche responde bien tanto en mojado y seco y los datos demuestran haber dado un buen paso adelante con las actualizaciones. El problema es que los rivales directos también parecen haber mejorado sensiblemente, por lo que toca arriesgar. Donde sale el mejor Fernando Alonso.

Igual que hace apenas unas carreras criticamos al equipo Alpine por amarrateguis en el momento de la clasificación, hay que felicitarles cuando arriesgan de verdad, tal y como ocurrió en la fase final de la sesión clasificatoria del Gran Premio de Gran Bretaña. En unas condiciones similares a las de Canadá donde se la jugaron con el objetivo de ser los últimos en pasar bajo la bandera a cuadros, Fernando Alonso logró el bombazo de la segunda plaza. En Silverstone se quiso hacer algo parecido, pero las cosas no salieron bien. Lo importante es que se arriesgó. Aunque una séptima plaza esté por debajo de lo que se podía aspirar, los errores son más perdonables y comprensibles cuando buscas algo grande.

Fórmula 1 Fernando Alonso Silverstone
El redactor recomienda